Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 7 2005 Atentados en Londres 21 REACCIONES EN ESPAÑA Francisco José Alcaraz Presidente Asociación de Víctimas del Terrorismo Gaspar Llamazares Coordinador de Izquierda Unida Josune Ariztondo Secretaria de la Ejecutiva del PNV En estos fatídicos momentos resulta imprescindible la unidad sin fisuras contra el terrorismo El atentado refuta a aquellos que creen en una alianza entre ETA y terroristas islamistas Es un día de duelo en toda Europa y en todo el mundo por este acto contra la Humanidad Zapatero y Rajoy, de acuerdo en que el terrorismo sólo se combate con la ley El presidente del Gobierno aboga por la acción policial y judicial y la cooperación internacional de la oposición subraya en todo caso que no se puede invitar a dialogar a los terroristas y cree que buscar razones a un atentado es perder el tiempo LUIS AYLLÓN MADRID. Gobierno y oposición se mostraron ayer de acuerdo ante los atentados de Londres en señalar que el terrorismo debe ser combatido con las armas de la Ley, aunque el presidente del PP, Mariano Rajoy, aprovechó también para insistir en que a los terroristas no se les puede invitar a dialogar porque con ellos no hay nada que hablar ni negociar El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, hizo hincapié en esta ocasión, en una declaración institucional, en que la b El líder unidad de los demócratas, la acción eficaz de las fuerzas de Policía, los servicios de inteligencia y los sistemas judiciales y la cooperación internacional son los mejores instrumentos para conseguir la derrota total del terrorismo El jefe del Ejecutivo señaló que comparte lo expresado por Blair. Los terroristas- -afirmó- -no conseguirán jamás que abandonemos nuestros principios y nuestros valores. La fuerza moral de la democracia es muy superior a sus viles y cobardes métodos. El terror no se impondrá jamás sobre la ley y sobre la democracia En ese sentido, aseguró la plena colaboración española para perseguir, detener y presentar ante la Justicia a los autores de los crímenes. Zapatero, que recordó que los españoles hemos sufrido el 11. M y la lacra del terorrismo desde hace décadas, también coincidió con Rajoy en enviar El recuerdo del 11- M regresó a Atocha, donde la Policía reforzó su vigilancia mensajes de solidaridad a Tony Blair y al pueblo británico. Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, acudió a la Embajada del Reino Unido en Madrid para expresar las condolencias del Ejecutivo. Por su parte, Rajoy, al tiempo que pi- AFP dió la mayor contundencia posible consideró letal para las democracias que se intente analizar las razones del atentado. En lugar de perder el tiempo haciendo análisis, hay que aplicar la ley y utilizar los instrumentos del Estado de Derecho dijo. En los dos casos, los terroristas eligieron un medio de transporte muy concurrido para castigar a los gobiernos por su alianza con EE. UU. y la presencia de tropas en Irak y Afganistán 11- M y 7- J, dos nudos de la misma soga TEXTO: D. M. Aznar a Blair: Sé muy bien lo que supone un ataque como éste L. A. MADRID. El ex presidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar, envió ayer un mensaje a Tony Blair en el que le expresa su solidaridad ante los atentados, su sentimiento de unión con las víctimas y su amistad personal y la de su familia. En su escrito, Aznar, que mantiene una especial relación con Blair, dice textualmente, con la mente puesta en el 11- M: Sé muy bien lo que supone un ataque como éste. Y sé contigo que la mejor manera de reaccionar ante el terror es la determinación aún mayor de toda una nación para derrotar el terrorismo y mantenerse firme en la defensa de nuestros valores, de nuestras libertades y democracia. Como has dicho en tu declaración pública, no conseguirán destruir lo que más apreciamos: nuestro modo de vida y nuestros principios MADRID. El atentado que ayer sufrió Londres tiene, por ahora, varios puntos coincidentes con el que azotó a España el 11 de marzo de 2004. En ambas ocasiones, los terroristas eligieron el transporte público para castigar, en un caso al Gobierno de Tony Blair, y en otro al de José María Aznar, dos de los cuatro protagonistas de la fotografía de las Azores. De esta forma, los terroristas- -la yihad -quisieron atacar a los aliados de Estados Unidos en el cuerpo de la población civil por el envío de tropas a Afganistán e Irak. Bombas en trenes. En Madrid, los asesinos colocaron trece bombas en varios trenes de cercanías cuando miles de personas se trasladaban desde sus domicilios hasta sus centros de centros de trabajo o estudio. En Londres, los terroristas también fijaron su objetivo en dos medios de transporte, uno de ellos el metro, el más utilizado por los londinenses y visitantes. Aunque se desconocen casi todos los datos sobre el modus operandi del atentado de Londres, todo parece indicar que, al igual que en Madrid, los criminales a la hora de planificarlo no pusieron límite a sus consecuencias, es decir, no hicieron un cálculo de las víctimas que podrían causar. En España el balance fue de 192 muertos y en el Reino Unido aún no es definitivo, pero supera la treintena. Sin avisar. Además de la elección de medios de transporte público, en los dos casos hay otro punto coincidente: los terroristas no avisaron con antelación de La Policía británica suspendió los móviles, aparatos utilizados para activar las bombas del 11- M la colocación de las bombas, una práctica que es habitual dentro de red que dirige Bin Laden. Además, tanto recordó ayer el atentado de Londres al de Madrid, que la Policía británica suspendió las comunicaciones por telefóno móvil, aparatos que fueron utilizados para activar las bombas del 11- M. Desestabilización política. Otro factor común son las circunstancias políticas. Si en España los terroristas atentaron tres días antes de la celebración de unas elecciones generales, en el Reino Unido la fecha elegida ha coincidido con la celebración de la cumbre del G- 8 y la elección de Londres como sede olímpica. No cabe duda de que los criminales, en ambos casos, además de la repercusión internacional, buscaban desestabilizar la política interna. En cuanto a la reinvidicación, en las dos ocasiones los terroristas han justificado sus crimenes en la alianza con EE. UU. y la presencia de tropas en Afganistán e Irak.