Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes NO PUDO SER POR QUÉ MADRID SE QUEDÓ FUERA JUEVES 7 7 2005 ABC Los parisienses no se explicaban cómo habían perdido por tercera vez REUTERS Trafalgar Square, en Londres, estalló de alegría con las palabras de Rogge Tras la eliminación de Nueva York dos delegados egipcios y uno israelí comprometieron sus votos con España, pero estos no llegaron. De haber cumplido, París hubiera sido eliminada antes y Madrid habría aspirado seriamente a la victoria La traición de Egipto e Israel eliminó a Madrid TEXTO MANUEL FRÍAS, ENVIADO ESPECIAL SINGAPUR. Las cuentas las tenía muy claras la delegación de Madrid 2012, como adelantó ayer ABC. Si todo se desarollaba según el guión previsto por Feliciano Mayoral y su equipo de trabajo, la primera en ser eliminada tenía que ser Moscú, y la segunda Nueva York. Se había trabajado y diseñado la estrategia en esa dirección, por lo que, si la votación seguía ese camino, las opciones de Madrid serían las máximas para hacerse al final con la sede olímpica de 2012. El guión se cumplió, pero Madrid no salió elegida. Es más, fue eliminada en la tercera votación, en la que basaba todas sus esperanzas para seguir creciendo y ganar al final. Sus rectores afirmaron a ABC que habrían vencido con claridad, hasta el punto de que en la víspera de la votación algunos miembros destacados lo estaban celebrando ya por la noche en el Mesón Txistu montado en Singapur. Siempre desde el punto de vista de los rectores de la candidatura madrileña, la primera votación se produjo según lo esperado. Lo importante en todo proceso electoral complejo como es éste del COI está en ir asegurando los votos de los descartados, más que en salir con una gran mayoría desde el principio, teniendo en cuenta que las votaciones suelen ser muy igualadas porque los proyectos son en su mayoría de alta calidad. Pocas ganas de los rusos Entre el informe de la Comisión de Evaluación y las pocas ganas que han puesto los rusos en Singapur, se llegó a la eliminación de Moscú, que sólo obtuvo 15 votos. Madrid había conseguido su objetivo por partida doble. Primero, porque fuese la capital rusa la eliminada, y segundo, porque la distancia con Londres y París era mínima (22 votos Londres, 21 París y 20 Madrid) teniendo en cuenta que los votos de Moscú caerían para Madrid. Nueva York fue la cuarta, con 19. Madrid se había asegurado un buen colchón para superar esta primera eliminatoria (y hasta la segunda) con los votos de los países latinoamericanos. Efectivamente, así pasó, y de los 15 apoyos que recibió Moscú en la primera votación, 12 fueron para Madrid en la segunda, que finalizó en primera posición. El ascenso de Madrid fue espectacular, al llegar hasta los 32 votos. También subieron Londres (27) y París (25) mientras que Nueva York perdió votos (16) lo que demuestra que ya comenzó a funcionar en esa fase el voto útil. El griego Nikolau, que apoyaba a Madrid, no acertó a votar y llegó fuera de tiempo en la tercera ronda La clave estuvo en la tercera votación. De entrada, el griego Lambis Nikolau no acertó a la hora de marcar su voto, que llegó fuera del tiempo que había establecido el coordinador de la votación, y aunque el griego reclamó a la mesa, el presidente Jacques Rogge le recomendó dejar las cosas como estaban y estar más aplicado en las siguientes votaciones. Jacques Rogge estaba un poco molesto con su Asamblea porque tardaron más de quince minutos en comprender el sistema de votación, que consistía en tener un mando del tipo de los de televisión, presionar el número al que se quería votar y luego confirmarlo con una segunda tecla. Nikolau era un hombre que votaba a Madrid. Por eso la capital de España tuvo un voto menos en la tercera ronda (31) que dejó bien a las claras también la traición de aquellas personas que se habían comprometido (verbalmente) con Madrid para esta tercera votación, tras la eliminación de Nueva