Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 7 2005 Internacional 29 Israel aprueba el muro que parte en dos Jerusalén, su capital indivisible Más de 55.000 palestinos quedarán completamente aislados en su propia ciudad b La ANP califica la decisión de golpe mortal a la paz mientras denuncia la construcción de una mole de hormigón que separa a palestinos de palestinos, no de israelíes JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. El Gobierno de Israel tomó ayer una decisión histórica para el futuro del conflicto en Oriente Próximo al aprobar el trazado del muro que corta Jerusalén en dos y aísla dos barrios, el campo de refugiados de Shuafat y Kufr Aqab, del municipio al que pertenecen. Es decir, en contra de los criterios de su propia legislación, establecida por la Kneset (Parlamento) en 1980, Jerusalén deja de ser, a golpe de bloques de hormigón de 8 metros de alto, la capital eterna e indivisible del Estado de Israel. Elemento desde luego histórico para futuros procesos negociadores, teniendo en cuenta que los palestinos exigen que los barrios orientales de la ciudad cada día menos santa se conviertan en la capital de su futuro Estado soberano. La decisión del Ejecutivo, tomada no por azar, el mismo fin de semana que se conmemora el primer aniversario de la sentencia del Tribunal de La Haya contra el muro de Cisjordania, dejará aislados a 55.000 palestinos portadores de la documentación necesaria (las tarjetas de identidad azules) para ser considerados residentes permanentes en la ciudad. Sin embargo, a partir de septiembre, esos ciudadanos de pleno derecho tendrán que cruzar una de las doce puertas controladas por el Ejército y los servicios de seguridad interior israelíes, para poder ir a trabajar, al médico, a la universidad, al colegio, a rezar a la Explanada de las Mezquitas, los musulmanes; al Santo Sepulcro, los cristianos. Ariel Sharón ha ordenado a sus ministros que hagan todo lo posible para que dichos ciudadanos no vean mer- Una mujer palestina camina junto al muro en el barrio de Abu Dis en Jerusalén mados sus derechos y puedan beneficiarse de los servicios sociales y municipales, algo incompatible con la orden, también del jefe del Ejecutivo, también a sus ministros, de acelerar en lo posible los trabajos para que el cierre de Jerusalén sea una realidad y la ciudad quede menos expuesta a los terroristas suicidas palestinos. La ANP denunció la decisión del Gobierno hebreo nada más conocerla. Las palabras de Saeb Erekat, negociador jefe palestino, no dejaban lugar al optimismo al calificar la iniciativa de acto unilateral que determina por la fuerza de los hechos consumados el estatuto de Jerusalén, clave para cerrar en paz y justicia el conflicto y asegurar que de este modo, en contra de lo REUTERS que argumentan los israelíes, el trazado del muro en Jerusalén, con el que se asesta un golpe mortal a las esperanzas de paz, separa a palestinos de palestinos y no de israelíes Muchos de los que se sabrían afectados por el trazado del muro se han mudado a su lado bueno en los últimos meses para quedar aislados. Otro elemento a tener en cuenta en la guerra demográfica que se vive en la región desde hace años y que ha quedado una vez más oscurecida, en este caso, por la inminente evacuación israelí de Gaza, que no durará más de dos semanas, según anunció el número tres aunque dos del Gobierno, Ehud Olmert. Hace meses se habló de entre 6 y 8 semanas. Poco a poco, las cosas en su sitio.