Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 9 7 2005 Sociedad 55 Salud Adicciones Neonatología Oncología La personalidad de los lúdopatas es similar a la de alcohólicos y fumadores Los adictos al juego tienen perfiles de personalidad similares a aquellos con trastornos adictivos asociados al alcohol, la marihuana y la nicotina. Un estudio de la Universidad de Missouri, que publica Archives of General Psychiatry señala que la intensidad de la dependencia al juego es la misma que a esas sustancias, con síntomas como el nerviosismo, preocupación, ira o agresividad. El óxido nítrico puede reducir los problemas de los bebés prematuros Oxígeno más óxido nítrico para los bebés prematuros. Esta formulación, aplicada por ventilación mecánica durante la primera semana, puede reducir hasta casi la mitad el número de niños con desarrollo mental anormal a la edad de dos años. Este criterio es la base de un estudio de la Universidad de Chicago que publica la última edición de New England Journal Detectan imprecisiones en la prueba para detectar el cáncer de próstata La prueba Antígeno prostático específico (PSA) uno de los métodos para detectar cáncer de próstata, puede tener imprecisiones que no aseguran que el paciente esté libre del tumor. El Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas ha publicado un artículo en JAMA en el que asegura que la PSA produce reacciones negativas y positivas falsas, sobre todo en las primeras etapas del cáncer. PREVENCIÓN CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA Los efectos de las altas temperaturas pueden agravarse con algunos fármacos Sanidad pide a los médicos revisar los medicamentos de pacientes en riesgo el síndrome de agotamiento- deshidratación y el golpe de calor, aumentar la temperatura corporal y disminuir la capacidad de reacción ABC MADRID. El mal uso de los medicamentos puede ser un agravante de los efectos de las altas temperaturas en la salud. Algunos, sometidos a un excesivo calor, cambian sus efectos, poniendo en riesgo la salud de los enfermos, al igual que se genera una mala conservación de los mismos. Por esta razón, el Ministerio de Sanidad ha recomendado a los facultativos que vigilen el estado general de los pacientes a la vez que les aconseja revisar la lista de fármacos que toman, identificar si pueden alterar la adaptación del organismo al calor y revaluar la necesidad de cada uno Los ciudadanos, principalmente ancianos y enfermos crónicos, deben consultar a su médico para, si es necesario, adaptar las dosis habituales a posibles interacciones de las altas temperaturas. b Pueden ampliar FIEBRE AMARILLA E Los pacientes deben consultar posibles interacciones con el calor Síndrome de agotamiento y golpe de calor: los medicamentos susceptibles de agravar estos síndromes provocados por el exceso de calor son los diuréticos (facilitando la pérdida de líquidos) antiinflamatorios no esteroideos (desde los salicilatos hasta los inhibidores de la COX- 2) inhibidores y antagonistas de la angiotensina MIGUEL MUÑIZ Niegan la eficacia de los suplementos de vitamina E para prevenir infartos VÍCTOR M. OSORIO MADRID. Los suplementos de vitamina E no previenen los ataques de corazón o el ictus, aunque podrían reducir en un 26 %l as muertes de origen cardiovascular en mujeres de más de 65 años. Esa es la conclusión a la que han llegado investigadores del Hospital de Mujeres de Brigham y de la Escuela de Medicina de Harvard (EE. UU. tras un estudio con casi cuarenta mil mujeres sanas (enfermeras) de 45 o más años entre 1992 y 2004. Los resultados se publican en la revista de la Asociación Medica Americana (JAMA) Los médicos dieron a la mitad de las mujeres 0,6 miligramos de vitamina E de origen natural (nueces, hortalizas, aceites vegetales... y a la otra mitad placebo durante una media de más de diez años. Los investigadores no observaron diferencias significativas referidas a ataques cardiacos y cerebrales entre las pacientes que recibían la vitamina y las que no. De esta forma, el estudio apoya la tendencia médica que señala que el uso de vitaminas antioxidantes no justifica la disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, abre la puerta a que en mujeres mayores de 65 años la vitamina E pueda reducir un 26 %l as muertes por causa cardiovascular y los ataques al corazón, pero en nada los cerebrales. de algunos fármacos que se diagnostican para la hipertensión y la insuficiencia cardiaca (alteran el funcionamiento del riñón) neurolépticos para la psicosis; antimigrañosos; betabloqueantes, para problemas cardiacos; y las hormonas tiroideas (impiden que el organismo pierda calor a través del sudor) Pueden agravar la deshidratación las sales de litio, antiarrítmicos, digoxina, antiepilépticos, antidiabéticos orales e hipolipemiantes. Aumento de la temperatura corporal: algunos fármacos pueden inducir un aumento de la temperatura corporal al actuar sobre el sistema nervioso central. Es el caso de los neurolépticos (indicados para la psicosis y otros problemas psiquiátricos) antidepresivos, anticolinérgicos y vasoconstrictores periféricos. Agravamiento indirecto de los efectos del calor: somníferos, y fármacos para combatir cuadros de ansiedad y para bajar la tensión arterial- -como los hipotensores- pueden agravar indirectamente los efectos de las altas temperaturas en la salud al disminuir la capacidad de reacción ante situaciones problemáticas. En este grupo se incluyen también los antihipertensivos y antianginosos, psicotropos y drogas como las anfetaminas, cocaína o el alcohol. n prevención no hay que bajar la guardia. Esta máxima la conocen muy bien los expertos en inmunología. Sin embargo, en ocasiones el hecho de que exista una vacuna preventiva eficaz contra determinada enfermedad se traduce en un exceso de confianza que puede ser contraproducente. Desde hace más de setenta años se está aplicando con cierto éxito un preparado contra la fiebre amarilla, una fiebre hemorrágica viral que produce desde infección asintomática hasta sepsis, fiebre, daños renales, hepáticos y miocárdicos, así como hemorragia e ictericia. La Organización Mundial de la Salud alerta de que la fiebre amarilla es endémica en 33 países de África y en 11 de Suramérica y que aquellas personas que viajen allí, deben vacunarse previamente. El virus no ha aparecido en Asia pero los expertos consideran esta región del planeta como vulnerable, debido a que allí sí existe el mosquito (Aedes aegypti) y por la enorme población que es susceptible de ser infectada. Virology publica los resultados de un estudio dirigido por el investigador holandés Jan Meulen, de la Universidad de Leiden, en el que explica que ha desvelado una parte del virus de la fiebre amarilla, que es transmitido por la picadura de mosquitos. Este hallazgo es clave para que el sistema inmune lo detecte y frene esta enfermedad que está emergiendo nuevamente y que, en ocasiones, es letal. Los científicos han conseguido identificar una región específica en una de las proteínas virales que produce una respuesta del sistema inmunitario. De esta forma, los anticuerpos producidos por el sistema inmune interactúan contra esta proteína, para luchar contra la infección. La investigación de la fiebre amarilla se ha descuidado- -recuerda Meulen- -porque la vacuna existente es eficaz, aunque tiene efectos raros pero severos