Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 7 2005 Los domingos 67 Donde han entrado en la sociedad ha sido por la música, sobre todo la música rusa, húngara y española sociedad occidental. Pero donde están asentados es en las márgenes más literales de la sociedad: Muchos enclaves en Europa Central son peor que Soweto. Y aún hay quien se extraña de que algunos soliciten asilo aduce Djuric, hasta hace poco presidente de la Unión Internacional Romaní. he. Sólo ahora debaten en Alemania el levantamiento de un memorial de la tragedia. La primera ley antigitana se dictó en 1471, en Suiza, y recorrió las cortes, de España a Suecia. En vísperas de su Revolución, Francia pagaba 24 francos por cabeza gitana, viva o muerta, según Donald Kenrick. En Holanda y Dinamarca su caza se tuvo por deporte hasta el siglo XVIII. A los gremios artesanos y comerciantes les espantaba la competencia y el clero sospechaba de la quiromancia y de sus conversiones. En España, a parte su expulsión de las ciudades dictada por Isabel y Fernando en 1484, aciaga fue la redada de 1749 provocada por la reorganización territorial. el idioma y el tiempo que hace de su asentamiento: sólo en Rumanía hay 40 grupos y los sinti alemanes no se tratan con los roma del Este. Muchos perdieron la lengua y hablan húngaro, rumano, lenguas eslavas; en el Balcán los hay cristianos y musulmanes; algunos se hicieron incluso comunistas después de 1945, cuando el masivo intento de sedentarizarlos, lo que revela por su parte un importante esfuerzo de aclimatación. Kancheva, a su manera y con portada de Playboy y Járóka a la suya- -con una hija de un año y un doctorado en Londres- son modelos para una futura generación. Pero sólo tendremos políticos gitanos cuando haya también taxistas, peluqueras y contables gitanos advierte György Ligeti, de la Fundación Kurt Lewin. El instituto Gandhi de Pec (Hungría) tiene éxito con el experimento segregacionista de una escuela superior sólo para gitanos, dice János Bogdan: sin perturbaciones socioculturales los alumnos avanzan más deprisa. Donde han entrado en la sociedad ha sido por la música, sobre todo la música rusa, húngara y española, quizá la más endeudada por ser el flamenco su gran escaparate internacional. El experto Bernard Leblon cree que entre tanta persecución la música gitana encontró en Andalucía lo más cercano a un hogar. El ex presidente eslovaco Schuster cree que el conservatorio sería una vía gitana a la enseñanza superior, y en la sociedad mediática pocas esferas son más visibles que la de la música: en las últimas semanas nombres gitanos son ídolos entre sociedades tan adversas como la checa, la eslovaca y la húngara, tras ganar sus respectivos Operación Triunfo La gente ha visto que no son comeperros dice en Svinia Alex Musinka, coordinador de una ONG canadiense: El 90 por ciento del problema gitano está en la cabeza del payo Camino de una cumbre internacional sobre el pueblo romaní, que ha lanzado la Década de la Integración, el millonario filántropo Georges Soros dice: Es la gran deuda de Europa Ignorancia y prejuicios Antes de acabar con los gitanos, los gobiernos acabaron con la verdad sobre los gitanos, escribe Dragoljub Ackovic en Escucha, pueblo Ignorancia y prejuicio oculta a los roma (la gente) a los ojos de los gadje civil en hindi, frente a militar) en lo que tiene parte un propio ensimismamiento a veces casi xenófobo hacia los gadje o payos, que son el mal o merrimah Un mecanismo de autodefensa para el pueblo europeo más perseguido, con los judíos, y segundo objeto de exterminio del III Reich. Aunque éste sólo retomó una tradición de expulsión y aniquilación originada con la formación de los estados modernos, dice William Duna, que dirige la Society for the Preservation of Gypsy Music. El gitano fue el genocidio oculto según el activista checo Cenek Ruzicka, que batalla por un monumento en el campo de concentración de Lety (sur de Bohemia) Lamenta que a la prensa le mueva más la devolución de un cuadro de Klimt robado por los nazis que la tragedia de un pueblo que perdió a más de medio millón en el holocausto porrajmos el devorador) Miles ni llegaban a los campos, tiroteados por las policías locales en los caminos; sin registro alguno, se desvanecieron. En su discurso del Nobel, Elie Wiesel los llamó los olvidados del mundo Ni siquiera fueron mencionados en Nuremberg, nadie les pidió perdón. Ni ellos han pensado exigirlo, hasta ahora: A unos les enseñaron a no olvidar, a nosotros a no recordar explica el experto y representante europeo Nicolae Gheorg- Paro masivo Alejados de todo, sometidos hasta losaños 70 aprogramas deesterilización en Eslovaquia, forzados en los Países Checos a escuelas para retrasados sin salida, la falta de escolarización ha relegado a los gitanos al paro masivo- -quintuplican el paro medio y la población penal- pero sobre todo a no entender la sociedad en que viven lamenta la diputada Járóka. Pero las exigencias de Bruselas para el ingreso en la UE pueden haberse convertido en su mejor aliado. Así cayó el muro, levantado por los vecinos para separarse de ellos en Ustí nad Labem; en Macedonia tienen un teatro único, radios y dos canales de TV; en Hungría empieza a haber decenas de becados universitarios y están entrando en la Policía checa. Ahora se inicia la Década de los Gitanos, con el acento en la educación; pero la primeraopción política propia e importante, el partido Euroroma, acaba de fracasar en las elecciones búlgaras pese al tirón de su vicepresidenta, la modelo Yuliana Kancheva. La incorporación del Este ha multiplicado por dos la población gitana de la UE. Pero no ha variado su mínima representatividad política, pues acusan su división en clanes, lealtades, profesiones, El pueblo gitano no era vagabundo por genes, sino que se vio obliglado a serlo