Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 Espectáculos DOMINGO 10 7 2005 ABC ROCK Rod Stewart Concierto de Rod Stewart. Lugar: Palau Sant Jordi, Barcelona. Fecha: 8- VII- 05 METAFORMOSIS EN TIEMPO REAL DAVID MORÁN D EMPRESA DE AMBITO NACIONAL, CON FABRICACION PROPIA, OFRECE DISTRIBUCION EN EXCLUSIVA A NIVEL NACIONAL, POR PROVINCIAS. DISTRIBUCION EN FUNCIONAMIENTO ACTUALMENTE EN VARIAS PROVINCIAS CON GRAN ÉXITO Y GRANDES BENEFICIOS (A DEMOSTRAR) PRODUCTOS DE PRIMERA NECESIDAD, SIN COMPETENCIA EN EL MERCADO EN CALIDAD Y PRECIO. OTROS UNICOS. APOYO COMERCIAL CON PERSONAL ALTAMENTE CUALIFICADO DE NUESTRA EMPRESA, DESPLAZÁNDOSE AL LUGAR PARA LA APERTURA DEL NEGOCIO. INVERSION MÍNIMA: 12.000,00 EUROS (2.000.000 PTAS) NO ES NECESARIO NI ALMACEN NI REPARTO. BENEFICIOS DESDE EL PRIMER DIA EN FUNCIONAMIENTO. INTERESADOS TELEFONEAR. PREGUNTAR POR SR. ARELLANOAL N 948 780 656 (CENTRALITA) O ENVIAR FAX AL N 948 780 655 (INDICAR N TELEFONO DE CONTACTO) os mundos, dos estilos, un único intérprete. Siguiendo sus propias huellas, ésas que le han llevado de los pantalones de cuero al frac y del technicolor de Da Ya Think I m Sexy al blanco y negro de As Tears Go By Rod Stewart rizó el rizo en su regreso a Barcelona para, veinte años después de su última visita, ofrecer un concierto con dos caras y revindicarse al mismo tiempo como rockero de voz rota y crooner inmaculado. El guión, en principio, parecía la mar de simple: dos por el precio de uno con una primera parte engrasada a base de hits de rock y soul y, tras un cuarto de hora de intermedio, una segunda parte en la que el británico saca lustre a una selección de estándares norteamericanos. Otra cosa es que el frenesí felino de Forever Young aguante el tipo junto al sedoso envoltorio de Blue Moon pero, como se encargaban de recordar cada dos minutos las tres pantallas gigantes que flanqueaban el escenario, en esta gira el único protagonista es el propio Rod Stewart. Puede que las canciones sean de otros, pero él las ha hecho completamente suyas, y eso ya no hay nadie que se lo discuta. A estas alturas, lo mejor que puede ofrecer el británico es su propia voz y un repertorio al que las citas a Van Morrison, Tom Waits, The Temptations, Sam Cooke, Rogders Hart, Chuck Berry y Tim Hardin convierten en prácticamente insuperable, así que lo mejor es relajarse y dejarse guiar por tan animado jukebox de carne y hueso. Algunas estridencias sí que hubo, como el destrozo que una de las coristas hizo con el Proud Mary de Creeden- Rod Stewart, durante su concierto en Madrid ce Clearwater Revival o la sobredosis final de azúcar que provocó el baladón Sailing aunque, lo más absurdo de la noche fue, sin duda, la presencia de la hija de Stewart, quien cantó Bette Davies Eyes (Kim Carnes y Kids In America (Kim Wilde) mientras su padre se cambiaba por enésima vez de americana. Más acertado y brilante en una segunda parte a la que se sumó una orquesta de cuerda, el ex Faces paseó con naturalidad por What a Wonderful World exhumó por enésima vez el ro- JAVIER PRIETO mance escolar de Maggie May pidió prestadas unas gotas de ingenio a los hermanos Gershwin y ultimó su metamorfosis en tiempo real desapareciendo frente a un mar de mecheros. Al final, el británico se ajustó a la perfección a su papel de cantante versátil para reivindicar un presente que, curiosamente, remite a un pasado mucho más lejano de lo que aparenta. Aun así, no deja de tener su mérito manejar un repertorio de lujo y hacer creer al público que el protagonista es el intérprete. EXIGIMOS SERIEDAD POR FAVOR ABSTENERSE CURIOSOS CANCIÓN ESPAÑOLA Romance de valentía Voces: Martirio y Miguel Poveda. Guitarras flamencas: Raúl Rodríguez y Juan Chicuelo. Piano: Jesús Lavilla. Violín: Olvido Lanza. Contrabajo: Jordi Gaspar. Percusión: Antonio Coronel. Lugar: Teatro Español, 7- 07- 05 PAREJA FELIZ MANUEL RÍOS RUIZ la canción española, ¿siempre en crisis? le ha salido una pareja defensora y difusora con cierto tirón, la compuesta por la cancionista Martirio, tan singular y empeñada en revalidar su arte, y el joven cantaor catalán Miguel Poveda que, por ser sumamente artista de nacimiento, se ajusta al género como el guante a la mano. El resultado es un A espectáculo original, en el que algunos ven reverdecer los antiguos laureles de la zambra, el pasodoble y los aires romanceros acancionados. Y la verdad es que ellos se lo pasan en grande sobre las tablas con sus interpretaciones y el público aplaude con entusiasmo, incluso de repente salta entre los asistentes un ole auténticamente espontáneo y verídico. La función se inició con No me quieras tanto de Quintero, León y Quiroga, como tantas otras, canción con la que Martirio y Poveda, emparejados, ofrecieron la pauta de gran parte del programa. Y, a reglón seguido, él deleitó a la concurrencia con Limosna de amores Te lo juro yo Maldigo tus ojos verdes -recordando a La Paquera- y Vino amargo -evocando a Farina- por poner ejemplos de los temas más significativos de su primera intervención, junto a zambras caracoleras como Limosna de amores Después, Martirio aparece en escena y cantan al alimón Dime que me quieres A continuación, ella encantaría al respetable con Tú eres mi marío tan chispeante; Ojos verdes o con su sutil versión de Tatuaje uno de sus más notables logros, para volver al diálogo cancionero con La bien pagá Te he de querer mientras viva y Contigo Lógicamente, un buen número de las canciones han sido arregladas por Raúl Rodríguez y Jesús Lavilla, para adaptarlas al señalado diálogo, todo un reto y un riesgo, que salvan una y otra vez. Además, Martirio luce su repertorio de matices expresivos, mientras que Poveda deja constancia de su capacidad interpretativa, injertándole a las canciones en determinados pasajes su sabor de cantaor de fuste. Y ambos, teatralizando con verdadero araque los argumentos, se muestran artísticamente brillantes. De modo que enhorabuena y adelante con los faroles. Todo sea por el sobrevivir de la canción española.