Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA GUERRA DEL AGUA SÁBADO 9 7 2005 ABC CRISTINA NARBONA Ministra de Medio Ambiente Sólo si lloviera a mares revisaría mi decisión de trasvasar más agua al Segura VALENCIA. Cristina Narbona (Madrid, 1951) recibe a ABC de buena mañana en el abarrotado salón de un hotel de Valencia (no es un cinco estrellas) en el que a esas horas desayunan decenas de clientes. Con una agenda cargada, la ministra apura una entrevista de veintiséis minutos, suficientes para fijar la estrategia hídrica de Medio Ambiente: los trasvases son malos, entre otras cosas porque crean conflictos entre territorios, y sí rotundo a la discutida desalación como alternativa y no como complemento. Es inflexible en sus argumentos, directamente trasvasados desde la llamada nueva cultura del agua Tras la entrevista, recibe a una delegación de la plataforma ecologista Júcar vivo un elemento disonante en la Comunidad Valenciana entre la casi unánime demanda del derogado trasvase del Ebro. -José María Barreda habla de guerra del agua. ¿Tiene el Gobierno otro conflicto entre territorios, esta vez por el agua? Hay sensibilidades muy distintas dentro del PSOE. -Sensibilidades distintas dentro de un partido se dan también dentro del PP, que en Castilla- La Mancha exigía que no se diera ni una gota de agua, lo contrario que en Murcia. Esto es fruto de plantear la política del agua en términos que no son en absoluto estables. Cuando se depende de si llueve en un territorio para el desarrollo de otro es verdad que se generan tensiones. La guerra particular de este Gobierno es desarrollar una política del agua que dé más estabilidad y garantía en todas partes. Me pregunto qué hubiera hecho Rajoy. ¿Le hubiera dado la razón, entre comillas, al PP de Murcia o al de Castilla- La Mancha? Hubiera tomado una decisión parecida a la nuestra, porque la tomamos en base a la legalidad y es prudente porque garantiza poder seguir trasvasando a partir de octubre. Si hubiéramos llegado a lo que se pedía, en octubre no se podría trasvasar agua para el abastecimiento urbano. -No se plantea pues ampliar el trasvase antes de septiembre. -En el Consejo de Ministros hay un punto que dice que el acuerdo adoptado podría ser revisado si cambian de manera significativa las condiciones actuales: eso quiere decir que sólo si lloviera literalmente a mares en los embalses de cabecera. El problema es que lo que ha entrado este año en los embalses de cabecera del Tajo es una cantidad tan pequeña que no tiene precedentes desde 1912, que es el primer año con registros. Han entrado 360 hectómetros cúbicos cuando la media desde ese año hasta ahora es de 1.000. -Las declaraciones en las que decía que se ha regado en Murcia con La ministra de Medio Ambiente no sabe si en el futuro se podrá recuperar el trasvase del Ebro porque asegura que no conocemos cuál va a ser el futuro de la agricultura TEXTO: MANUEL CONEJOS FOTO: ROBER SOLSONA aguas fecales han tenido un efecto mediático en Inglaterra muy fuerte y parece que nocivo justo en el inicio de la campaña turística. -Matar al mensajero es lo fácil, pero ciertamente hay una denuncia (no es culpa de la ministra que exista esa denuncia) que fue conocida por el Consejo de Ministros y que formó parte del debate. Los propios regantes han reconocido que algunas veces hay desaprensivos que hacen esas cosas. De todas formas, he pedido disculpas porque de mis declaraciones se podría derivar que esto es algo muy general, y no lo es; al contrario, es excepcional. -Se entiende que la derogación del trasvase del Ebro ha supuesto abrir el melón de la reivindicación territorial particular y ha provocado la quiebra de la solidaridad. Los manchegos reivindican la derogación del Tajo- Segura y los valencianos temen por el Júcar- Vinalopó. -Ciertamente, si la política del agua sólo se tiene que basar en trasvases andamos muy mal. Las tensiones en el Júcar- Vinalopó y en el Tajo- Segura son anteriores a la derogación del trasvase del Ebro. ¿De qué proceden las tensiones en Castilla- La Mancha? De un hecho que está probado: se ha invertido poquísimo por las distintas Administraciones para que existan las infraestructuras de abastecimiento. En esta legislatura nos hemos comprometido a hacerlas y eso forma parte del acuerdo que establecimos con Barreda y que debe significar la superación de esta situación. Si baja el agua por una conducción y quienes la ven pasar no tienen infraestructuras que les permitan tener agua potable, se genera una tensión que nada tiene que ver con la derogación del trasvase de Ebro. Plantear las cosas desde el trasvase del Ebro o la muerte es fruto de una visión equivocada, de que el agua sólo puede llegar por un tubo desde un sitio donde supuestamente hay mucha. Por cierto, en Aragón y Cataluña existen en estos momentos gravísimas restricciones. El Ebro no es lo que era y tampoco el Júcar, nuestros ríos están perdiendo caudales y eso obliga a que nos planteemos una utilización más rigurosa de las aguas subterráneas y la modernización de los regadíos. -La Comunidad Valenciana y sus vecinas tienen un porcentaje de modernización de regadíos muy superior a la media nacional. -Sí, es superior a la media, pero por debajo de Murcia y, según las estimaciones de Agricultura, creemos que queda más de la mitad de los regadíos por modernizar. El problema es que los que no están modernizados tragan agua de forma espectacular. -Ya, pero la ministra de Agricultura ha comentado esta misma sema- No se pueden plantear las cosas desde el trasvase del Ebro o la muerte porque hay otras inversiones La derogación no es una posición del PSOE en esta legislatura, arranca en 2000 y ERC e IU se han sumado na que la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería son un ejemplo mundial de la utilización responsable del agua para regadío ¿No enmienda la plana a su Ministerio? -Esas tres Comunidades que cita la ministra de Agricultura son ciertas. La Comunidad que está a la cabeza de España es Murcia, seguida de Almería y de la Comunidad Valenciana, y el resto de España está muy por detrás. Por eso, la modernización también la impulsamos en Aragón, en Castilla- La Mancha... porque hay un gran déficit. -Volviendo al trasvase del Ebro, en su momento fue una obra que apoyó Castilla- La Mancha porque entendían que el agua que llegaría hasta Almería haría prescindible el Tajo- Segura. Ahora, la derogación ha tenido un fuerte efecto social, porque la gente tenía un horizonte y una esperanza concreta. -Ahora también la hay. -Sí, pero no se ve a corto plazo. -Los regantes están trabajando con nosotros en obras de regadíos. Culminar la Acequia Real del Júcar forma parte de esas actuaciones de emergencia en las que estamos trabajando con los agricultores. Pero volviendo a la aprobación del trasvase del Ebro las Comunidades socialistas que votaron a favor fueron Castilla- La Mancha y Extremadura porque, en ese momento, el Gobierno de la nación les prometía una serie de inversiones a cambio de su voto. Lo que pasa es que se les engañó porque el porcentaje de ejecución de esas obras incluidas en el anexo es ridículo. También lo han dicho responsables del PNV y de CiU y, de hecho, el único partido que sigue votando a favor del trasvase es el PP. Nosotros elaboramos un nuevo horizonte y queremos culminar obras este año, como sucede con las desaladoras. -Los expertos dicen que la desalación, medioambientalmente, tendrá un coste superior al trasvase del Ebro. En San Pedro del Pinatar se ha parado tres días por exceso de salinidad. ¿No le preocupa que la de- El Gobierno no hace días de luto ni de fiesta con la derogación -Cuando se derogó el trasvase del Ebro usted brindó con cava en Aragón. En el primer aniversario, Tortosa (PSC) declaró fiesta local y Carod- Rovira lo celebró con paella. ¿Sabe el impacto social que tuvo en Almería, Murcia y Comunidad Valenciana? -Creo que el Gobierno ni hace días de fiesta ni hace días de luto y no lo hacemos porque la derogación del trasvase no significa la muerte de estas Comunidade. En la valenciana hay 1.200 millones en inversiones y no hay motivos para el luto. Que haya un Ayuntamiento que festeja, está dentro de la decisión del alcalde; desde luego, el Gobierno no ha declarado ningún día de fiesta ni de luto, insisto. ¿No fue un exceso lo del brindis de una ministra, no fue una puesta en escena exagerada? -La puesta en escena pudo molestar a los valencianos, como en Cataluña pueden molestar cosas que se dicen de Cataluña hacia abajo, y por lo tanto cada uno tiene que ser responsable y consecuente cuando sale y hace una declaración y saber a quién le puede molestar. Es obvio que a unos les gusta más que a otros la decisión...