Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Deportes NO PUDO SER LA ALEGRÍA DEL VENCEDOR JUEVES 7 7 2005 ABC Trafalgar Square fue el centro de las celebraciones de los londinenses. En la imagen forman con letras la leyenda: Gracias, Londres AFP La plaza londinense, bajo la columna de Nelson, es el lugar donde los británicos celebran todos sus grandes éxitos. La euforia se desató allí al conocerse el triunfo de Londres Los datos del ganador Habitantes. 7,38 millones (2,9 en la City y el resto en el llamado Gran Londres Lema. Back the bid Apoye la candidatura Inversiones previstas. 3. 800 millones de dólares para el Comité de candidatura, 15. 800 millones de dólares de gastos de infraestructuras. Estadio olímpico. 80.000 plazas (reducidas a 25.000 tras los Juegos) Distancia. Los principales lugares de competición y residencia están como máximo a 11 km. los unos de los otros (el 97 por ciento de los atletas estarían albergados a 30 minutos de su sitio de competición y el 80 por ciento a 20 minutos) Trafalgar festeja una nueva victoria TEXTO EMILI J. BLASCO M. FRÍAS LONDRES SINGAPUR. Aficionados a los simbolismos históricos, en el bicentenario de la batalla de Trafalgar los londinenses festejaron una nueva victoria sobre franceses y españoles, esta vez no de la mano de un almirante sino de un ex atleta olímpico elevado también a héroe, Sebastian Coe, presidente del comité de la candidatura de Londres 2012. La alegría se extendió por todo el país desde Londres, al sur, hasta lo localidad norteña de Gleneagles, donde tiene lugar la reunión del G- 8. Un exultante Blair, que había abandonado con antelación Singapur para poder hacer de huésped de los mandatarios de la cumbre, compareció de inmediato ante la prensa internacional para expresar su satisfacción. Es fantástico. Es un día decisivo para el Reino Unido. Muchos consideran que Londres es la más grande capital del mundo y los Juegos Olímpicos nos ayudarán a mantenerlo proclamó. Blair reconoció que le comieron los nervios esperando ante el televisor la decisión del COI. No es frecuente en este trabajo que uno salte y dé un puñe- tazo de alegría al aire y abrace a la persona que tiene al lado comentó un pletórico primer ministro, que luego recibió la congratulación de los demás dirigentes del G- 8, incluido el presidente francés, Jacques Chirac. Con el anuncio de la ciudad ganadora, la fiesta comenzó en Trafalgar, donde se habían reunido unas cuatro mil personas: miles globos se elevaron, las lágrimas de alegría aparecieron en muchos rostros y fue descubierto un gran cartel de Gracias, Londres Los atletas Kelly Holmes y Steve Cram, que desde el escenario amenizaron la cuenta atrás, saltaron de alegría y dieron comienzo a una larga celebración musical, con ritmos de samba y rock roll La fiesta llegó también al barrio de Stratford, en el este de Londres, donde se construirán las principales instalaciones olímpicas, que servirán para rehabilitar esta zona degradada de la ciudad. Además de banderas con la Union Jack británica y el logotipo de Londres 2012, muchos de los asistentes llevaban en Trafalgar la camiseta de la candidatura, que lleva impreso el le- Para construir la Villa Olímpica Londres deberá desalojar 300 empresas y reubicar a 15.000 empleados ma Hagamos que el Reino Unido se sienta orgulloso A las manifestaciones de júbilo se unieron personajes como Nelson Mandela, presente en Londres para reivindicar más ayuda para África, quien expresó su convicción de que no hay mejor ciudad para albergar unos Juegos Olímpicos Un proyecto incierto Los miembros del COI han optado por una de las soluciones que a priori más riesgos presenta. Pese a saber que Ma- drid cuenta con más del 80 por ciento de las instalaciones construidas y que París sólo necesitaba el impulso final para tener todo a punto, han designado a Londres, ciudad que ha presentado un proyecto virtual en el que, por ejemplo, del Estadio Olímpico- -la obra más importante de todos los Juegos- -nada se sabe. Y todo ello, justo un año después de haberlo pasado tan mal con los retrasos de las obras en Atenas. No han escarmentado. Las primeras dudas de lo que podría ser Londres 2012 surgieron en los propios ingleses, que no lo vieron nada claro. Hasta el punto de que su presentación en sociedad se tuvo que aplazar hasta en tres ocasiones porque no obtuvo el beneplácito del Gobierno británico. El entrar en una espiral de obras sin fin, de retrasos en los plazos y de excesos en los presupuestos provocó el recelo del Ejecutivo de Tony Blair, quien sólo muy al final apostó fuerte por el proyecto. Una de sus primeras medidas fue la de poner al frente de Londres 2012 a Sebastian Coe, su verdadero impulsor y, como se pudo comprobar ayer, el artífice del éxito. El presupuesto de la candidatura londinense es de 3.500 millones de euros, el más caro de los cinco presentados al examen, de los que más de 900 se financiarían por un aumento del 20 por ciento de los impuestos locales, mientras que la lotería inglesa generaría 2.340 millones. Parece como si la grandiosidad de las cifras hubiera impresionado a los miembros del COI, que se extrañaron mucho, por ejemplo, por el bajo coste de Madrid, justificado después en que no tenía que construir tanto. El proyecto de Londres 2012 es una mezcla de construcción de nuevas instalaciones y remodelación de otras ya existentes. Pero el gasto más importan-