Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 Los sábados de ABC SÁBADO 9 7 2005 ABC GENTE Alberto de Mónaco quiere casarse y lavarle la cara al Principado JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Matizado el puesto que tendrá Alexandre- -su hijo negro- -en su vida personal, sin llevar su apellido y alejado del palacio, Alberto II de Mónaco anuncia a paso de carga muchos cambios profundos. Su futuro matrimonio oficial, la dimisión fulminante de todo su equipo personal, grandes fiestas populares para celebrar su acceso al trono, mayor autonomía e independencia de Francia, y una consigna policial: limpiar Montecarlo de toda sospecha de complacencia hacia el blanqueo de capitales... El Príncipe Alberto comienza a matizar su nueva imagen con declaraciones al vespertino Le Monde y la cadena TF 1, desgranando los grandes principios de su reinado, que comenzará oficialmente la semana que viene, con unas ceremonias que él no desea calificar de corona- EFE El Museo del Traje de Madrid inauguró ayer la exposición Mujeres de moda con fotografías de autores europeos y americanos realizadas entre finales del siglo XIX y principios del XX. La muestra presenta el papel de la mujer modelo, la consolidación de la alta costura, el esplendor de la belle époque y la vinculación entre moda, cine y espectáculo, ejemplificada en la Dietrich ción ¡Ni hay corona ni me gusta ese lenguaje... Sentando el principio de que el pequeño Alexandre heredará la parte de patrimonio personal que le corresponda, cuando llegue su día, Alberto anuncia su futuro matrimonio: A mi ritmo. Cuando llegue el momento Mucho antes, el príncipe piensa poner orden en su corte, que él prefiere dirigir como una empresa ejerciendo de patrón Alberto ha pedido la dimisión completa de todos los miembros del equipo que trabaja en palacio. Tras la dimisión, formará un nuevo equipo. Su gobierno también sufrirá cambios, a otro ritmo, pero con un importante giro diplomático: el príncipe desea aumentar su autonomía e independencia de Francia La nueva imagen de Mónaco Montecarlo se pondrá en escena la semana que viene, en un tono muy diferente a la entronización de su padre, el Príncipe Rainiero, que fue coronado con mucho boato protocolario. Por vez primera en la historia, el nuevo príncipe reinante creció y tuvo sus primeros amigos entre los niños y adoles- centes de su pueblo. La semana que viene, las ceremonias de la entronización comenzarán a la manera tradicional. Misa en la Basílica Catedral. Recepciones en Palacio, con poca presencia internacional y abiertas a los notables de Mónaco y la región. Por la noche, novedad excepcional en la historia del protocolo: el príncipe, sus hermanas y toda su familia bajarán a pie hasta el puerto, donde se celebrará un gran baile popular. Son famosas las recepciones principescas. Por vez primera, el príncipe reinante y sus hermanas, las Princesas Carolina y Estefanía, abrirán un baile popular, ante el puerto. En otro plano, Alberto de Mónaco anuncia su compromiso personal en una batalla mucho más dura. El príncipe anuncia su decisión inquebrantable de combatir el blanqueo de capitales. El príncipe dice que sueña para su patria un nuevo destino. Alberto aspira a convertir Mónaco en un modelo político y moral en terrenos tan diversos como la ayuda humanitaria internacional, las nuevas tecnologías y la defensa planetaria del medio ambiente. Veremos. REUTERS Oliver Stone rodará la primera película americana de ficción sobre los atentados del 11- S, según la revista Variety Protagonizada por Nicholas Cage y producida por la Paramount, el largometraje narrará el rescate de dos policías de la autoridad portuaria de Nueva York sepultados entre los escombros del World Trade Center. El filme se encuentra en proceso de preproducción. ABC Roban unas sandalias de perlas y brillantes que pertenecieron a María Callas, la Divina Los zapatos fueron sustraídos el martes pasado de un escaparate de una céntrica tienda romana. El diseñador Emilio Pucci las creó para la soprano. La diva solía ponérselas, con un camisón amarillo de raso y seda- -también expuesto en la tienda- cuando volvía a casa tras las actuaciones. Alberto de Mónaco, durante una de las ediciones del Festival Internacional de Circo que se celebra en Montecarlo EPA