Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 8 7 2005 Opinión 7 El saldo final del black thursday del 7 de Julio, son 37 muertos y 700 heridos. LA ESPUMA DE LOS DÍAS ÁNGEL CÓRDOBA contraba reunido con una persona que es madre, y que tiene dos hijos residiendo en Londres. Pude percibir claramente su preocupación y angustia ya que no conseguía contactar con ellos, el móvil primero no contestaba y luego se cortaba. Recordé la expresión de la gente que venía al Hospital a preguntar por amigos y familiares de los que no sabía nada. Las autoridades británicas han silenciado mucha información, y sólo la proporcionaban a cuentagotas posteriormente han declarado que todos los fallecidos y los heridos han sido trasladado inmediatamente a los hospitales, sin embargo todo el día han seguido sonando las sirenas. Madrid. El 11 de Marzo de 2004, a las 8,00 a. m. llegaba al Hospital Puerta de Hierro de Madrid como solía hacerlo habitualmente. Previamente en torno a las 7,45 a. m. escuchaba, a través de la radio, entre noticias confusas, que había habido un atentado en Atocha. Llamé al resto del equipo directivo y les propuse suspender, bajo mi responsabilidad (hasta ese momento se hacía énfasis en reducir la LEQ) la actividad quirúrgica programada, ya que, a esa primera hora de la mañana no sabíamos las víctimas que había. En ese momento me vino a la cabeza una conversación que mantuve después del atentado de las Torres Gemelas con Rojas Marcos, a la sazón, gerente del Hospital Municipal de Nueva York, en el 11- S: Estábamos a la puerta del Hospital a la espera de heridos y éstos no llegaban... Habían fallecido Los teléfonos fijos estaban totalmente colapsados y no era posible mantener la comunicación. Tomé la decisión de ir enviando información, a medida que pasaban las horas, a través del fax, que se hizo una herramienta imprescindible. Los teléfonos móviles también estaban bloqueados, curiosamente los elementos causantes de la detonación y de semejante tragedia, no resultaban operativos en un momento de alarmante necesidad. El Hospital Puerta de Hierro destacó por una importantísima y silenciosa labor en estos casos: se puso a la cabeza en recepción de donantes de sangre. En las jornadas siguientes, hubo un constante goteo de heridos con secuelas menores, venían a que se les asistiera por problemas de oídos u otros daños colaterales. Esa noche apenas pude conciliar el sueño y mantuve el móvil encendido debajo de la almohada... El 11- M había dejado una enorme huella en mí y en Madrid. El jueves negro de Madrid supuso un balance final de 192 fallecidos, y más de 1.400 heridos. Más de un año después, todavía se sigue prestando asistencia sanitaria a 218 personas. Además, hay 62.000 personas que padecen todavía depresión, 10.000 pacientes con estrés postraumático y 72.000 tienen ataques de pánico reiterados como consecuencia de los atentados de Madrid. Hoy llueve sobre Londres, pero llueve con lágrimas de emoción y tristeza. Un caluroso recuerdo para los londinenses. LA DEFENSA DE EUROPA UCHO me temo que en las próximas semanas asistiremos a la reproducción más o menos abierta del discurso de las culpas de Occidente, de Blair, o de Aznar, que ya tergiversó el 11- M. Al menos desde una parte de la izquierda. Poco después de las lágrimas y de las palabras de solidaridad, llegará aquello de Irak, del imperialismo, la globalización, la pobreza, Azores y Bush. Y es que nuestra capacidad para perseverar en el error en el tratamiento del terrorismo es inmensa. Probablemente, porque el miedo nubla la percepción intelectual. Pero ocurre que, en este caso, el error en el diagnóstico de la naturaleza de Al Qaeda y de EDURNE su estrategia respecto a URIARTE los países occidentales es imperdonable. Porque existen los textos de la propia Al Qaeda sobre sus ideas, sus objetivos y su estrategia. Y, lamentablemente, se han vuelto a materializar en Londres, como antes en Madrid, y antes en Estados Unidos. El más inteligente analista del terrorismo, Walter Laqueur, escribía en 2003 que la principal base de los islamistas en Europa era Inglaterra, y citaba algunas de las declaraciones de uno de sus principales líderes, Omar Bakri, quien, por supuesto, vivía en Inglaterra, ante una ceguera institucional que recuerda mucho a la que sufrimos por aquí con Batasuna. Bakri declaró en 1998 a Le Monde que él y sus hombres no descansarían hasta que la bandera del Islam ondeara en el Elíseo y en Downing Street. Y el mismo año hizo un llamamiento a la yihad contra Gran Bretaña, y aseguró que todos los objetivos judíos y cristianos eran legítimos. Y podemos ir mucho más atrás en el tiempo. Porque el principal ideólogo de los Hermanos Musulmanes, Sayed Qutb, inspirador del fundamentalismo islámico, ya propugnaba la guerra contra Occidente en las primeras décadas del siglo pasado. Si no entendemos esto, es decir, el fanatismo de base religiosa, y no económica o política, que asesina en Londres, en Madrid, o en Irak, no habrá manera de luchar eficazmente contra este terrorismo. Empeñarse en negar los objetivos de Al Qaeda es tan estúpido como ignorar que el objetivo de ETA es el derecho de autodeterminación. Pero es también una coartada, una coartada que sirve para no asumir los costes de la lucha antiterrorista que ese diagnóstico requiere. Porque si uno se refugia en Bush, en la pobreza o en Irak, se puede permitir divagar en esa fantasía escapista de la alianza de las civilizaciones. Al menos, mientras la realidad de los atentados no golpee excesivamente. Pero ha golpeado de nuevo y ha vuelto a poner en evidencia la necesidad de una estrategia mucho más valiente de defensa de Europa. Y ésa se hace dentro de Europa, pero también fuera, allí donde operan el resto de las células islamistas, y allí donde algunos se niegan a estar. M PALABRAS CRUZADAS ¿Sirven para algo las reuniones del G- 8? TODOS A CASA, YA ARADÓJICAMENTE, a medida que las comunicaciones de todo tipo facilitan hasta cotas inéditas el contacto postal, telefónico, electrónico y por videoconferencia, los políticos viajan más que nunca. Esto encaja con el pensamiento único, que no concibe otro avance que no pase por los gobernantes, y también refleja sus debilidades: raro es que en estas reuniones pomposamente llamadas cumbres los pueblos obtengan beneficios concretos. Si las autoridades quieren ayudar a los pobres podrían, sin ir más lejos, bajar los impuestos y los subsidios, y abrir los mercados. No hacen falta tantos saraos para eso, que bien podrían negociar desde casa. Además, los enemigos mediáticos de la libertad ya han aprendido el C. RODRÍGUEZ BRAUN truco: como a los líderes mundiales les chifla salir por la tele mientras simulan arreglarlo todo, pues allá que se van los gamberros a boicotear la fiesta. Destrozos, detenidos, y cientos de policías que persiguen a los antiglobalizadores por la campiña escocesa cuando debían estar atentos a lo que los antiglobalizadores realmente letales preparaban en Londres. Y, por supuesto, mucho gasto que sufraga el contribuyente. ¿Ha observado usted que en estas famosas cumbres no hay nadie que se pague el billete con su dinero? EL VALOR DE LO INFORMAL P N O es un organismo internacional, carece de estructura formal, no tiene facultades, sólo emite un comunicado semestral con generalidades y habilita mesa para que hablen jefes de gobierno de los que pinchan y cortan. Nació, hace veinticinco años para estabilizar un sistema monetario en crisis y se ha convertido en el foro donde los poderosos hablan entre ellos sin protocolo de almidón. Estos días se reúnen en Escocia los de siempre: los siete más ricos; el ruso, que lideró un bloque durante la guerra fría y tiene potencia nuclear; los pobres más poblados, China, India y Brasil, y otros invitados, F. GONZÁLEZ pobres de solemnidad, que repreURBANEJA sentan el continente olvidado: África. De tanto rabadán no saldrá oveja muerta, ni rebaño descarriado. Ni arreglan, ni estropean. De que tanto poderoso hable y se conozca no sale más despotismo, más bien complicidad y entendimiento. Las estructuras informales mejoran las formales y en el nuevo mundo, plano y global, cuanto más red se teja más seguridad llega al sistema. Mallar es preferible a que cada uno vaya a su aire y al buen (o mal) tuntún. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate