Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 7 2005 Economía 83 Peter Hartz cede a las presiones y ofrece su dimisión por el caso Volkswagen El jefe de la compañía habla de una dimensión intolerable del escándalo de personal dice que no quiere hacer daño a la compañía, que ha ido revelando los detalles del caso de sobornos con cuentagotas GUSTAVO MORA. SERV. ESPECIAL BERLÍN. Peter Hartz, de 63 años, presentó ayer su dimisión. Al final, el jefe de personal más famoso de Alemania cedió a las presiones del escándalo de sobornos que afecta a varios de sus antiguos colaboradores más estrechos. Volkswagen hizo saber que Hartz ofreció su dimisión como forma de asumir la responsabilidad política por las irregularidades de sus colaboradores que se han ido revelando en las últimamente. Ahora, el consejo de supervisión de la compañía alemana tiene la última palabra. El jefe de Volkswagen, Bernd Pischetsrieder, señaló en un comunicado que en las pasadas semanas, el consorcio ha sido objeto de titulares negativos de una manera insoportable a consecuencia del comportamiento equivocado de algunos colegas Las especulaciones y acusaciones han alcanzado una dimensión tal que no es tolerable con vistas a la imagen de nuestra empresa, de nuestros productos y de nuestros trabajadores según señalaba el propio Pischetsrieder. Respecto a la dimisión de su compañero Peter Hartz, comentó: Respetamos la oferta del doctor Hartz de asumir la responsabilidad política por los acontecimientos y dimitir de su puesto de jefe de personal. Lo hace con intención de evitar daños para el consorcio que él mismo dirige. b El hasta ahora jefe Trabajo cree injusto que los prejubilados ganen más que los jubilados con 65 años b El director general del Instituto Nacional de la Seguridad Social, Fidel Ferreras, cree que el sistema, tal como está ahora, no tendrá problemas hasta 2017 ó 2020 MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO ENVIADA ESPECIAL SANTANDER. Fidel Ferreras, director general del Instituto Nacional de la Seguridad Social, reconoció ayer que es injusto que algunos trabajadores prejubilados cobren una pensión superior a la de los trabajadores que se jubilan a los 65 años, durante el encuentro La situación socioeconómica y laboral en España organizado por el CES en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Ferreras concretó que en lo que llevamos de año, se han registrado 110.780 altas de jubilación, con una pensión media de 858,40 euros al mes. Sin embargo, los datos muestran unas diferencias de difícil justificación social y económica Así, de las 110.780 altas de jubilación, 41.580 fueron prejubilados, y las 69.200 altas restantes de trabajadores que se jubilaron a los 65 años. Sin embargo, mientras la pensión media de un prejubilado asciende a 1.041 euros, la retribución mensual de un trabajador acogido a la jubilación ordinaria (65 años) se sitúa en los 748,69 euros. Y esta diferencia se viene produciendo desde hace años, acompañada además por un aumento de la litigiosidad en el acceso a la jubilación. Tras alertar sobre estas situaciones, Ferreras defendió la necesidad de seguir introduciendo cambios porque, sin llegar a ser catastrofista, el modelo de protección actual puede llegar a estar en crisis y se decantó por modificar las actuales fórmulas de acceso a las pensiones de jubilación que sean más equitativas y no tan contradictorias dando el mayor premio a los que más cotizan o a los que prolongan su vida laboral. Respecto a los 3.500 millones que el Consejo de Ministros aprobó ayer como dotación para el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, Ferreras declaró: Tal y como está actualmente el sistema no habrá problemas hasta 2017 ó 2020 y subrayó la viabilidad económica de dicho sistema, que lleva tiempo registrando menos altas de pensiones y más altas de cotizantes. No es un problema económico dijo, aunque alertó sobre el envejecimiento de la población y señaló que el mayor número de pensionistas y la mayor esperanza de vida se está atendiendo con los incrementos de la productividad, pero a partir de 2025 el mayor coste absorberá un crecimiento anual de no menos de un punto de productividad El dimitido Peter Hartz ha asumido su responsabilidad política en el escándalo En el periodo preelectoral que vive Alemania, la información sobre el escándalo de una empresa con un fuerte control estatal, en la que políticos, directivos y sindicalistas constituyen un sólido engranaje, ha llegado a los periódicos en cuentagotas. AFP Escándalo con tintes políticos Al principio, las acusaciones de creación de empresas fantasmas para obtener, mediante sobornos, pedidos de la propia VW afectaba sólo a colaboradores de Hartz. Entre ellos destaca el ex jefe de la filial checa Skoda, Helmuth Los directivos alemanes deberán publicar sus sueldos a partir de 2007 G. M. SERV. ESPECIAL BERLÍN. Los directivos de las empresas alemanas que cotizan en Bolsa deberán publicar hasta el más pequeño detalle de lo que ganan a partir de 2007. En su última sesión antes del receso veraniego, el Bundesrat, la Cámara territorial alemana, aprobó ayer esta ley del gobierno del canciller Gerhard Schröder con el voto de la oposición, que tiene allí mayoría. La norma afectará a un millar de sociedades anónimas alemanas, cuyos jefes deberán poner a disposición de quien quiera verlo el importe de sus sueldos, participaciones, pensiones y compensaciones. Las transgresiones de la ley se castigarán con multas de hasta 50.000 euros. No tendrán que acogerse a ella las empresas cuya asamblea general así lo decida por mayoría de dos tercios. Schuster, despedido de manera fulminante por la empresa e investigado por la Fiscalía bajo sospecha de prevaricación. El jefe del comité de empresa, Klaus Volkert, no tuvo que ser despedido porque se fue por su propio pie. Hace dos días, sin embargo, el diario Financial Times Deutschland aseguró que Hartz, como miembro de la dirección de la empresa automovilística, puso a disposición del comité de empresa un fondo exento de control para pagar a los sindicalistas unas dietas que en realidad eran viajes de lujo a Brasil, con visitas a prostíbulos incluidas. Con ese cheque en blanco Hartz pretendía ganarse el favor de los sindicalistas en una empresa con fuerte arraigo social. Duro golpe para el canciller Y es que a casi nadie se le escapan las conexciones existentes entre la grave situación económica que vive Alemania, la polémica Agenda 2010, y el talante socialdemócrata del propio Hartz. En el pasado, el hasta ahora responsable de personal de Volkswagen participó en importantes negociaciones laborales de la compañía automovilística. Pero hoy es más conocido por ser el impulsor y redactor de algunas de las reformas sociales más impopulares del gobierno de Gerhard Schroeder. El concepto Hartz IV es hoy en Alemania sinónimo de desmontaje del Estado social que muchos sindicatos ven en las reformas anunciadas por Schröder, quien siempre ha defendido a Hartz, y a quien conoce de sus tiempos de primer ministro de Baja Sajonia. Su dimisión es también un duro golpe para un canciller que pretende ser reelegido por unas reformas que son duras pero necesarias La norma se redactó como consecuencia de la negativa de varias empresas cotizadas a publicar voluntariamente los sueldos de sus jefes. El objetivo de la ley es fortalecer los derechos de control de los accionistas, para que puedan juzgar mejor si lo que los directivos perciben se corresponde con su rendimiento. Hasta ahora, estas empresas sólo están obligadas a publicar el importe total de lo que gana la dirección en conjunto. Así, será en febrero de 2007 cuando se conozca uno de los secretos mejor guardados de la economía alemana: el sueldo del jefe de DaimlerChrysler, Jürgen E. El año pasado, el ejecutivo que más dinero ganó en Alemania fue el presidente de Deutsche Bank, una de las empresas afectadas por la medida, pero que no han puesto pegas a publicar los sueldos.