Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Nacional EL DEBATE TERRITORIAL VIERNES 8 7 2005 ABC LOS TRES DE LAS AZORES i Singapur había sido un castigo para la política internacional de Zapatero, el comportamiento de la oposición británica ante el atentado de Londres ha sido una desaprobación radical del que tuvo el PSOE el trágico 11- M y las jornadas siguientes. Es inevitable la comparación entre los dos atentados, y no sólo porque se nos recuerde que estamos en la guerra de las civilizaciones desatada por el fundamentalismo islamista sino por la distinta forma de reaccionar de las sociedades española y británica. Ya Estados Unidos había sido una lección para los españoles. El partido demócrata había demostrado la solidariCÉSAR ALONSO dad que debe tener un DE LOS RÍOS partido en la oposición cuando una nación es castigada por la barbarie. En Madrid, en cambio, el señor Rubalcaba se empeñó en asediar al Gobierno- -provisional- -de Aznar cuando aún no se conocía el número de muertos. En una colaboración real con los terroristas, en un solapamiento infernal, haciendo una verdadera pinza, los socialistas se dedicaron a acorralar al Gobierno del PP sobre los más mínimos detalles, e incluso le tendieron trampas en aquellos momentos trágicos. Al terrorismo de las bombas se sumó el terror de la fiscalización montado por una oposición que vio en los 192 muertos el gran argumento para ganar las elecciones. La tragedia del 11- M dejó muy claro que el PSOE es capaz de utilizar todos los métodos para llegar al poder. ¿Acaso no utiliza la misma estrategia cuando se alía a ERC y cuando negocia con ETA? Londres es la esperanza. Un país unido. Una oposición patriótica. Tony Blair habló a la una del mediodía (hora española) y fue todo lo escueto que hay que ser en tales circunstancias. Nadie le exigió más. Ya los conservadores habían demostrado su capacidad para estar a la altura cuando, con motivo de los debates sobre la guerra de Irak, votaron a favor de la política del Gobierno. Aún más: Blair ganó las elecciones a pesar de haber sido el jefe de gobierno más incondicional a Estados Unidos. Todo aquello por lo que Blair se ha convertido en el líder de Europa es lo que ha convertido a Chirac y Schroeder en los últimos de la fila. Hoy podemos ver con nitidez las alianzas de Aznar y de Zapatero. Aquel se entendió desde el principio con Blair en la definición de la tercera vía, en la lucha contra el terrorismo y en el atlantismo. Zapatero, por su parte, se alió a Chirac que estuvo comprometido con Sadan Hussein durante treinta años y que se niega a traer a Europa el compromiso a favor de la causa de Israel. La foto de las Azores fue un sueño. Nunca España llegó tan alto en los últimos siglos y nunca la sociedad española tuvo un subidón tan fuerte en su autoestima. Tampoco estuvo tan clara la misión de Europa como la que se expresaba en esa foto. Los tres países han sido castigados por el terrorismo. Es el destino de los países y de los líderes que merecen ser coronados con el olivo. JOAN IGNASI PLA Secretario General del PSPV- PSOE S El Estatuto valenciano consolida el proyecto común de la España plural El líder de los socialistas valencianos cree que el Estatuto de su Comunidad ha ayudado a desdramatizar el proceso de reformas auspiciado por Zapatero. Aunque no cree que sea un modelo aplicable a todas las Autonomías de una España cada vez más federal TEXTO: MARIANO GASPARET FOTO: ROBER SOLSONA VALENCIA. -El Estatuto valenciano avanza en autogobierno, parte de un amplio consenso y se ciñe a la Constitución. ¿Deben tomar nota catalanes y andaluces? -El Estatuto valenciano cumple el esquema marcado por Zapatero. Otra cosa son los contenidos, donde cada Autonomía ha de hacer valer sus anhelos, necesidades, ambiciones y situación política y social. No hay un modelo para todos. Ése es un error que cometió el PP cuando planteó que el proceso de reformas estatutarias lo pactasen por arriba los dos grandes partidos. No puede pretenderse que el Estatuto valenciano sea el guión para todos. -Cataluña y Andalucía amagan propuestas que afectan a leyes orgánicas. ¿Se pueden modificar leyes orgánicas desde las Comunidades? -Para que las Autonomías estén en plano de igualdad con el Estado hay que modificar algunas leyes orgánicas. Nosotros hemos optado por señalar hacia dónde queremos ir en materia de financiación y justicia, pero postergando a una negociación multilateral la concreción de esos aspectos. Hay que modificar leyes orgánicas, pero no desde la bilateralidad con el Estado sino desde la multilateralidad. ¿Cuáles son los principales valores del Estatuto valenciano? -El principal valor es la apuesta por el consenso y por el diálogo. Levantar la mirada, dejar fuera cuestiones partidistas y pensar en la Comunidad y también en España. El PP era reticente a las reformas y este Estatuto ha abierto las puertas y ha desdramatizado el proceso. Las reformas son un valor para consolidar el proyecto común que es España desde la pluralidad. ¿Coincide con el PP en que no se debe de marginar a la segunda fuerza política en las reformas? -El PP puede y debe jugar un papel importante, pero en cada territorio su fuerza es distinta. Es el propio PP el que debe dejar espacios para que sus representantes territoriales se sumen. Me cuesta mucho entender que Piqué, que tiene una visión moderna de España claramente conciliable con la visión plural del PSOE, se quede fuera de la reforma catalana porque así lo decidan Rajoy y quienes mandan en el PP en Madrid. -El Estatuto valenciano reconoce el derecho de los ciudadanos a expresarse en castellano y valenciano, pero no convierte en obligación el tema lingüístico. -Los castellanohablantes han de convivir en igualdad de derechos con los valencianoparlantes Sí se tiene que intentar que la lengua minoritaria, que es el valenciano, tenga apoyo en todos los ámbitos. Este Estatuto da una respuesta moderna al bilingüismo. ¿Es un exceso el deseo de los catalanes de convertir en obligatorio el conocimiento del catalán? -Es contraproducente defender la lengua minoritaria imponiéndola. ¿Por qué han retirado la referencia a la indisoluble unidad de España que sí aparecía en el Estatuto del 82? -Lo de indisoluble guardaba demasiadas connotaciones y hoy nadie pone en cuestión la unidad del proyecto común de España dentro de la pluralidad. ¿Este punto fue duro? -No. Se aceptó sin más. -Entonces, el PP no es tan centralista como dicen ustedes. -El PP valenciano ha sabido entender también esa realidad de España y ha estado a la altura. -Se hablaba mucho del Estatuto catalán, un poco del andaluz, y de pronto irrumpe el Estatuto valenciano ya pactado. Hay quien asegura que Zapatero y Rajoy impulsaron el pacto para centrar su imagen tras el debate sobre el Estado de la Nación. -En el caso del PSOE no es así. Zapatero es muy respetuoso con las posiciones de cada federación. -El Estatuto valenciano incluye una Carta de Derechos (al agua, a una renta básica de ciudadanía... ¿Pueden tener los ciudadanos de unas Comunidades derechos diferentes a los de otras? -No es que unos tengan más o menos derechos que otros, sino que se les reconoce en la máxima norma de su Comunidad los derechos que pueden invocar. -Ustedes dicen que el Servicio Tributario es una agencia consorciada, pero el PP insiste en que es apenas una delegación de hacienda elevada al Estatuto. -Cada uno hace la interpretación que puede, pero el texto es muy claro. El Servicio Tributario tiene personalidad jurídica propia y autonomía, igual que la estatal, y se crea en régimen de descentralización funcional para gestionar tributos propios y cedidos. Es decir, es una agencia consorciada, lo que pasa es que el PP obligó a cambiarle el nombre para evitar quedar mal, porque se habían opuesto a crear diecisiete agencias. ¿El Consejo Valenciano de la Justicia es un órgano asesor o anticipa la descentralización del CGPJ? -El Estatuto marca la senda para las modificaciones de las leyes orgánicas. Decimos que pensamos que se tiene que hacer, pero dejamos la concreción de las modificaciones a una negociación multilateral. En el Consejo de Justicia abrimos la puerta para que ése sea el espacio de recepción de una futura descentralización del CGPJ. -La cláusula Camps de máxima garantía competencial prevé la asunción de cuantos avances competenciales asuman otras Autonomías. ¿Es una garantía contra las asimetrías? -Esa fórmula está porque la exigió el PP para que Camps no quedase mal, ya que anunció que cerraba el acuerdo cuando aún no había pacto, y luego no se podía echar atrás. ¿Vamos ya hacia un modelo federal? -Es clarísimo. Cada vez más.