Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 DOMINGO 10 7 2005 ABC Sociedad El Discovery se convierte en una reválida decisiva para misiones tripuladas de la NASA Tras dos años de parón por el desastre del Columbia llega la cuenta atrás en Cabo Cañaveral PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Ya colocado en la torre de lanzamiento 39 B de Cabo Cañaveral, la reanudación de las misiones tripuladas de la NASA depende de un ingenio construido hace veinte años con 2,5 millones de partes. Una máquina que para colocarse en órbita terres- tre debe ser propulsada con una vertiginosa explosión de más de ocho minutos y, para volver a casa, tiene que atravesar un espeluznante infierno de fricciones y altas temperaturas. Después de recibir dos años de exclusiva atención y mejoras, con una inversión que sobrepasa los mil millones de dólares, el Discovery aspira la próxima semana a lograr la vuelta de estadounidenses al espacio tras el parón forzado por el desastre del Columbia Esta anticipada y decisiva misión- -con una cuenta atrás que debería culminar en ausencia de contratiempos a las 9: 51 de la noche del miércoles (hora Tres métodos de reparación del revestimiento térmico El desastre del Columbia fue producido por daños en el revestimiento térmico de la nave. En la misión del Discovery y las siguientes se harán las primeras pruebas para que los astronautas puedan llegar a reparar en el espacio estos defectos estructurales de peligrosas consecuencias Método 1 de España) -supone una trascendental reválida para determinar si los restantes transbordadores Discovery Atlantis y Endeavour son suficientemente seguros para funcionar durante unos cuantos años más. Un kilometraje adicional que la Agencia Espacial de Estados Unidos necesita casi con desesperación hasta poder contar con un reemplazo adecuado y moderno, dentro de un ambicioso plan para resucitar gestas históricas del pasado en la exploración de nuestro remoto vecindario en el sistema solar. En una reciente asamblea con empleados de la NASA, el flamante nuevo A B C Para reparar pequeños desperfectos. Primero se limpia la zona Se utiliza una especie de brocha y un líquido espeso a modo de pintura rellenando el hueco Se suaviza la superficie obtenida Revestimiento térmico Nuevos sensores de daños en las alas Interior de la nave Observación de daños Al extremo del mástil se acoplará una extensión de 15 metros que llevará en su extremo una cámara de observación y sensores para comprobar el estado de las losetas de protección térmica sin tener que salir al exterior del transbordador Estructura de aluminio Estructura en panal Método 2 Estructura aislante A B C Pegada con silicona. Evita deformaciones en la estructura. También es impermeable y resistente al calor Losetas negras Resisten 1.275 o C. Fabricadas con Sílice de alta pureza Exterior Para zonas con grandes daños. Primero se limpia la zona Se insertan trozos de carbono en las grietas Posteriormente se fijan con tornillos expansores 1 2 3 Método 3 A B C Fuente: NASA Enciclopedia de Astronáutica