Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 7 7 2005 Internacional 29 ÁLVARO URIBE Presidente de la República de Colombia Pido que la prudencia no se traduzca en neutralidad con el terrorismo en Colombia BOGOTÁ. ¿Va a plantear a Zapatero su preocupación por el rearme de Venezuela? -No me ponga a hablar ahora de los vecinos, que no lo voy a hacer aquí ni allá. Nosotros tenemos que manejar esos temas con mucha prudencia, son 2.216 kilómetros de frontera muy dinámica, y lo que necesitamos es que todos los vecinos entiendan que nos tienen que ayudar en la lucha contra el terrorismo. Hoy por nosotros, mañana por ellos. Cuando estos terroristas no pueden secuestrar aquí se van a secuestrar al Ecuador o a Venezuela. Sobre las armas yo he sido muy claro: Colombia lo que le ha pedido a todo el mundo es que se respeten los tratados internacionales sobre transparencia en la negociaciones de armas y que se hagan públicamente, porque de ahí se deriva información, de la información, debate, y del debate controles. -Si piden ayuda a los vecinos ¿cómo valora que el canciller encuatoriano diga que su país no está ni con uno ni con otro en referencia a su Gobierno y a las FARC? -Se lo voy a contestar por la positiva. Nosotros tenemos una doctrina que creemos que es justa, que es pedirle a la comunidad internacional que la prudencia no se traduzca en neutralidad, porque aquí no se puede medir con el mismo rasero a un gobierno democrático que a unos terroristas cínicos, arrogantes, llenos de plata, negociantes de narcotráfico. ¿Qué espera de esta visita a España, que seguirá en el Reino Unido? -La agenda con España es de múltiples temas: de orden público, de cooperación con la UE, de la extensión del tratamiento preferencial de la UE por diez años, que ya se ha dado, pero falta alguna regulación técnica. Ustedes saben que el Fondo de Apoyo al Desarrollo de España ha ayudado mucho a Colombia. Particularmente voy a insistir en dos proyectos: la construcción del distrito de riego del triángulo del Tulima y el parque temático de la ciudad de Pereira. Y por supuesto en todas partes será tema obligado la Ley de Justicia y Paz, la política de seguridad. -Una ley en la que, por cierto, muchos ven una amnistía encubierta para los paramilitares- -Hemos enfrentado militarmente por igual a la guerrilla que a los paramilitares, y las ofertas de paz ahora son igualitas para los mismos a partir de un cese de hostilidades. La transparencia es fundamental para nuestra política, y la transparencia es adhesión a los derechos humanos, es no unirse con un grupo de bandidos para derrotar a otro grupo de bandidos. Yo me habría podido unir subrecticiamente con los para- El presidente colombiano inicia el lunes una visita a España con su polémica Ley de Justicia y Paz bajo el brazo, con la que busca sacar a su país de una amenaza terrorista ante la que- -dice- -no vale ser neutral TEXTO: LAURA L. CARO FOTO: EFE militares y decir, acompáñenos a derrotar la guerrilla, no hagan masacre. Seguramente iríamos más adelante en la derrota de la guerrilla, eso nunca ha pasado por nuestra mente. Somos demócratas, somos cristianos, estamos comprometidos con el restablecimiento del imperio de las instituciones. Pero no hay que preguntarse por el discurso, sino por la acción: en este Gobierno van 1.280 abatidos, 11.792 capturados y 12.630 reinsertados, un 55 por 100 paramilitares y el resto la guerrilla. ¿No es excesivo que delincuentes confesos no tengan que pasar por la cárcel? ¿ha tenido esto algo que ver con las dificultades para aprobar la ley habidas incluso dentro de su Gobierno? -Por la cárcel tienen que pasar los res- Si aceptaran el cese de hostilidades completo, el Gobierno tiene fondos para sostener al ELN en el proceso de paz ponsables de delitos atroces sean guerrilleros o paramilitares, la manera como funciona la desmovilización es idéntica. Esta ley es enfática en no dar indulto a los responsables de los delitos atroces. Ahora lo que la gente le dice a uno es, pero ¿por qué les reducen las penas? Eso son los costos de los procesos de paz, eso es inevitable. Que por un delito atroz aquí no le van a imponer 40 años de cárcel, sino 8, eso puede ser injusto. Pero miren de dónde venimos... de procesos de paz donde no se exigía justicia ni reparación, y lo único que importaba era la paz. Por eso hemos agregado que una ley que sea un buen equilibrio entre justicia y paz no puede, en nombre de la paz, llegar a la impunidad, pero tampoco puede en nombre de la justicia convertirse en una ley de sometimiento. Si no hubo consenso, muchas apreciaciones de los críticos las recogió el texto legal. Es una ley muy difícil, producida con toda la buena fe. Con todo sobre la mesa: aquí no hay negociaciones escondidas. ¿Qué tiene que decir en relación a las acusaciones de complicidad con los paras presentadas contra us- ted hace diez días en La Haya? -Llevan 20 años acusándome, de qué no me habrán acusado. Aquí hay muchos interesados en que la política de seguridad no tenga continuidad, porque saben que de ahí se desprende el triunfo de la guerrilla, que es lo que los colombianos no vamos a permitir. He sido un demócrata con sentido de autoridad, pero sobre todo demócrata. No tengo en mi recorrido una sola mancha contra el deber ser del demócrata... ¿Mantiene un canal abierto para el acercamiento con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) -Con el ELN hemos hecho todos los esfuerzos. En el último proceso dijeron que aceptaban el cese de hostilidades, pero que no incluían el secuestro, por que si no la gentes se les salía. Sin embargo, hemos mantenido el canal abierto, que esta en una nueva fase de confidencialidad, haciendo propuestas con toda la buena fe y quiero decir esto: si aceptaran en algun momento el cese de hostilidades completo, el gobierno tiene fondos para sostener a los integrantes del ELN en el proceso de paz mientras no delincan. Es la primera vez que lo digo en público. ¿Sigue en pie su propuesta de negociar con las FARC el llamado intercambio humanitario -En Cali, públicamente, hace unas semanas respondía a una inquietud de los familiares de los secuestrados: el gobierno está dispuesto a reunirse con las FARC en un sitiecito del país, no en una zona, a garantizar que hasta allí lleven a sus voceros la Cruz Roja Internacional o quien quiera, que tengan seguridad en ese sitiecito para el acuerdo humanitario y siempre cuando haya un hecho previo de buena fe. -Las FARC mataron el pasado día 25 a 17 civiles en Tupumayo, ¿Es el fin del repliegue de la guerrilla? -Ellos nunca han tenido repliegue, han atacado desde el primer día, pero el Gobierno ha tenido toda la voluntad de enfrentarlos. Yo encontré 50.000 terroristas ricos, arrogantes, llenos de dinero y enfrentarlos no es fácil. Con lo que pueden contar los colombianos es que no habrá minuto en que no me dedique a la tarea de restablecer la paz y el bienestar de mis compatriotas. -Si la Corte no aprueba la reforma constitucional que haría posible su reelección ¿ha pensado en algún plan B o en un sucesor? -Tengo pensado trabajar con el mismo amor por mis compatriotas hasta el último minuto de gobierno, con o sin reelección. He tenido algunas convicciones interiores: a estos países hay que explotarlos menos y darles más. A este pueblo hay que pedirle menos y quererle más.