Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 11 7 2005 Internacional 27 LAS CONSULTAS SOBRE LA CARTA MAGNA EUROPEA Después del sí en Luxemburgo, Juncker apela al resto de la Unión Europea a ratificar la Constitución El referéndum afirmativo abre una importante división política en el Gran Ducado b Los electores de uno de los más pequeños países de Europa han dado un balón de oxígeno al Tratado Constitucional con una holgada victoria en las urnas ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL LUXEMBURGO. El jefe del Gobierno luxemburgués Jean- Claude Juncker no podría ser supersticioso. El referéndum de ayer hace de su país el número 13 que ratifica el Tratado que establece la Constitución Europea, con lo que se alcanza la mayoría absoluta de países que han respaldado el proyecto. Y además, ha desactivado las alarmas sobre el contagio inevitable de la actitud antieuropea que habían despertado los rechazos de Francia y Holanda. Por más de trece puntos de diferencia (56,5 a favor frente a 43,4 en contra) los electores luxemburgueses decidieron ayer ratificar el tratado. Hacía falta coraje para decir que sí después de Francia y Holanda reconoció Juncker nada más conocer el resultado del referéndum, que espera que puedan influir en el debate de los demás países siendo consicente de que si Luxemburgo también hubiese dicho que no la crisis habría sido aun más grave para Europa. Aun más optimista, su ministro de Asuntos Exteriores, Jean Asserlborn, refutó a los que dicen que esto es como ponerle una inyección a un cadáver... Es verdad que Europa no está bien, pero es sólo un resfriado. Y hoy le hemos dado un buen vaso de miel con limón Jean- Claude Juncker charló con los periodistas mientras depositaba su voto ayer en la capital luxemburguesa entre los franceses. Por el contrario, no quiso compararse con el General De Gaulle ni con Jacques Chirac, por haber amenazado con dimitir como primer ministro de Luxemburgo si no era repaldado por los electores, porque no es De Gaulle quien quiere En cuanto a si el presidente francés hubiese tenido que dimitir después de haber sido desautorizado por sus electores, con su sorna habitual, Juncker dijo que se sentía feliz de ser el primer ministro de Luxemburgo, mejor dicho, de seguir siéndolo André Kremer, el representante de la campaña del no se puede dar por satisfecho por haber logrado recaudar un 43 por ciento de voto antisistema, contra la Europa neoliberal en el país que goza de la renta per cápita mas alta de la UE. Le echa la culpa de su derrota al discurso patriótico de Junker y al hecho de que una buena REUTERS El proceso debe seguir Juncker se cuidó mucho de dar la impresión de que pretende dar lecciones sobre lo que deben hacer los demás países que aún no se han pronunciado, pero se mostró abiertamente favorable a que no se detenga el mecanismo de ratificaciones. Luxemburgo ha dicho sí el proceso puede continuar y al final del camino veremos cuál es la situación de los países que hayan dicho no El luxemburgués citó el caso de los tratados de Maastrich (rechazado por Dinamarca) y de Niza (por Irlanda) que después acabaron entrando en vigor, para insistir en que el resultado de ayer constituye una pequeña luz en el horizonte y un poco de oxígeno para los que creen en el proyecto europeo Hasta Juncker reconoció que esperaba que la victoria del sí hubiera sido más ajustada de lo que ha resultado, y aunque tampoco haya sido una marejada de aprobaciones, el representante de uno de los países máspequeños de la UE no se privó de sacar a relucir el valor que tienen en este caso sus diminutas dimensiones frente a las de su vecino francés, y no se privó de jactarse de que la la victoria del sí aquí, había sido más ámplia que la del no Juncker dijo que recibió llamadas de colegas europeos para decirle que era la mejor noticia en meses parte de la población, la numerosa comunidad portuguesa a la que atribuye preferencias más sociales no ha podido votar. Juncker ha remarcado que el referéndum ha causado una división en la sociedad luxemburguesa cuyas consecuencias son difíciles de prever. Aunque sea un contagio por proximidad el mapa electoral del Gran Ducado era una alfombra de síes excepto en la franja fronteriza con Francia, donde el no ha ganado en todos los departamentos, y en algunos como el de Rumelange por una diferencia superior a la que ha tenido el sí a escala nacional. Barroso cree que no es suficiente para salvar el Tratado E. SERBETO LUXEMBURGO. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se felicitaba ayer con gran satisfacción por la victoria del sí en Luxemburgo, pero a renglón seguido insistía en que no le parece suficiente para cambiar la tendencia de las dos victorias del no Barroso dijo en su declaración oficial que después de los rechazos en Francia y en Holanda, el futuro de la Constitución es incierto por lo que insistía en su opinión de que hace falta iniciar una reflexión profunda sobre el porvenir y la finalidad de la Unión es decir, poner en práctica la iniciativa que él mismo diseñó y a la que le gusta llamar plan D de diálogo, debate y democracia Sin hacer mucho caso de lo que representa un resultado positivo en un país fundador, para Barroso, su iniciativa constitu- ye el único camino para que las instituciones políticas y la sociedad civil puedan comunicar más directamente y reconectar a los ciudadanos con el proyecto europeo y construir la democracia europea de mañana Faltaría más, el presidente de la Comisión promete que la voz de los luxemburgueses y de todos los ciudadanos europeos que han apoyado el proyecto constitucional debe y será escuchada en este debate que desea poner en marcha cuanto antes Después de la ratificación de Luxemburgo, los referéndum pendientes son los de la República Checa, Portugal, Dinamarca, Irlanda, Polonia y Reino Unido. Bélgica, Suecia, Estonia y Finlandia han optado por la vía parlamentaria, aunque la mayor parte de estos países han decidido poner en el congelador por ahora el proceso de ratificación.