Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 10 7 2005 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES DIÁLOGOS DE VODEVIL NO de los recursos escénicos más eficaces del vodevil consiste en que los protagonistas eviten la conversación cara a cara y, para entenderse, recurran a la intervención de un tercero que actúa como una pared de frontón. Dile a tu madre, le ordena el padre a su hija en presencia de su propia esposa, que esta noche no vendré a cenar. Pues dile a tu padre, le dice la madre aludida a su hija, convertida en un muñeco del pim pam pum, que yo tampoco vendré, que me voy a cenar a casa de tu tía. Es un buen recurso que, a poco que ayude el texto y contando con la destreza de los actores, funcionaba cuando el teatro era un gran espectáculo burgués, hijo de la palabra y M. MARTÍN tan distante de la ingenieFERRAND ría como del Ayuntamiento, la Autonomía y el Estado. Mariano Rajoy y Josep Piqué, que no dejan de ser hijos del clasicismo, manifiestan sus diferencias, algunas más hondas de lo que conviene a un partido de vocación nacional española, hablándose como en esos viejos vodeviles, tan divertidos, que evocaba más arriba. Así, entra Piqué en escena y, concentrando la mirada en un micrófono de la COPE, dice que Ángel Acebes y Eduardo Zaplana son antiguallas políticas, gentes del pasado, y que el PP necesita renovaciones profundas. Piqué, que está en su derecho de decir lo que piensa o, incluso, lo contrario, no siguió el procedimiento tradicional de la carta, el amistoso de la conversación o el formal de una reunión orgánica del partido. Se lo dijo a un micrófono como, para replicarle, hizo Rajoy. No voy a hacer cambios de personas aseguró como respuesta el líder del PP y, así, zanjar la cuestión sin mirar a los ojos de su interlocutor. Todo muy teatral y hasta divertido, de no ser porque tenemos que añadir el mal de no tener Oposición al ya establecido de no tener Gobierno, o de tenerlo solo para apariencias y saraos. El debate del nuevo estatuto catalán, que es lo que mantiene incómodo y díscolo a Piqué, el último en la fila del Parlament, es el germen de un nuevo problema o, si se prefiere, la edición corregida y aumentada de uno viejo. Ahí es donde destaca la firme lucidez de Alfonso Guerra que entiende, como entendía antes de Pascual Maragall y su tripartito, que cualquier exceso sobre los límites de la Constitución fragmentaría la soberanía popular del Estado Sería muy de agradecer, en aras de la coherencia, que la voz del PP, monopolística de la Oposición, sonara con la misma claridad que la del sevillano en cuestiones tan concretas y unívocas como esta. Y sin intermediarios. Es posible que el PP, con la que lleva encima, necesite un congreso extraordinario, o algo parecido, para poner en orden sus ideas, si le quedan, y establecer las prioridades que obligan a los suyos. Tienen que hablar entre ellos con un método más razonable que el de mandarse los mensajes a través de la radio, como han instaurado Rajoy y Piqué. Cuestión de estilo. ANDERSEN U N O han metido excesiva bulla en la Historia. Es el suyo un país pequeño, en una zona de climatología adversa. Sin grandes recursos naturales en su territorio, vivieron volcados al mar, como piratas o mercaderes o ambas cosas a la vez. Escribieron crónicas y epopeyas de saladores de arenques, pero el mundo conoció a sus héroes en obras ajenas. Los juglares franceses cantaron a su único paladín andante. El hijo de un guantero inglés se apropió de un episodio de violencia doméstica acaecido en una de sus cortes bárbaras, donde murió hasta el apuntador, para convertirlo en uno de los dos libros verdaderamente inmortales de la literatura secular (el otro es nuestro) En compensación, les endosó un olor a podrido injustamente proverbial. No tuvieron mejor suerte en los tiempos modernos. De sus dos escritores más renombrados, ambos de vida desgraciada, uno fue maltratado por Walt Disney; al otro lo difamaron Unamuno y Sartre. Su mejor escritora disgusta a la crítica de izquierda por baronesa y empresaria JON colonial. Fabrican queso azul y galletas JUARISTI de mantequilla. Cultivaron una raza canina desmesurada e inútil. Su principal monumento es una cursi escultura portuaria. La adicción popular a la monarquía les viene de antiguo, de gloriosas épocas en que la corona autóctona dominó extensas regiones pobladas de pingüinos, pero la actual casa reinante salió en el XIX de un disputado feudo fronterizo de nombre impronunciable, con ya cobrada fama de insolvencia, para regir sólo una leve península y una isla remota donde hasta la hierba tiene color de espada. Una política matrimonial habilísima y profusa le permitió, sin embargo, infiltrar dulces princesas rubias en todas las familias reales del continente europeo e islas adyacentes, cuyos miembros siguen celebrando siglo y medio después las extravagancias de un tatarabuelo que no visitó otros reinos porque no le alcanzaba el presupuesto para el billete del tren. Su capital no existe, o eso por lo menos se creía en la España del piojo verde. Lo que se contaba de ella era de- masiado perfecto y conmovedor para ser cierto: el Oriente al norte, como en las leyendas de los hiperbóreos. Cuando la conocí, me pareció una ciudad ordenada y aburrida y análoga murria había inspirado en Bertolt Brecht, que habló en su exilio de la quietud del Sund Nada similar a la mezcla de Andorra y Gomorra que turbaba las siestas de los horteras de playa, junto al botijo rezumante. Potras de Afrodita y otras lindezas de idéntica estofa llamaban los poetas neoclásicos de Zamora a las desprevenidas telefonistas luteranas que venían a pasar sus vacaciones en Almuñécar con un ejemplar del Viaje a España de su autor nacional en la mochila. No es de extrañar que no repitieran ni nos recomendaran y que nos pase de largo el centenario del pobre Hans Christian. Estamos más lejos que nunca. Los nazis los invadieron en 1940. Cuando el ocupante decretó que todos los judíos del país se cosieran en sus ropas la estrella amarilla, miles de ciudadanos arios en tropel, con su rey al frente, se echaron a la calle llevando el símbolo infamante en la solapa. Y pasearon, desafiantes y tranquilos, por las plazas de sus ciudades ordenadas y aburridas, de sus oscuras ciudades humilladas, machacadas por los Panzer y, no obstante, luminosas y libres. Tras el masivo asesinato en el metro de Londres, los terroristas islámicos han apuntado al pecho de cada uno de los estados cruzados conminándoles a sacar sus tropas de Irak, y toda Dinamarca, como entonces, se ha apresurado a responder a los asesinos con el vozarrón vikingo que reserva para estas ocasiones. Salam alikum, guerreros de Alá, hijos de la Gran Puta Babilónica. No vamos a retirar ni un cabo furriel. Venid cuando queráis. El nuestro es un país pequeño pero acogedor. Os prometemos dos pies perpetuos de tierra danesa por barba. Y es que estos piratas libertarios y monárquicos fabrican un queso azul que da la razón a Shakespeare y exportaron un perro imposible y creen que su Sirenita es la repera y que La Reina de las Nieves vale por el Quijote y hoy, como hace sesenta y cinco años, están salvando el honor de Europa. PALABRAS CRUZADAS Contra el terrorismo... ¿solos? ¿juntos? ¿cómo? CUIDADO CON EL CLOROFORMO VIENEN A POR NOSOTROS UIENES dicen que ya han sido atacados tres de los cuatro países de la foto de las Azores olvidan que el 11- S fue año y medio antes del vilipendiado retrato. Denunciar errores de la política exterior de Estados Unidos en este contexto equivale a justificar- -siquiera parcialmente- -las tres barbaries de NY, Londres y Madrid. Lo que les resulta inaceptable es nuestra sociedad libre, nuestro régimen de democracia en la que todos tienen cabida. En la que el islam y su culto son respetados mientras que en la gran mayoría de la comunidad islámica se rechaza la práctica libre de las confesiones cristianas- -y si de los bárbaros RAMÓN que actuaron en Londres dependiera, esPÉREZ- MAURA taría prohibida en el mundo entero- Tenemos que actuar juntos apoyándonos en quien fue atacado primero- -el orden de prioridades quedó marcado- -y tiene capacidad de respuesta- -lo ha demostrado- y ahora también en quien ha dado una lección de madurez al resto de Europa por su forma de reaccionar. Los Estados Unidos no quieren actuar solos. Fueron otros quienes les dejaron abandonados. Veamos ahora si esta bomba dirigida contra el G- 8- -también contra Chirac, Schröder y Putin- -hace reflexionar a algunos. España sigue en el punto de mira: vienen a por nosotros. L OS servicios británicos habían desactivado seis ataques de Al Qaida en el Reino Unido, además de otros atentados menores. El séptimo ha salido. Será difícil impedir nuevas voladuras. Difícil, pero no imposible. El cierre de filas ha de ser total. ¿Entre quiénes? entre todos los estados occidentales. Es imposible para un país defenderse solo. Uno de los más vulnerables es EE. UU. amenazado por el terrorismo, también por los errores de Bush. Sólo la calidad de los servicios, su formación y la firmeza de la conciencia ciudadana acabarán por dar cuenta del terror. Los expertos creen en la relación constante, veinticuatro horas al día, entre los organismos de seguridad. No DARÍO hay quedistraerse demasiado. Los entreteVALCÁRCEL nimientos mediáticos como el olímpico de Singapur son sobre todo negocios de constructores y vendedores, sólo después atención a la juventud y al espíritu de superación. Ojo a los cloroformos en un tiempo de grandes amenazas. La mezcla de banalidad y máxima violencia es explosiva. Los servicios británicos encontrarán a los autores de los atentados del jueves, podemos estar seguros. Pero no se trata de cazarlos (aunque también) sino de evitar matanzas futuras. El MI 5 y el MI 6 harán su trabajo, no hay duda. Entre tanto nosotros, simples ciudadanos, recordemos a Paul Ricoeur: por radical que pueda ser la maldad, no es tan profunda como la raíz de la bondad. Q ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate