Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 7 2005 11 Alerta en Europa y Estados Unidos ante el temor a nuevas acciones terroristas de grupos islámicos Las Bolsas se recuperaron a última hora después de sufrir las mayores caídas de los últimos tres años Una joven menorquina de 28 años, Silvia Mascaró, es la única herida conocida de nacionalidad española los restos del vehículo un posible terrorista suicida, algo que ayer no se había llegado a confirmar. Las bombas estallaron en estaciones que forman la periferia del centro de Londres en la hora punta, cuando cientos de miles de personas utilizan el transporte público para acudir al trabajo. Cuando los metros fueron cerrados, la población recurrió a la red de autobuses, que fue atacada más tarde. Alocución del primer ministro Dada la gravedad de la situación, Blair abandonó la reunión del G- 8 y se trasladó a Londres a dirigir las operaciones de emergencia. Los debates sobre la ayuda al desarrollo de África o sobre la recuperación del consenso con Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático han saltado por los aires con los vagones de metro y el techo del autobús de dos pisos. Con rostro afectado, el primer ministro británico prometió castigo a los culpables, a los que dijo solemnemente que no conseguirán sus objetivos Una joven menorquina de 28 años llamada Silvia Mascaró es la única herida conocida de nacionalidad española. Profesora en una escuela londinense, sufrió leves cortes en el rostro por los cristales de una explosión cuando se encontraba en un vagón del metro. El suburbano de Londres, el primero que se construyó en el mundo, es una tupida red, esencial para el transporte de los habitantes de la capital británica. Nunca antes se había producido un atentado contra esta trama del transporte público de la metrópoli británica, pero, desde la aparición del nuevo tipo de terrorismo indiscriminado, se le consideraba un objetivo. En 1996, un miembro del IRA falleció cuando explotó prematuramente la bomba que transportaba en un autobús. La paralización de todos los siste- La Policía forense analiza los restos del autobús de dos plantas en el que explotó una bomba cerca de Russell Square mas de transporte público causó el colapso del centro de la capital británica, que tenía un aire calmado pero fantasmal a lo largo de la mañana. La Policía acordonó áreas extensas en torno a los lugares de las explosiones para facilitar la asistencia a los heridos y la investigación. El alcalde de Londres, Ken Livingstone, que se encontraba en Singapur, donde la capital británica había logrado la víspera su nominación como sede de los Juegos Olímpicos de 2012, mostró su emoción por el abrupto final de la atmósfera de celebración y envió un mensaje de desafío a los autores del crimen. Sé que no teméis por vuestras vidas, porque estáis dispuestos a ofrecerla a cambio de este tipo de asesinato indiscriminado dijo el alcalde, que hizo un llamamiento a no culpar colectivamente a ninguna comunidad de las muchas que viven en esta gran metrópoli, que es un reflejo de la historia colonial británica. George Galloway, que ganó su escaño en las últimas elecciones con una coalición- Respect (Respeto) -que promovió el voto islámico contra Blair en una circunscripción anexa a Liverpool Street, afirmó en la Cámara de los Comunes que el atentado confirmaba los informes de los servicios de seguridad. En el momento de la invasión de Irak, dijeron que aumentaría el riesgo de este tipo de atentados si se llevaba a cabo. Y se ha producido dijo el diputado radical. Es despreciable, sí, pero enteramente predecible y digo más: mi pronóstico es que no será el último AP Blair: No nos vencerán, no nos atemorizarán y no nos intimidarán. No cambiaremos EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL GLENEAGLES. Un Tony Blair tremendamente afectado, muy diferente del jubiloso primer ministro del día anterior en el que Londres ganó la candidatura olímpica, compareció a las 13 horas antes las cámaras de televisión para confirmar que las explosiones en la capital británica habían sido un atentado terrorista. Blair aseguró que los terroristas no ganarán la partida. No nos intimidarán, no nos atemorizarán, no cambiaremos nuestro modo de vida dijo, e indicó que la mejor manera de demostrarles que no lograrán imponer su voluntad era continuar con normalidad la cumbre del G- 8, de la que él se ausentaría por unas horas. Es importante- -afirmó Blair en su mensaje televisado- -que los que están implicados en el terrorismo se den cuenta de que nuestra determinación para defender nuestros valores y nuestro modo de vida es mayor que su determinación para causar muerte y destrucción a gente inocente en un deseo de imponer extremismo en el mundo Hagan lo que hagan- -añadió- lo que ellos nunca conseguirán destruir es nuestra determinación por mantener lo que aprecia- El Rey transmitió el pésame a la Reina Isabel II Su Majestad el Rey llamó ayer por teléfono a la Reina Isabel II de Inglaterra para transmitirle en nombre de la Familia Real, del Gobierno y de todos los españoles el pésame y el más profundo dolor por los atentados de Londres. Además, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias se puso en contacto con el Príncipe de Gales para trasladarse sus condolencias. Don Juan Carlos pidió a la Reina que haga llegar sus palabras a las familias de las víctimas y a los heridos. mos en este país y en otras naciones civilizadas de todo el mundo El primer ministro indicó que los líderes del G- 8 habían decidido continuar con la discusión de los asuntos que tienen que ser tratados El dirigente británico consideró particularmente bárbaro que esto suceda en un día en que hay gente reunida para ayudar con los problemas de la pobreza en África y los riesgos del cambio climático y del medio ambiente Finalmente remarcó que desde el momento en que está razonablemente claro que se trata de una serie de ataques terroristas, queda también razonablemente claro que ha estado diseñada y pensada para coincidir con el G- 8 Una vez en Londres, Blair volvió a dirigirse a los británicos, esta vez desde su residencia de Downing Street, con un mensaje en el que insistió en la unidad del Reino Unido en hacer frente a las pretensiones terroristas. No nos dividirán, vamos a mantenernos firmes y no triunfarán señaló con la voz casi quebrada. También expresó su agradecimiento al Consejo Musulmán del Reino Unido por su enérgico rechazo de los atentados.