Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional ATENTADOS DE LONDRES LA CIUDAD LAME SUS HERIDAS DOMINGO 10 7 2005 ABC El tercer día tras la tragedia marcó ayer una inflexión patente entre unos ciudadanos que hasta ahora se habían mostrado exageradamente flemáticos. La muerte va atada a historias singulares que empiezan a conocerse y a generar congoja La angustia por los desaparecidos agrieta la flema londinense POR BLANCA TORQUEMADA. ENVIADA ESPECIAL LONDRES. Una flor depositada en una acera tiene la capacidad mágica de multiplicarse y, a medida que Londres despierta de esa mezcla de estupor y letargo de los últimos días, públicas demostraciones de dolor, indignación y rabia van brotando en los lugares castigados por las bombas. King s Cross, el populoso cruce del norte de la ciudad donde se abrazan la red del metro y la de los ferrocarriles, se ha convertido en el primer templo improvisado donde llorar el 7- J, a medida que se conocen más datos y se constatan más ausencias. A primera hora de la mañana empezó a cobrar cuerpo esta Atocha londinense, con la ofrenda de ramos de flores (la opción mayoritaria, por el momento) y la llama palpitante de algunas velas. Un tributo a las víctimas abocado a crecer imparablemente a lo largo de estos días, tras las vallas de un perímetro de seguridad custodiado por ceremoniosos bobbies El amplio despliegue de medios de comunicación atrapaba las impresiones de los viajeros, trolley a cuestas, y de los viandantes, aunque algunos londinenses eran los primeros sorprendidos al toparse con este altar de condolencias y solidaridad. La anciana señora Monroe preguntaba a los periodistas qué era aquello, y trataba inútilmente de una y otra ciudad están en el corazón de los muchísimos españoles desperdigados estos días a lo largo y ancho de la capital británica. Vírgenes y santos Otras palabras escritas, con afán de permanencia, exhortaban a no doblegarse o a estar cerca de los que más han perdido: ¿Creéis que nos derrotaréis? Dios os bendiga, no os olvidaremos Lisa, de Barnsbury, deja testimonio, de su puño y letra del orgullo de ser londinense Incluso imágenes de vírgenes y santos y algunos periódicos (básicamente los tabloides) completaban este bodegón del sufrimiento. El Sun de ayer, por ejemplo, con la imagen de dos desaparecidas, una cristiana y musulmana la otra, como ejemplo inútil del daño indiscriminado. Como si les importara a los asesinos (aquí ya los llaman los monstruos Otra página impresa lo tenía más claro, sin rodeos: Odian a los británicos Pero era en las sucias paredes de King s Cross y en la mampara de alguna parada de autobús adyacente donde empezaba ayer a reflejarse la herida más supurante, la de los desaparecidos, con ese latigazo en las entrañas de las fotografías subrayadas por llamamientos urgentes. La foto de Miriam Hayman la muestra pletórica, abraza- Madrid está con Londres era la tarjeta más legible desde lejos REUTERS La ansiedad de los más directamente afectados va aumentando debido al hermetismo de las autoridades leer, desde la distancia, los espontáneos mensajes de apoyo y consuelo arracimados en el suelo. Una de las tarjetas sí era más que legible desde lejos Madrid está con Londres como refrendo anímico de que las conexiones entre los atentados despiadados de