Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Economía SÁBADO 9 7 2005 ABC VALORES OLÍMPICOS scribió Fernando González Urbaneja el jueves en la Tercera de ABC: No hacer los Juegos no es una crisis, más bien es una crisis que encierra una oportunidad: la de reorientar los esfuerzos a objetivos menos efímeros Yo iría, como imaginarán los lectores de nuestras Palabras Cruzadas de los viernes, más allá que mi viejo amigo Fernando y recomendaría disminuir el gasto público, pero no quiero abundar en ello sino subrayar que él lleva razón al recelar de la rentabilidad de esas inversiones. El problema del deporte, como el de tantas otras actividades, es su politización. El abanico de la misma es amC. RODRÍGUEZ plio, y existe una antiBRAUN gua experiencia de regímenes totalitarios que utilizaron el deporte como herramienta de propaganda, desde Hitler hasta la URSS y Cuba. Pero la politización olímpica también afecta a gobiernos democráticos, al representar una irresistible tentación para el gasto. Me apresuro a afrontar una réplica: Barcelona mejoró nítidamente en 1992. Verdad es, pero ¿eran necesarios los Juegos, esos Juegos; cómo estamos seguros de que no hubo despilfarro? Otro tanto cabría preguntar, con más fundamento acaso, del mismo año en Sevilla. Hay motivos, pues, para desconfiar de la austeridad con que nuestras autoridades- -esos socialistas de todos los partidos -habrían administrado Madrid 2012. Recuerdo que a raíz de la ceremonia inaugural de Atlanta proliferaron entre nosotros las apostillas desdeñosas comparándola con la mucho más bonita y espectacular celebrada en la Ciudad Condal. Pero nadie enfatizó una diferencia crucial: Atlanta no costó nada al contribuyente estadounidense. Editorializó esta semana el Wall Street Journal que Los Ángeles 1984, Atlanta 1996 y Sydney 2000 consiguieron por lo menos cuadrar sus cuentas, pero que aún pesan las pérdidas de Montreal 1976. Grecia gastó 13.000 millones de dólares para los Juegos del año pasado, y el presupuesto de China para 2008 suma 23.000 millones. El diario neoyorquino no castiga a Barcelona, pero la utiliza para lanzar una advertencia a Blair, señalando que, al revés que la ciudad española, Londres no necesita fabulosas inversiones para llamar la atención sobre su lugar en el mundo y activar su potencial turístico. Termina aconsejando contener la financiación pública hasta el mínimo, y dudando seriamente de que eso pueda ser así. Blair abrió el paraguas antes de que llueva y ya ha sugerido que el contribuyente británico deberá prepararse y poner su barba y su cartera a remojar. En fin, sea como fuere, y ya que hablamos de juegos, hablemos de Rodríguez Zapatero. Nuestro preclaro líder enumeró y aplaudió, antes del fracaso de Madrid, una larga serie de valores olímpicos: paz, cooperación, solidaridad... ¡y no mencionó la competencia! E El contrapacto al BBVA dice que ya hay un acuerdo para vender a Unipol La aseguradora lo niega y afirma que sigue la negociación sobre BNL b Medios financieros cuestio- nan la capacidad de Unipol para presentar una contraopa y creen que todo son presiones al BBVA para que suba su oferta ABC ROMA. El grupo de empresarios inmobiliarios que forman el llamado contrapacto de la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) podría haber alcanzado un principio de acuerdo para vender su participación del 27,49 a la aseguradora Unipol, que caso de concretarse la obligaría a lanzar una oferta pública de compra de acciones (opa) sobre la entidad romana, paralela a la presentada por el español BBVA, de acuerdo con fuentes financieras citadas por Efe. Sin embargo y según un comunicado difundido ayer tarde por Unipol, la situación no ha sufrido cambios sustanciales en las últimas horas, a pesar de que el diálogo con el contrapacto es fluido. La aseguradora niega igualmente haber alcanzado ningún tipo de acuerdo con el citado grupo de empresarios y recuerda las tres posibles opciones que se encuentran encima de la mesa: aceptar la oferta propuesta por el BBVA, incrementar su participación en BNL o mantener ésta en los niveles actuales. El posible principio de acuerdo, según confirmaron a medios italianos fuentes del contrapacto que lidera el constructor Francesco Gaetano Caltagirone, se basa en un precio por acción en torno a 2,70 euros y podría cerrarse el próximo lunes, día en que está previsto celebrar una reunión. En un encuentro bilateral cele- Francisco González brado el pasado jueves en Roma, Unipol ofreció 2,60 euros por título, mientras que los empresarios inmobiliarios que forman parte del grupo de accionistas de la BNL enfrentado al BBVA solicitaban entre 2,75 y 2,90 euros. De momento no se conocen con exactitud los detalles técnicos de la operación, aunque la hipótesis más probable, según informan fuentes financieras, es que todo el paquete del 27,49 en manos del contrapacto lo adquiera Unipol, junto con el Banco Popolare de Emilia Romagna, Carige y Popolare de Vicenza. Estas entidades financieras acompañarían a la aseguradora que preside Giovanni Consorte en la opa obligatoria al rebasar el 30 establecido por la ley, ya que la aseguradora posee ahora el 9,9 de la BNL y ha solicitado llegar al 14,9 (que tiene comprome- tido en opciones) Algunos analistas apuntaron ayer que, con este escenario, la entidad financiera española estaría obligada a mover ficha y para mantener sus posibilidades de hacerse con la BNL a relanzar su oferta (que acaba el 22 de julio) fijada en un intercambio de una acción propia por cinco del banco romano, a un precio de 2,52 euros. El BBVA sigue con atención todos estos movimientos que pueden ser decisivos para su intento de compra de la BNL, que gestiona, con el 14,75 mediante un pacto de gobierno con la aseguradora Generali (8,72 y el empresario local Diego Della Valle (4,99) La llave la siguen teniendo en buena medida sus rivales del contrapacto un grupo de empresarios inmobiliarios, entre ellos Stefano Ricucci (4,99 Danilo Coppola (4,92 Giuseppe Statuto (4,90) y el propio Caltagirone (4,96 muy beligerantes desde que el BBVA anunció la opa. El banco que preside Francisco González está a la espera de que el Banco de Italia le autorice a subir hasta el 30 del capital, como pidió el pasado 16 de junio- -antes de que comenzará el periodo de vigencia de la opa- y a que le aclare si para dar por buena la oferta bastaría con superar el citado porcentaje. En última instancia y si finalmente tuviera que desprenderse del 14,75 que controla en BNL, obtendría unos ingresos de 1.200 millones de euros. Las acciones de la BNL cerraron ayer a 2,698 euros por título, un precio similar al que Unipol estaría dispuesta a pagar por las acciones que poseen los miembros del contrapacto La UE autoriza negociar un acuerdo pesquero con Marruecos P. CERVILLA MADRID. La Unión Europea ya ha iniciado la tramitación formal para poder comenzar unas nuevas conversaciones con Marruecos, con el objetivo de alcanzar un acuerdo pesquero. Las anteriores conversaciones quedaron interrumpidas en 2001, cuando no fue posible cerrar con el país alauita un acuerdo como el que finalizó en 1999. Aunque será el consejo de ministros de Pesca del próximo día 18 de julio quien dará el pistoletazo de salida, ayer, el Comité de Representantes Permanentes (Coreper) integrado por los embajadores de los Estados miembros ante la UE alcanzó un consenso sobre las pautas que la Comisión Europea tendrá que seguir en sus conversaciones con Rabat. Esta directiva de negociación, que abre la puerta a nuevos contactos ha necesitado algunos ajustes técnicos informa Efe, una vez que Francia ha levantado las reservas que mantenía en anteriores discusiones. La apertura formal de las negociaciones ha venido precedida de una serie de contactos informales, en los que se han explorado las po- sibilidades de pesca existentes en el caladero marroquí. Estas posibilidades han sido cuestionadas por el sector pesquero español, ya que Marruecos sólo dejará pescar a los barcos artesanales, una flota menor con base, principalmente, en Andalucía. Por el contrario, no dejará acceder a sus aguas a la flota cefalopodera, que faena en el caladero más rico y el que más posibilidades ofrece. Este posible acuerdo, según aseguró en su día el sector pesquero español, permite faenar en zonas donde los propios técnicos marroquíes han acreditado que no hay posibilidades. Por ello, no tienen grandes esperanzas en que el nuevo acuerdo permita a gran parte de la flota española, que lo hacía antes de 1999, volver a acceder a este caladero.