Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 7 2005 Sociedad 45 Por lo menos te permite tragar saliva MADRID. La Asociación Agata, de enfermas de cáncer de mama, defiende que se dispense cannabis a enfermos para paliar las náuseas producidas por la quimioterapia. No son fumetas sino pacientes adultas que afirman que la marihuana las ayuda. María Dolores Albert es una de estas mujeres y está segura que el cannabis no es la panacea, pero da más calidad de vida y te permite por lo menos poder comer algo, beber agua o tragar saliva No funciona en todas las quimioterapias y no todas las personas la necesitan por lo que queremos que sea un medicamento más, controlado por Sanidad y dispensado con recetas especiales como se hace con la morfina afirma. Juan García es un malagueño que tiene esclerosis múltiple. No puedo asegurar que sea la marihuana, pero desde que la tomo me encuentro mejor y tengo menos dolores dice Juan, que asegura que también le ayuda para controlar la incontinencia urinaria y los espasmos. En los bares de las Baleares donde no existen zonas diferenciadas no se puede fumar AP Pocos se dieron ayer por aludidos de la entrada en vigor de una legislación autonómica que restringe el tabaco en establecimientos hosteleros y el trabajo. Hoy será su prueba de fuego sin poder fumar en las empresas, excepto en las que tengan salas acondicionadas Holanda es siempre un referente en lo relativo a la marihuana. En septiembre de 2003, el Ministerio de Salud holandés aprobó la venta en las farmacias de cannabis con la única condición de presentar una receta médica. Ahora, el actual ministro, Hans Hoogervorst, se está planteando cambiar o poner fin a este programa debido a que el éxito registrado ha sido mínimo. El fracaso se achaca al alto precio al que se ha comercializado la marihuana recetada- -el doble que la que se vende en los locales conocidos como coffe shops -debido a los costes de su estandarización e impuestos. El otro referente mundial en el uso de cannabis con fines terapéuticos era hasta hace unas semanas EE. UU. pero la prohibición del Tribunal Supremo de su cultivo y uso limitado para fines medicinales ha cambiado el escenario del uso de la marihuana en ese país. En 1996, California ya dio a sus ciudadanos el derecho a obtener y usar cannabis con fines médicos y, desde entonces, otros diez Estados, algunos por referéndum, lo habían autorizado: Nevada, Oregón, Vermont, Washington. Alaska, Colorado, Hawai, Maine y Montana. Ahora, a iniciativa del Gobierno de George Bush, la máxima autoridad judicial norteamericana ha considerado este uso como delito. ¿Placer o necesidad? ¿propiedades paliativas o simplemente droga? son las dos caras de un debate que deben zanjar los investigadores demostrando si el cannabis puede aportar beneficios a determinados enfermos sin riesgos para su salud. De momento, hay dudas sobre si es pronto para llevar a cabo proyectos como el que se tiene previsto realizar en Cataluña. La ley antitabaco de Baleares nace de incógnito TEXTO: JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. De incógnito. Así entró en vigor ayer en las Islas Baleares la Ley sobre Drogodependencias y otras Adicciones, promovida por el Gobierno balear y conocida popularmente como ley antitabaco Sin embargo, el tabaco siguió humeando en los bares. Quizás porque un domingo de mediados de julio tal vez no sea la fecha más adecuada para empezar a aplicar una normativa, aunque su objetivo sea tan loable como defender los derechos de los no fumadores limitando los espacios donde se puede fumar. Ya fuera porque era un día festivo, o porque llovió durante buena parte de la mañana en algunos puntos del archipiélago y no había demasiado ambiente en muchas cafeterías y restaurantes, o simplemente por desconocimiento de la nueva normativa, o por confusión con la que pondrá en marcha el Ministerio de Sanidad en enero de 2006 con carácter más restrictivo, o incluso por una cierta apatía e indiferencia típicamente mediterráneas, lo cierto es que en las cafeterías, bares y restaurantes de Baleares convivían ayer de forma aun muy armónica y cívica fumadores y no fumadores, quienes tampoco parecían estar muy al tanto de las nuevas medidas que obligan a habilitar unas zonas específicas sólo para fumadores. Los responsables de algunas de las cafeterías más populares del centro de Palma de Mallorca hicieron ayer ¿Quiénes cederán en un banquete de boda, los fumadores o los no fumadores se cuestiona un restaurador una valoración muy positiva de la nueva ley, sin que ello fuera incompatible con el hecho de que no supieran de forma exacta cuándo entraba en vigor o con su creencia de que la podrían ir aplicando de forma gradual. En el extrarradio, el director del restaurante s Escorxador Álvaro Hernández, indicó que en su local no habría ningún problema para separar zonas de fumadores y no fumadores. Aún así, ironizó sobre qué ocurrirá en un futuro cuando en un restaurante se celebre una boda, una comunión o un bautizo: ¿Quiénes cederán, los fumadores o los no fumadores? ¿O acaso se celebrarán dos banquetes en el mismo local, pero en dos salas separadas, para que unos y otros se sientan a gusto? También mostró idéntico sentido del humor el encargado de la cafetería Can Pere Gri Alejandro Jiménez, quien dijo que la normativa le parecía muy bien, sobre todo porque él no fuma y los camareros sí. En cuanto a los bares y cafés situados en los pequeños municipios, el hecho de que la práctica totalidad de sus usuarios sean normalmente clientes habituales desde hace muchos años o que ocupen casi siempre las mismas mesas, facilitará a los propietarios la distribución de los espacios para fumadores y para no fumadores. Un empresario con mucha experiencia en la restauración en la capital balear, Juan Antonio Pons, se mostró, en cambio, más bien crítico con la nueva normativa autonómica, al considerar que a medio plazo puede repercutir en un descenso del número de clientes fumadores. Claro que a éstos siempre les quedará la opción de poder acudir a un pub o a una discoteca, en donde se podrá seguir fumando sin ningún tipo de limitación. Fuentes de la Consejería de Salud del Gobierno balear señalaron que el hecho de que ayer fuera un día festivo pudo haber influido en que hubiera dudas sobre la entrada en vigor de la ley. Esas dudas, consideran, deberían desaparecer a lo largo de esta semana. Y no será para menos porque a partir de hoy la nueva normativa empezará a aplicarse también en todos los centros de trabajo y en todos los edificios de las distintas Administraciones, en donde estará prohibido fumar en todas sus dependencias. Esta será su otra prueba de fuego, porque cuando los trabajadores lleguen a sus puestos ya no podrán encender ningún cigarrillo. Eso sí, si lo desean tendrán que irse a una sala especialmente acondicionada, si es que existe. Pero eso es otra historia.