Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional ATENTADO EN LONDRES LAS CONCLUSIONES DEL G- 8 SÁBADO 9 7 2005 ABC EE. UU. sólo admite una urgente acción contra el cambio climático b En atención a Washington, el documento insiste en la necesidad de promover la innovación tecnológica y obtener otras fuentes energéticas, en la era post- Kioto E. J. B. CORRESPONSAL GLENEAGLES. La cumbre de Gleneagles logró sólo un acuerdo de mínimos en materia de cambio climático, probablemente el único posible dada la insistencia de EE. UU. en rechazar el protocolo de Kioto, establecido en 1997 y que entró en vigor en febrero con la intención de reducir las emisiones de gases con efecto invernadero en un 5,2 por ciento para 2012. Con el fin de intentar un nuevo avance, el G- 8 celebrará otra reunión en noviembre dedicada al cambio climático. George Bush concedió que en el comunicado final, redactado con sumo cuidado en la elección de las palabras, se estableciera una relación entre la actividad humana y el progresivo calentamiento de la Tierra, algo que hasta ahora la Administración norteamericana se había negado a asumir. Sabemos que la creciente necesidad y uso de energía de fueles fósiles, y otras actividades humanas, contribuye en gran parte al incremento de los gases de efecto invernadero asociados con el calentamiento de la superficie de la Tierra indica el documento en su primer párrafo. No obstante, se añade que persisten las incertidumbres sobre la ciencia en esta materia. Los ocho líderes del G- 8 e invitados durante un momento en las reuniones ayer en Gleneagles (Escocia) AFP El G- 8 aumentará en 50.000 millones de dólares su ayuda contra la pobreza La OUA califica el acuerdo de éxito y Bob Geldof habla de un gran día más industrializados del mundo ratificaron ayer en la cumbre de Gleneagles, en Escocia, la condonación de la deuda a 18 países pobres EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL GLENEAGLES. La cumbre del G- 8 terminó ayer con un importante acuerdo sobre ayuda a África (condonar la deuda a 18 países pobres y doblar la ayuda al conjunto del continente) y un mínimo avance, sin ningún tipo de compromiso, en relación al cambio climático. En ambos capítulos, la reunión de tres días en la localidad escocesa de Gleneagles concluyó en los términos que se venían anunciando e incluyó además la decisión de incrementar en tres mil millones de dólares la ayuda a la Autoridad Palestina. Atendiendo a los acuerdos concretos y a las cantidades de dinero comprometidas, la cumbre de Gleneagles ha sido la reunión del G- 8 más efectiva en muchos años y cumple en gran parte las expectativas levantadas por la presidencia británica. El presidente de la Organización para la Unidad Africana (OUA) el nigeriano Olusegun Obasanjo, calificó la cumbre de éxito y Bob Geldof, impulsor de los conciertos Live- 8 previos a la reunión de Gleneagles, afirmó que se trataba de un gran día No obstante, organizaciones de lucha contra la pobreza y entidades ecologistas se declararon defraudados por su resultado. No es el final de la pobreza de África, pero es la esperanza de que puede haber un final. No es todo lo que todos quisiéramos, pero es un progreso real y alcanzable aseguró Tony Blair en b Los ocho países la presentación final del acuerdo. El primer ministro británico compareció arropado por los dirigentes de los otros siete países (EE. UU. Canadá, Japón, Alemania, Francia, Italia y Rusia) así como por los mandatarios de Argelia, Etiopía, Ghana, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Tanzania, que en representación de África habían sido invitados a participar ayer en las sesiones del G- 8. La importancia de Kioto Como contrapartida, EE. UU. aceptó que el texto realizara un par de menciones al protocolo de Kioto, al que se concede importancia y sirve de referencia para el trabajo medioambiental de los gobiernos mundiales. También se comprometió a actuar con resolución y urgencia en los objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero si bien no se fija ninguna cuota que cumplir, como sí hace el protocolo de Kioto. Aunque el avance es mínimo, la importancia del documento es que supone la vuelta a la cooperación entre la comunidad internacional y EE. UU. que hasta ahora se había autoexcluido de acuerdos que tuvieran que ver con los objetivos de Kioto. Así lo destacó el presidente francés, Jacques Chirac, quien valoró que Washington reconozca que el cambio climático es una realidad sobre la que hay que actuar inmediatamente. Hay un giro en la posición norteamericana, y esto es un paso importante hacia la mejora del medio ambiente declaró. Para tratar sobre las nuevas perspectivas, el Reino Unido convocará una reunión en noviembre. Comparecencia apresurada La presentación de las conclusiones se anticipó unas horas para que Blair pudiera regresar antes a Londres, donde debía hacerse cargo de nuevo de la situación provocada por los ataques terroristas. La prisa hizo que la comparecencia se realizara cuando aún se estaba llevando a cabo la negociación de los flecos de los acuerdos. Blair se refirió a las acciones terroristas en Londres para indicar que las conclusiones se presentaban bajo la sombra del terrorismo pero manifes- Bush estrecha la mano a Obasanjo, REUTERS presidente de Nigeria tó que éste no oscurecerá lo que hemos venido a conseguir aquí. El propósito del terrorismo no es sólo matar y herir gente inocente, sino también poner desesperación, miedo y odio en los corazones dijo Blair, por lo que acuerdos como los del G- 8 suponen un confortable contraste En el capítulo de lucha contra la pobreza finalmente se materializó el compromiso de aportar 50.000 millones de ayuda extra a países del Tercer Mundo. La UE, representada en la cumbre por el presidente de la Comisión europea, José Manuel Barroso, prometió destinar a África el 0,56 por ciento del PIB en 2010 y llegar al 0,7 por ciento en 2015. La reunión ratificó el acuerdo para condonar toda la deuda multilateral que 18 países pobres mantienen con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco para el Desarrollo Africano, lo que estas entidades también aprobarán los próximos meses. El grupo de países beneficiarios está formado por Benin, Bolivia, Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Guayana, Honduras, Madagascar, Malí, Mozambique, Nicaragua, Níger, Ruanda, Senegal, Tanzania, Uganda y Zambia. Dentro de año y medio podrían ver también eliminada su deuda otros nueve países, lo que en total supondría la cancelación de 55.000 billones de dólares. Esa ayuda está sujeta a que los gobiernos respectivos muestren un avance en la vía democrática y en la lucha contra la corrupción. Los países ricos también contribuirán a financiar una nueva fuerza de interposición de 20.000 soldados que se creará a instancias de la OUA, bajo los auspicios de la ONU.