Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 7 2005 81 Hoy se presenta el Plan Estratégico de Infraestructuras del Transporte, dotado con 241.000 millones de euros Jaime Montalvo pide al Gobierno y la oposición que tomen ejemplo del consenso de los agentes sociales Puntos de información catastral en los ayuntamientos Uno de los últimos proyectos de la Dirección General del Catastro es la apertura de puntos de información catrastral en ayuntamientos y diputaciones provinciales, que permitan a los ciudadanos obtener certificados catastrales sobre sus inmuebles de manera sencilla, gratuita y cercana Según explicó a ABC el director del Catastro, Jesús Miranda, se trata de que cualquier ciudadano que no disponga de internet en su domicilio, o de certificado de firma electrónica, pueda acceder a esta información sin tener que desplazarse a una delegación del Catastro. Otro de los proyectos de esta Dirección General, que depende del Ministerio de Economía, es la creación de un observatorio catastral del mercado inmobiliario, en el que se obtendrán datos de precios de las viviendas, con el máximo rigor científico según explicó Miranda. Industria no descarta vender por separado los astilleros civiles de Izar Entre las previsiones figuran nuevos ajustes laborales de las plantillas b Las factorías de Manises, Gi- jón, Sevilla y Sestao podrían venderse individualmente al sector privado para garantizar su continuidad ABC MADRID. La Gerencia del Sector Naval, entidad pública dependiente del Ministerio de Industria, no descarta que, al final, los cuatro astilleros que permanecen en Izar (Manises, Gijón, Sevilla y Sestao) se vendan de forma individualizada y que además sean necesarios más ajustes laborales que los ya realizados, informa Ep. En concreto, en un artículo del último número de la revista Economía Industrial el director de la Gerencia del Sector Naval, José Luis Cerezo, recuerda que los astilleros civiles de Izar se enfrentan a la necesidad de encontrar compradores privados para garantizar su continuidad. Tarea que puede resultar complicada si el proceso de privatización necesariamente tiene que llevarse a cabo vendiendo las cuatro plantas afectadas añade. Por eso, Cerezo apunta que no es descartable que haya que aceptar la venta individualizada de los centros productivos de los todavía astilleros públicos civiles. Es más, considera que también hay que tener en cuenta que entre las exigencias de los futuros compradores puede figurar la necesidad de llevar a cabo ajustes de plantilla adicionales para acercarse a los esquemas productivos de los astilleros privados, que les permitan asumir su gestión en condiciones de viabilidad en un mercado tan competitivo El plan laboral que se consensuó con los sindicatos ya ha supuesto una reducción de la plantilla de Izar del 38 El pasado 1 de abril se ejecutaron el 90 de las 3.983 prejubilaciones previstas en el expediente de regu- Enrique Martínez Robles G. CRUZ (51) y Cáceres (12) han introducido el polémico recargo en la cuota del IBI para viviendas desocupadas. En la capital madrileña, finalmente el consistorio municipal desistió de este proyecto. De todos modos, según explicó a ABC el director del Catastro, Jesús Miranda, este recargo no puede hacerse efectivo, porque, aunque la Ley lo permite, no se ha desarrollado el reglamento que fije las condiciones de qué se considera inmuebles desocupados. Lo que sí se ha aplicado ya en 2004 en 716 municipios es la bonificación prevista para las familias numerosas. Desde 1994, fecha en la que se puso en marcha el actual proceso de revisión catastral, se han actualizado los valores de los inmuebles de 2.842 municipios, todas las capitales de provincia y las grandes ciudades y los municipios de España. Pero hay todavía 4.744 pueblos cuyos valores se revisaron antes de 1993. lación de empleo (Ere) de Izar. El resto se llevarán a cabo gradualmente hasta el 31 de diciembre de 2006. El acuerdo marco lo descarta La posición del ente dependiente de Industria contrasta con la que defienden los sindicatos de Izar, que entienden que el acuerdo marco suscrito en diciembre con la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) impide que se pueda proceder a la venta de activos si no es con el acuerdo de las centrales sindicales y de forma global, quedando descartada la venta individualizada de las factorías según CC. OO. El propio presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, garantizó el pasado abril que, en línea con lo firmado con los sindicatos, las ofertas por los astilleros se aceptarán con el acuerdo de los representantes sindi- cales y no se aprobarán salidas individuales para cada astillero. El pasado 1 de abril, el consejo de administración de SEPI y la junta extraordinaria de Izar aprobaron la disolución del grupo, abriendo el plazo de liquidación de la sociedad de construcción naval. Desde ese momento, se inició también el periodo para la venta de los astilleros de Sevilla, Gijón, Sestao (Vizcaya) y Manises (Valencia) proceso que la SEPI espera tener muy avanzado y posiblemente concluido en menos de un año. Tres meses después de la liquidación de Izar, la comisión liquidadora responsable de la empresa todavía no ha elegido un asesor para llevar a cabo la privatización de estas plantas. Los cuatro astilleros que se privatizarán tienen en la actualidad carga de trabajo asegurada para este año, pero, sin embargo, los centros de Gijón y Sevilla no cuentan con contratos para futuros ejercicios. Tras haberse disuelto Izar, estas plantas ya no pueden acceder a nueva carga de trabajo. En su momento, Enrique Martínez Robles ya avanzó que, aunque no había comenzado el proceso de búsqueda activa de compradores para las plantas, varios grupos industriales y financieros se acercaron a SEPI para mostrarle su interés en adquirir todos o algunos de los activos de Izar. El holding público llevará a cabo la venta según los principios de transparencia y concurrencia, de forma pública y en condiciones de mercado, en línea con las exigencias de Bruselas, que controlará el proceso. Las factorías de Sevilla, Gijón, Sestao y Manises son las únicas que se mantienen integradas en Izar, tras la segregación del resto de las plantas (casi todas, astilleros militares) y que se creara una nueva sociedad (Navantia) para salvar de la disolución la parte del negocio de construcción naval que se considera rentable.