Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional JUEVES 7 7 2005 ABC TRANSICIÓN Y NACIONALISMO a transición política española tuvo muchas cosas buenas, la mayoría, y algunas malas. Entre las primeras se encuentra la recuperación de la concordia nacional y la elaboración de una Constitución bajo la que podían cobijarse la mayoría de los españoles. Entre las segundas, el mal tratamiento dado al problema planteado por los nacionalismos. Por lo que se ve, parece que desde el Gobierno se nos anima a abandonar lo bueno y a empeorar lo equivocado. Acaso el mayor de los errores del actual Ejecutivo sea el proceso emprendido para romper la concordia y provocar una escisión de la sociedad en dos sectores hostiles. Existe, en este sentido, IGNACIO SÁNCHEZ un abismo infranqueaCÁMARA ble entre Suárez y Zapatero. Mientras uno tendía siempre la mano a la oposición, el otro aspira a su marginación. Quizá la más urgente tarea veraniega para el Ejecutivo sea reflexionar sobre las consecuencias de esta actitud y rectificar. La legislación educativa y la política antiterrorista parecen dos excelentes ámbitos para intentar restablecer la concordia perdida. No parece que quepan muchas esperanzas, es demasiada la obstinación exhibida hasta ahora. Pero, entre tantos aciertos, la transición, sus protagonistas y, con ellos, los españoles, hemos fracasado en el tratamiento dado al problema de los nacionalismos. Basta acudir a los hechos pasados y a la situación presente para constatarlo. A la vista de esto, nada sería tan justificado como la decisión del Gobierno de aprender de los errores del pasado y rectificarlos. Y para ello debería dialogar y pactar con el principal partido de la oposición. Mas está haciendo justamente lo contrario. Desde luego, sigue dando la espalda a la oposición. Pero no es sólo esto. Además, está rectificando, a mi juicio, en la dirección equivocada, agravando el mal. Si el error residió, como creo, en hacer excesivas concesiones políticas, en aprobar una ley electoral errática y en erigir a las minorías nacionalistas en árbitros de la política nacional, es decir, en emprender una política de concesiones y apaciguamiento, la solución no puede consistir ahora en profundizar en el error, sino en marchar en la dirección contraria. Zapatero ha emprendido el camino equivocado que consiste en combinar más concesiones a los nacionalismos, incluidos los republicanos y separatistas, y en marginar a la oposición popular hasta intentar situarla extramuros del sistema, si no se pliega a la política del Gobierno (cosa que dista de ser el fin de la oposición) Hasta ahora, los Gobiernos democráticos no han pecado de incomprensión hacia el nacionalismo, sino, más bien, de todo lo contrario. Nada más patético que contemplar cómo los dos grandes partidos (y, quizá, bastante más el PSOE que el PP) se someten a las imposiciones (en algún caso, acompañadas del terror) de las minorías nacionalistas. Y no se trata de aprender de un pasado remoto, sino del ayer más cercano, del puro hoy. Más unidad y concordia nacionales, y menos nacionalismo. L La fundación de Redondo acusa a la Generalitat de los ataques en Avui En un manifiesto se solidariza con los intelectuales catalanes b Según el colectivo cívico, con mucha frecuencia llegan noticias alarmantes sobre episodios de quiebra de la convivencia democrática en Cataluña ANA ANTOLÍN BILBAO. La Fundación para la Libertad hizo público ayer un manifiesto en el que acusa a la Generalitat de ser cómplice del acoso social y exterminio propuesto desde las páginas del diario Avui contra los intelectuales catalanes no nacionalistas, a quienes expresa su solidaridad. Esta plataforma cívica que preside el ex secretario general del PSE Nicolás Redondo Terreros aprovechó la presentación, en un céntrico hotel bilbaíno, de Mirando atrás: De las filas de ETA a las listas del PSE las memorias del gerente de dicha fundación, Teo Uriarte, para dar a conocer el manifiesto. El documento, de dos páginas, lleva por título Por la convivencia, contra el fanatismo y fue leído por el periodista Santiago González, al comienzo del acto que congregó a personalidades vascas comprometidas con los movimientos sociales y la lucha por la libertad, como el artista Agustín Ibarrola o Maite Pagazaurtundúa, así como una amplia representación del PP vasco. La presencia del PSE- EE se limitó, sin embargo, al parlamentario vasco, Emilio Guevara, que irrumpió en las lis- Maite Pagazaurtundúa felicita a Uriarte por la presentación del libro tas de las pasadas elecciones de abril como independiente. La Fundación para la Libertad denuncia en el manifiesto que Malló invitara al acoso social contra los que califica de intelectuales antinacionalistas y en última instancia, a su exterminio Y subraya que con demasiada frecuencia llegan de Cataluña noticias alarmantes sobre episodios de quiebra de la convivencia democrática que, según señalan, podrían parecer patrimonio del País Vasco TELEPRESS Por último, instan a los medios de comunicación a hacer buen uso de la libertad de expresión que consagra la Constitución, desde el respeto a los derechos fundamentales y a las libertades públicas Y, además, exigen a la Generalitat, aunque también al conjunto de poderes públicos, que extremen su vigilancia y su celo contra los atentados a la convivencia y que impidan que hechos como los denunciados se repitan ante la indiferencia y pasividad de la instituciones TEO URIARTE GERENTE DE LA FUNDACIÓN PARA LA LIBERTAD Aunque hoy es uno de las principales constitucionalistas del País Vasco, no siempre ha estado de este lado Ayer presentó sus memorias, en las que recrea su extensa trayectoria política Echo de menos la alternativa de PP y PSE ISABEL G. ESLAVA MADRID. -Hábleme de su nuevo libro, Mirando atrás: De las filas de ETA a las del PSE -Constituye las memorias de mi vida, recuerdos desde la infancia hasta hace sólo dos años. A muchos les podrá sorprender. Cuento mi paso por ETA, el proceso de Burgos, mi estancia en la cárcel durante ocho años, el origen de Euskadiko Ezkerra, con Mario Onaindía, y también mi labor en la actualidad. -Menuda trayectoria... -Muchos dicen que podría ser una novela, pero es la realidad, con momentos de felicidad y también de tragedia. -Desde su posición privilegiada, ¿qué piensa de una posible negociación con ETA? -Creo que se puede negociar, pero con una premisa previa y fundamental; antes hay que derrotarlos. Hablar con una ETA no derrotada sería decirle que está legitimada en sus crímenes. -Pero, ¿cree posible el fin de la banda en estas circunstancias? -Creo que se estaba consiguiendo, con el Pacto Antiterrorista y con la firmeza del Estado de Derecho. -La elección del nuevo lendakari ha sido la más complicada de los últimos años. ¿Qué opina sobre el momento actual en la Cámara de Vitoria? -Se está escenificando la realidad de Euskadi, con muchos nervios por parte de los que tienen el poder desde hace 25 años y ahora han visto que podían perderlo. Que Ibarretxe haya sido elegido por los sucesores de Batasuna ha creado una mala situación. No creo que sea ejemplarizante ser investido por los votos de un partido de esa naturaleza. -Para terminar, ¿cómo están las cosas en el socialismo vasco? -Tengo que reconocer con encomio que admiro la testarudez del PSE frente a las opciones dominantes. Sin embargo, echo de menos la alternativa formada por PP y PSE, que podría dar buenos frutos, y lo siento.