Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 10 7 2005 Nacional 21 Quintana postula un contrato entre iguales Galicia- Estado al estilo de Ibarretxe Las negociaciones PSOE- BNG se estancan en la reforma del Estatuto y la deuda histórica b La comisión negociadora intenta avanzar en la redacción de un texto único con las propuestas fundamentales de ambos partidos que espera cerrar antes del 18 de julio A. AYCART SANTIAGO. La reforma profunda del Estatuto de Autonomía planteada por el BNG y acogida con reticencias por los socialistas gallegos se configura como el principal escollo de las negociaciones para sustituir a Manuel Fraga al frente de la Xunta de Galicia. El nacionalista Anxo Quintana, que consiguió el viernes una primera victoria al aceptar el PSOE recoger el término nación elevó el diapasón de exigencias al hablar, siguiendo los pasos de Ibarretxe, de un contrato entre iguales entre Galicia y el Estado. El candidato del BNG a la vicepresidencia que quiere única del hipotético Gobierno de coalición- -el PSOE prefería nombrar dos vicepresidentes- -aprovechó la celebración ayer del Consello Nacional de su coalición para dar un paso más hacia adelante al propugnar un modelo que defina las relaciones de Galicia con el Estado en un contrato entre iguales basado en la cooperación, el equilibrio de poderes y la corresponsabilidad. La nueva reclamación se produce un día después de que los socialistas aceptaran la inclusión del término nación referido a Galicia en la reforma del estatuto de Autonomía de la Comunidad. La comisión negociadora de ambas formaciones avanzó el pasado viernes en una sesión maratoniana de más de seis horas en la redacción de un programa conjunto de Gobierno, pero quedaron pendientes varios flecos centrados precisamente en dos asuntos que el BNG considera fundamentales. El primero la propia reforma del Estatuto, que el candidato in péctore a sustituir a Manuel Fraga, Emilio Pérez Touriño, ya advirtió que no consideraba prioritaria. Oportunidad para el nacionalismo En su intervención ante el Consejo Nacional del BNG que analizaba ayer los resultados de las pasadas autonómicas, hubo escasas referencias al retroceso electoral experimentado por la coalición- -Quintana lanzó un mensaje de optimismo, al recordar que consiguieron más votos que en las generales- -que fueron sustituidas por la idea de que la derrota el PP abre un tiempo de oportunidades para el nacionalismo gallego, que lo aprovechará al cien por cien Con todo, su discurso se centró en el carácter prioritario de la reforma del Estatuto, al argumentar que rebajar esa pretensión supondría poner una Anxo Quintana en el Consejo Nacional del BNG vez más los intereses de Madrid por delante de los de Galicia Anxo Quintana interpretó que los electores no votaron por una reformita, sino por una modificación ambiciosa y lanzó un nuevo aviso a los socialistas al recor- EFE dar que es uno de los tres capítulos prioritarios para alcanzar un acuerdo. El fondo de un debate semántico El segundo es la deuda histórica que Quintana cifró en 21.000 millones de euros. Es otro de los flecos pendientes de la comisión negociadora, reducido el viernes a un debate semántico ante la intención socialista de rebajar el nivel de demandas al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En concreto, los negociadores del PSOE prefieren hablar del déficit que padece Galicia, para garantizar en un futuro contrato- programa con el Gobierno la colaboración para asegurar la convergencia económica de Galicia con las regiones más avanzadas. En cualquier caso, ambos partidos se mostraron ayer optimistas sobre la posibilidad de cerrar un acuerdo programático antes del 18 de julio, la fecha en que se constituirá el nuevo parlamento gallego a cuyo frente Anxo Quintana quiere situar a una mujer. Socialistas y nacionalistas también han dejado de lado hasta un momento posterior el debate sobre la asignación de carteras en el nuevo gabinete. Touriño exige a Fraga que se limite a la gestión de los asuntos ordinarios A. A. SANTIAGO. El secretario general de los socialistas gallegos, Emilio Pérez Touriño, exigió ayer de nuevo a Manuel Fraga que se abstenga de adoptar cualquier tipo de acuerdo o decisión que exceda de la gestión ordinaria de los asuntos públicos, durante su etapa de interinidad como presidente en funciones del ejecutivo autonómico. La advertencia del aspirante a dirigir un Gobierno de coalición con el BNG en la próxima legislatura, se produce después de que la Xunta de Galicia haya licitado en el último mes obras por valor de más de 360 millones de euros, según un comunicado del PSOE que cifra en 30 millones de euros el valor de las adjudicaciones realizadas entre el 1 y el 6 de julio. El candidato socialista a la presidencia de la Xunta envió una carta a Fraga en la que expresa su preocupación por la actuación que desborda los límites desarrollada en el último mes por el Gobierno en funciones, que asegura que está comprometiendo gravemente el futuro del nuevo Gobierno con decisiones como las adjudicaciones de radio y televisión digital.