Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 7 2005 Los sábados de ABC 99 ÁNGEL NIETO Ex campeón mundial de 50 y 125 cc Son vehículos perfectos para empezar pero no están hechos para la calle La minimoto no es ningún juguete Ángel Nieto tiene claro que las minimotos son la herramienta perfecta en el proceso de fabricación de nuevos pilotos. Más conocido como el campeón del mundo 12+ 1, ecuación matemática que hace referencia a sus entorchados planetarios en la desaparecida categoría de 50 centímetros cúbicos y en la de 125, el zamorano advierte de que las motos de bolsillo no están hechas para la calle -Muchos pilotos han empezado con la minimoto. -Es cierto. Las minimotos son perfectas para arrancar, para empezar en este deporte. Son máquinas muy pequeñas, que te sirven para llegar arriba. -Parece que se han convertido ahora en una moda popular. -Depende, habrá casos, pero muchos se la han comprado a sus hijos pensando en el futuro. Además, los chavales se lo pasan genial con estas motos. ¿Lo recomienda? -Sí, lo aconsejo porque no hay ningún peligro si se toman las medidas de seguridad necesarias y se corre en los recintos adecuados. Hay que ser muy riguroso con ello. -Ya, pero mucha gente se cree que se trata de un juguete y se ven cada vez más por la calle. -No, no, la minimoto no es ningún juguete y eso no se puede hacer. Eso sí que es peligroso. Hay circuitos donde se puede ir a correr y es ahí donde se debe estar. En ningún caso se debe salir a la vía pública; es una moto muy pequeña que no está hecha para la calle. -La DGT medita prohibir su venta al advertir su cada vez mayor presencia en las calles. -No estoy de acuerdo con esa medida. Hay que concienciar a la gente para que vaya a las zonas acondicionadas para este tipo de deportes. Nada más. Los chavales se protegen las piernas con pedazos de tuberías envueltos en papel y sujetos con cinta aislante antes de empezar a correr MOTO AL DETALLE El fenómeno de las minimotos surgió en la zona de Levante, sobre todo en el área de Alicante. Un grupo de marroquíes comenzó con un negocio que rápidamente se extendió por todo el país. Precio: Oscila entre los 220 y los 350 euros, aunque en Internet ya se pueden encontrar por 170. Características: Se trata de réplicas casi exactas de las motos de verdad. Funcionan con gasolina, tienen un motor de dos tiempos y el arranque es manual. Su velocidad oscila entre los 50 y los 70 kilómetros por hora, aunque se puede trucar para llegar a los 90. Tienen 49 centímetros cúbicos y entre 2,5 y 3,5 caballos. Su capacidad de carga se sitúa en unos 110 kilos y pesa 19. Legislación: El gran problema de estos vehículos en miniatura es que no necesitan matricularse ni tampoco se exige el carné de conducir para llevarlas. Está prohibido circular con ellas por la calle o por cualquier vía pública. Juande se pone la chupa antes de montar han interpuesto multas de 300 euros por circular en vías públicas aclaran desde el Ayuntamiento. En San Sebastián también ha prosperado alguna que otra denuncia. Los agentes tuvieron que pedir a los minimoteros que circulen por las zonas peatonales a velocidad de peatón Las minimotos, que también pueden encontrarse en muchas jugueterías, presentan una gama muy heterogénea de compradores. Desde los niños de dos años cuyos padres les ven como a un futuro Valentino Rossi, hasta personas maduras que apuestan por la variedad y lo último Y luego están los amiguetes Un chaval de veinte años no se llevará la moto para andar sólo con ella, sino que viene la cuadrilla entera para que puedan correr juntos subraya Andoni Arrasate. Y añade: La pena es que no haya zonas acondicionadas; eso es lo que hay que pedir. Por eso se ve a la gente por ahí, sin casco ni nada, conduciendo por la vía pública. Y eso es intolerable ¿Los padres se empeñan en intentar convertir a sus hijos en otro Rossi o en otro Sete? -No deberían. Hay que dejarle al niño que decida. ¿Igual quiere ser ingeniero! ¿O futbolista! -Hay cuadrillas enteras que se compran minimotos para divertirse un poco. -Estoy en contra de eso. Es como si coges un palo de golf y te plantas en la Castellana para probar unos golpes. Hay motos que están diseñadas para la calle, pero no es el caso de las minimotos. Imagínate que Valentino Rossi se planta en el centro de Madrid y empieza a correr. Pues no. Estamos en el año 2005 y hay suficiente información como para saber lo que se puede y lo que no se puede hacer. ¿Dónde se practica el fútbol? En los campos de fútbol. ¿Dónde se juega el tenis? En las pistas de tenis. Esto es lo mismo. Lo que intento decir es que todo tiene su sitio.