Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión VIERNES 8 7 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil SENTIDO COMÚN A Audiencia Nacional revocó ayer el auto de conclusión del sumario- -apresurado en fondo y forma- -del juez Santiago Pedraz, a quien ordena que procese por los delitos de pertenencia a banda armada y amenazas terroristas a José Ignacio de Juana Chaos. Se evita así que el etarra sea excarcelado el próximo 3 de agosto, día en el que vencían sus condenas anteriores, que suman 3.000 años de los que sólo había cumplido 18. Todas las garantías procesales se cumplen con la decisión de la Audiencia Nacional, que impide el absurdo de poner la ley más al servicio de los intereses de un terrorista que del propio estado de Derecho. Acertada decisión que introduce cordura, cautela y sentido común a partes iguales. De Juana seguirá en prisión hasta que se pronuncie, definitivamente, la Justicia. L TERRORISMO CONTRA DEMOCRACIA (III) que hay quien quiere destruirla y que no basta con preOS atentados cometidos ayer en Londres por el guntarse quién es capaz de atacar a unas democracias terrorismo integrista islámico promovido por Al pacíficas y ejemplares, cuando lo que importa es que esQaida son la prueba de que las democracias están tán siendo atacadas desde su interior. Hay un estado de amenazadas por un enemigo paciente, implacable y deguerra terrorista contra la democracia, una guerra ejeterminado a lograr sus objetivos. Después de Nueva cutada con unos métodos no convencionales. Y mienYork, Washington y Madrid, Londres ha entrado en la tras la alternativa a una acción decidida de persecución lista de ciudades víctimas de un fanatismo que ya ha de los terroristas sea el psicoanálisis de las motivaciodado muestras suficientes de que su propósito es la desnes y las causas del terrorismo, las democracias seguitrucción de las democracias occidentales, al mismo tiemrán equivocando sus prioridades. po que la extirpación de cualquier brote de libertad en el mundo musulmán. Libertad y seguridad. Es seguro que la Unión Europea, La indiscriminación de las explosiones provocadas bajo la presidencia de Tony Blair, precisamente, se planen la red de transporte público de Londres, planificadas teará nuevas medidas antiterroristas. Ya lo hizo tras el para causar el mayor número de víctimas y también el 11- S y el 11- M, pero sigue faltando una conciencia colectimayor terror posible, como en el 11- S y el 11- M, es la va de disposición a afrontar una agresión absoluta. La mejor descripción de la dimensión criminal de este tecorrección política no debe seguir condicionando los derrorismo integrista, cuyas hechuras van más allá de la bates sobre la política de inmigración- ¿qué opinarán coartada de la intervención militar en Irak y Afganislos europeos cuando sepan que en España ha podido letán, de las relecturas históricas sobre el Occidente crisgalizarse la situación de inmigrantes gracias a la presentiano y el islam humillado o de los territorios irredentos tación de órdenes de expulsión? -y sobre la asimilación como Al- Andalus, tópicos estos habituales en la propacultural y política de las comunidaganda islamista. Se trata de un enemides extranjeras, sobre todo las musulgo global de la democracia que emplaLa sociedad británica y su manas. El garantismo legal debe adeza directamente a los gobiernos y a gravedad de las opiniones públicas de Europa a clase política reaccionaron cuarse a laque no es unala amenaza terrorista, delincuenpreguntarse si están dispuestos o no cia común, sin que este planteamiena enfrentarse a él, sin engañarse más con sentido unitario, sin to exija el sacrificio de todo principio y sin seguir confundiéndose sobre la ético y jurídico en la persecución de entidad de la amenaza. cambiar de enemigo ni los terroristas. La relación entre litransferir culpas a su El nuevo totalitarismo. Un nuevo totabertad y seguridad no puede seguir litarismo presiona a las democracias establecida como si la realidad fuera Gobierno, en aras de un europeas, y no lo hace en sus fronteidílica y no estuviera marcada por ras exteriores, con divisiones e infanconcepto de la seguridad un agresión terrorista capaz de hatería, sino desde dentro, en el seno de cer saltar por los aires la vida de decesus propias sociedades. No es menos nas de ciudadanos, junto con sus linacional que incumbe a grave ni distinta la intención de esta bertades y derechos. todo el país y que todos yihad terrorista que la que tenían el Combatir el desistimiento. Gran Bretanazismo y el estalinismo, aunque sus están dispuestos a ña ha recibido el apoyo y la solidariprocedimientos sean diversos. Lo dad de sus aliados, empezando por que debe cambiar de una vez para proteger y a respetar George Bush y el resto de asistentes a siempre es Europa y su actitud ante la reunión del G- 8 en Escocia. Tamlas amenazas a su seguridad. Cuando bién el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez una víctima no identifica correctamente a su agresor, Zapatero, transmitió su respaldo al Gobierno británico aumenta su vulnerabilidad y se expone a una agresión y mostró su plena colaboración en la persecución y deaún más destructiva. Los que han atacado las Torres tención de los terroristas, un mensaje valioso en las acGemelas, las cercanías de Atocha o el metro londinense tuales circunstancias, dentro y fuera de nuestras fronteno eran ni son enemigos particulares de Bush, Aznar o ras. Blair, aunque este falseamiento de la realidad haya serEn todo caso, en algo han fallado los terroristas del vido de consuelo y escondite a quienes en Europa- -una 7- J, como en el 11- S, aunque no en el 11- M. La sociedad vez más- -renuncian a señalar claramente a sus enemibritánica y su clase política están reaccionando con sengos, bien para eludir responsabilidades onerosas, bien tido unitario, sin cambiar de enemigo ni transferir culpara sacar beneficios políticos. pas a su Gobierno. Están aceptando una política inforLos terroristas conocen estas debilidades de las sociemativa de hierro, encauzada rígidamente por el Gobierdades democráticas, porque viven en ellas y circulan no británico a través de la Policía, en aras de un conceppor ellas aprovechando sus sistemas de libertades y deto de la seguridad nacional que incumbe a todo el país y rechos. Y por esto mismo, las democracias habrán de que todos están dispuestos a proteger y a respetar. El examinarse a sí mismas para detectar sus carencias, porGobierno británico no va a retirar sus tropas de Irak ni que no se puede funcionar como si el terrorismo integrisva a desconectarse de sus alianzas de seguridad colectita fuera un accidente asociado a una determinada polítiva ni va a buscar nuevos aliados más acomodaticios. En ca exterior, o, en el más sofisticado de los casos, una un comunicado radiofónico, Blair no defraudó su resconsecuencia de la falta de comunicación entre civilizaponsabilidad ante la Historia y, cogiendo el testigo de ciones, que se resuelve con taumatúrgicas proclamas Churchill anunció a sus compatriotas que los terrorismulticulturalistas. Europa vive un problema de seguritas no nos aterrorizarán, no nos dividirán y no nos intidad interna, agravada por una actitud política vacilanmidarán Éste, sin duda, no será el 11- M de Tony Blair, te. Tarde o temprano- -mejor esto último- -la Europa sino el 11- S de Gran Bretaña. democrática tendrá que perder la inocencia y asumir L Santiago Pedraz EFE PROBLEMAS DE PESO OS efectos de la votación de Singapur crecen o menguan en función de un escenario móvil, que se encrespa o atempera en función de las circunstancias. Cuando en Londres era fiesta, la política exterior de Zapatero era objeto de crítica sonora; llegado el duelo, los reproches se ajustan necesariamente a la realidad que dibujan las bombas terroristas. Y, lógicamente, la crítica se viste con las ropas del respeto al dolor ajeno. Singapur y el fracaso de la política exterior de Zapatero se convierten, entonces, en un debate en voz baja, aunque en el fondo nada es distinto, porque forma parte de lo mismo: El peso específico de España pierde enteros, voto a voto, en Singapur y en Nueva York. Diluida presencia internacional que corre el riesgo de ir a peor. L URGENCIAS A reforma estatutaria de Maragall no es la que anhelan Montilla, Piqué o Mas. Vinculados por el desapego a un proyecto que a unos le viene largo (PP) a otros aparentemente corto (CiU) y a otros les desencaja (PSOE) el Estatuto catalán no será el que dibujan el presidente de la Generalitat y sus socios de ERC, seguramente porque el trazo tampoco es el mismo. Lo único claro de esta larga historia de encuentros y desencuentros en cascada es que hay muchas sensibilidades pendientes de ajustar en un texto que, por mucho que corran, viene a destiempo y en precario. Las urgencias históricas suelen terminar en Urgencias. L