Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 7 2005 59 Los directores de la RAE y el Cervantes aplauden la ley que llevará el español a las escuelas de Brasil El cantante uruguayo Jorge Drexler celebró una noche entre amigos en el Conde Duque MUERE MCBAIN, MAESTRO DE LOS MIL NOMBRES FERNANDO MARTÍNEZ LAÍNEZ Caballero Bonald: Hay que ser un desobediente, incluso con la tradición El poeta y novelista fue galardonado ayer con el Gabarrón de las Letras regresa a la poesía con Manual de infractores obra de plena madurez escrita en los últimos años, que editará Seix Barral en octubre ANTONIO ASTORGA MADRID. Dos muy buenas noticias convocó ayer José Manuel Caballero Bonald en estos días de tristeza convulsa. Por un lado, la concesión del premio Cristóbal Gabarrón de las Letras por el compromiso ético y humano de una obra ejemplar. Por otra parte, su eterno retorno a la poesía con la conclusión de Manual de infractores libro de plena madurez que pertenecerá a los lectores a partir de octubre. Caballero Bonald recibió la primera de las noticias en Sanlúcar de Barrameda. La segunda nos la facilitó él mientras soplaba el levante en su tierra poética gaditana. El Jurado del premio Gabarrón (que se reunió en Valladolid y estuvo integrado por Rosa Pereda, Ángel Sánchez Harguindey, Paz Ramos, Andrés Quintanilla y el subdirector de ABC, Santiago Castelo) destacó la ingente y profunda entrega a la literatura del escritor jerezano. Por su libertad interior y la decencia de su mensaje- -subrayó Santiago Castelo- por su extraordinaria carga ética, por su extensa e intensa obra, Caballero Bonald es un extraordinario novelista y un poeta con un compromiso admirable con la sociedad, merecedor del premio Gabarrón b El escritor jerezano E d McBain, seudónimo de Evan Hunter, seudónimo a su vez del verdadero nombre del escritor, de origen italiano, Salvatore A. Lombino, era uno de los grandes supervivientes míticos de la novela negra que aún se mantenía en pie hasta que un cáncer de laringe, a los 87 años, se lo ha llevado al otro mundo en Connecticut. Hay escritores que no se conforman con escribir unas cuantas novelas buenas, sino que ellos mismos se erigen en corriente literaria, en escuela, y aglutinan a su alrededor una literatura con sello propio. McBain era uno de ellos. Con muchos nombres distintos publicó más de cien novelas, como The Blackboard Jungle relatos cortos, obras teatrales y guiones de cine. El más famoso le sirvió a Alfred Hitchcock para llevar a la pantalla su mejor (es una opinión) película: Los pájaros Las estadísticas comerciales, que hacen y deshacen las famas de un escritor, dicen de McBain que vendió más de cien millones de libros. Es posible, pero McBain pasará a la historia de la literatura norteamericana y de la novela negra por su inolvidable serie sobre el Distrito Policial 87 en una ciudad imaginaria, Isola, que fácilmente puede ser identificada como Nueva York. McBain es el maestro del subgénero conocido como police procedural (investigación o procedimiento policial) que contempla el crimen y sus implicaciones desde los ojos de la policía, y no del delincuente, del detective privado o del testigo más o menos causal. Contra lo que algunos de sus colegas consideraban casi una herejía, los héroes de McBain son los maderos los polis de una simple comisaría de la gran jungla de asfalto, y se nos presentan como una especie de familia con sus disputas, manías y defectos, como ocurre en cualquier otra. Sus relaciones profesionales establecen los lazos de lealtad y afecto, y en cada caso, el lector participa de sus vidas y se convierte en un espectador privilegiado de la investigación, de un microcosmos de injusticia, droga, racismo y locura que retrata a buena parte de la sociedad norteamericana. La saga del Distrito 87 ha supuesto una mina inagotable para multitud de epígonos, continuadores e imitadores. Para todos los lectores y escritores de novela negra, ha muerto un maestro de verdad. Nos deja su estilo, y una obra tan abundante como para disfrutar media vida leyéndolo. Gracias McBain- Hunter- Lombino. El hombre de los mil nombres. El escritor, en la biblioteca de su casa madrileña de la infracción contra lo establecido, contra este orden universal con el que estoy en absoluto desa- cuerdo. La lucha de dos pensamientos: el crítico contra el único. Está escrita como la última voluntad, con ese carácter testamentario que tiene todo poema. El poeta es un infractor que pelea contra el orden universal Siempre buscando que la palabra signifique algo más de lo que significa en los diccionarios, donde las definiciones están dadas y de ahí no salen Caballero Bonald esculpe una dimensión nueva para la palabra: GONZALO CRUZ Constancia Un premio a la constancia. Así ve el galardón Caballero Bonald. A la constancia de una trayectoria envidiable de más de sesenta años. A la constancia de una obra que nunca siguió dictado alguno. A la constancia de la moral en la poesía, de la maestría en la novela, de la sabiduría en el ensayo y del torrente en el léxico. Estas cosas ya sólo le suceden a los viejos- -bromea el poeta- Mi trayectoria ha sido y es el ejercicio de la literatura durante más de medio siglo. Hace dos años le otorgaron el mismo premio a mi admirado Paco Ayala y lo celebré y me alegré muchísimo. Es un honor compartir un galardón así Tras un prolongado alejamiento, Caballero Bonald volvió a la poesía en 1997 con Diario de Argónida Se había perdido la fe en la poesía, en el tono, en el hábito de ponerse a escribir o de pensar. El maestro jerezano hace poesía mientras pasea, en los momentos más intempestivos. Pule, corrije. Y en eso ha estado en los últimos ocho años, con Manual de infractores que editará Seix Barral. Es la lucha la verdad poética. Hay que ser desobediente con todo. Incluso con la tradición- -dice- El poeta debe ser un desobediente respecto a las lecciones recibidas y a los hábitos heredados, a los modos, a las sectas. Yo siempre he procurado ser independiente y creo que lo he conseguido Confiesa que tiene desplazada la novela de sus predilecciones actuales. Pero si le seguimos tirando de la lengua, el poeta dice que ha leído algo actual de un escritor muy actual que no le ha subyugado. No delataremos al infractor El escritor español Isaac Rosa gana a los 31 años el Rómulo Gallegos de novela con El vano ayer ABC CARACAS. Isaac Rosa (Sevilla, 1974) con su obra El vano ayer ha sido el ganador del XIV premio internacional de novela Rómulo Gallegos, uno de los más importantes de Hispanoamérica, que Venezuela concede desde 1967 y que han obtenido, entre otros, Vargas Llosa, García Márquez y Carlos Fuentes. Rosa vivió gran parte de su vida en Extremadura; estudió periodismo y actualmente reside en Madrid. Sus libros abarcan la novela La malamemoria 2000) el teatro Adiós mu- chachos 1998) o el ensayo Kosovo. La coartada humanitaria 2001) La novela ganadora, El vano ayer publicada por Seix Barral, supera ya las cuatro ediciones y fue traducida al francés. Antes del Rómulo Gallegos, recibió el premio Ojo Crítico de Narrativa 2004, que otorga RNE. La trama está ambientada en la agitación universitaria de los años sesenta en España, en pleno franquismo. Rosa recibirá 100.000 dólares, una medalla de oro y un diploma, que le entregarán en Caracas el próximo 2 de agosto.