Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 7 2005 Espectáculos 63 FLAMENCO Sueños de ida y vuelta Guitarra: Serranito y su grupo. Orquesta: Camerata Romeu. Lugar: Patio Central de Conde Duque. Madrid. Fecha: 6- 06- 05 JAZZ Veranos de la Villa Concierto de Bela Fleck (banjo) Jean- Luc Ponty (violín) y Stanley Clarke (contrabajo) Lugar: Conde Duque. SERRANITO, RENOVARSE O MORIR MANUEL RÍOS RUIZ SUGERENTE BORRADOR IGNACIO ABAD D ecir que Víctor Monje, Serranito, es uno de los más significativos guitarristas de flamenco desde hace cincuenta y tantos años, no es descubrir ningún mediterráneo, pero sí reafirmar una realidad contundente, un hecho indiscutible, teniendo que añadir que su labor en pro del género ha sido importantísima, partiendo de la etapa de revalorización hasta este momento de cierto cénit. Además, Serranito ha tenido la cualidad de asumir el adagio que dice renovarse o morir por lo que continuamente ha ido estableciendo retos en su arte, mientras lo paseaba por el mundo entero de triunfo en triunfo. Ahora se ha planteado con el espectáculo Sueños de ida y vuelta una ensambladura musical de mucho atractivo y de nada fácil solución, basada primordialmente en los estilos de ascendencia hispanoamericana, con la colaboración de un amplio elenco flamenco y la orquesta de cuerda femenina y cubana Camerata Romeu. Y, aunque por nuestra parte nos quedemos con su soleá Paseando por Triana con su Zapateado con las alegrías Como un sueño y con su ligazón de aires Agua, fuego, tierra, aire que cerraría la función y cierra su disco Ecos del Guadalquivir no podemos dejar de destacar en el citado ensamble las dos guajiras interpretadas en la fusión. La primera más clásica- -de Jorge González Allué- -y la segunda flamenquísima y de su firma. Sin olvidar Mi niña quería volar una rumba suya de verdadera enjundia rítmica. También hay que resaltar la emotiva versión de Angelitos negros rematada por bulerías en la voz de Eva Durán. Fue el tema que el público aplaudió con mayor espontaneidad y fuerza. Otro aliciente del programa los constituyen las piezas que la Camerata Romeu interpreta en solitario, especialmente la titulada Camerata en Guaguancó -de Guido LópezGavilán- -y la soleabulería a cargo del joven bailaor Ángel Muñoz, que es sin lugar a dudas un artista en crecimiento. Esperemos que Sueños de ida y vuelta alcance una mayor consecución de sus propósitos artísticos, conforme vaya siendo interpretado. Y realmente nos gustaría presenciarlo en un escenario más adecuado a sus características, en un gran teatro como el Real, por ejemplo. Su lucimiento sería seguramente mucho más espléndido. U Morgan Freeman, en Sun Valley el pasado miércoles AP Morgan Freeman se alía con Intel para distribuir películas de estreno por internet Vamos a conseguir que sea más fácil y barato comprar las películas que piratearlas dice el actor b El fabricante de microchips Intel, dedicado a la estrategia del home theather ha encontrado en el actor un aliado para dar un empujón a la industria del cine en internet MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. El ambicioso plan de la compañía que han creado juntos Intel y Freeman, Click Start Inc no se conforma con vender cine por internet, como hace ya otra empresa llamada Movielink Su objetivo es llevar las películas a todos los hogares antes incluso de que lleguen al videoclub. Vivo en una ciudad muy pequeña de Mississippi. Para ver una película recién estrenada tengo que conducir por lo menos dos horas a toda velocidad. Para mí y para muchos consumidores este servicio será como caído del cielo declaró a The New York Times Morgan Freeman. La noticia se difundió rápidamente por el mundo de los blogs, que ve el proyecto con escepticismo. A ver cómo convencen a Hollywood para que les pase las películas se preguntaban ayer los cibernautas. La portavoz de Intel, Kari Scoog, explicó a ABC que la empresa es muy consciente de que Hollywood no nos va a confiar sus películas a no ser que podamos asegurarles la protección de los contenidos Esa es la parte que corresponde a Intel, que lleva ya siete años traba- jando con la productora de Freeman, Revelations Entertainment. Scoog subraya que ya existe la tecnología que permite bajar de internet una película y, mediante una frecuencia inalámbrica como la que proporciona un airport pasarla al televisor o a un DVD portátil para que el cliente la vea. Los mecanismos de seguridad que se instalen serán a gusto del fabricante, que puede acceder a que se traslade de aparato una vez o las que crea convenientes, como ocurre ahora con el cambio de región geográfica de los DVD. Este sistema se llama DTCP over IP (Digital Transmission Contens Protocol over an Internet Provider) Un visionario Scoog cree que el actor es un visionario interesado en evitar que la distribución de películas a través de la red tropiece con los problemas que encontró la industria musical con Napster, por lo que hay que adelantarse a las versiones piratas dando una mejor protección. Queremos asegurarnos de que la gente que cree estos contenidos cobre por ello Hasta ahora, experiencias como la de Movilink, donde el precio de una película de 2004 es de 5 dólares, ha tenido poco éxito al ofrecer escaso reportorio y de poca calidad. Click Start quiere empezar por distribuir las películas antes de que salgan en DVD y algunas incluso el día de su inauguración en las salas. Vamos a conseguir que a la gente le resulte más fácil y más barato comprar las películas que piratearlas prometió el actor. no va a ver este concierto con la convicción de que los tres protagonistas de la reunión van a entenderse en el común territorio del circo instrumental. Tiempo después, sin embargo, la impresión es bastante diferente. No es extraño; entre el arranque y la conclusión de esta comparecencia, resulta que se ha disfrutado de un repertorio que dispone de excelentes arreglos, está muy bien concebido y, como se suponía, está interpretado con un alto nivel de virtuosismo que nunca molesta. Sobra en la propuesta, tal vez, el contrabajista Stan Clarke, aunque, sobre el papel- -desaparecido Jaco Pastorius- era lógico que estuviese. Y es que, si Jean Luc Ponty tiene una importancia similar a la de Charlie Christian y Jimmy Smith, electrificando su violín, Stanley Clarke- -aunque ahora haya regresado al contrabajo acústico- -está también en el origen de la revolución de su instrumento enchufado a la red. Bela Fleck, el más joven de todos, se reserva el diente del león en esta asociación: hacer historia en el tiempo presente, utilizando un instrumento que, como el banjo, estaba relegado en los primeros años del jazz al papel secundario que le asignaba la sección rítmica. Dicho esto, el modelo de intercomunicación en diálogos entre estos tres hombres funciona a la perfección. Y, lo que es mejor, es igualmente diáfano en el lucimiento de los solos. La música escuchada es aventurera y vistosa, con lo cual se garantiza que lo que está sucediendo en la escena no había sucedido nunca antes. Jean- Luc Ponty aparece en cada una de las citas como el violinista de afinación más exquisita del jazz contemporáneo, y Stan Clarke pellizca las cuerdas de su contrabajo con una atención encomiable. En cuanto a Bela Fleck, decir que es evidente que pertenece a una cultura que hace que la música cambie; un cambio, sin embargo, que no afecta a uno de los axiomas esenciales del jazz: que no hay ritmo sin aliento. Todo ello permanece y afianza sus concepciones, especialmente cuando, en el espacio en solitario que desarrolla, salta desde el bluegrass al bebop, de éste a una sonata de Vivaldi, y del músico veneciano al country. Estoy convencido de que el sugerente borrador sonoro que representan estos conciertos se harán prontamente vibrante realidad palmaria en la grabación de algún disco.