Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 MIÉRCOLES 6 7 2005 ABC Economía La CE lleva a España y otros cuatro países al Tribunal de la UE por no liberalizar el gas y la luz Madrid recibe un dictamen motivado por la acción de oro de las empresas privatizadas europeo de Energía, dice que se siente preocupado respecto a la situación del mercado de gas y electricidad de la Península Ibérica MARIBEL NÚÑEZ. ENVIADA ESPECIAL ESTRASBURGO. La Comisión Europea ha decidido enviar a cinco países europeos, entre los que está España, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber traspuesto las directivas europeas en materia de liberalización de los mercados de gas y electricidad. Los países que tendrán que acudir al Tribunal de Luxemburgo a defenderse son, además de España, Estonia, Irlanda, Luxemburgo y Grecia. Portugal, por su parte, ha recibido un dictamen motivado, el paso previo antes de pasar por el Tribunal europeo, por deficiencias en su legislación en materia de liberalizaciones. Estas dos directivas, según la Comisión Europea, son fundamentales para lograr una apertura real de estos dos mercados y, por consiguiente, dar la posibilidad a los consumidores de elegir compañía suministradora. En teoría los grandes consumidores, sobre todo las empresas, pueden elegir suministrador de estos dos servicios desde el día 1 de julio de 2004, mientras que los consumidores domésticos lo podrán hacer desde el 1 de enero del año 2007, siempre y cuando los distintos estados obliguen a las empresas a hacer una liberalización total de estos servicios. La legislación europea, que, según la Comisión, no está traspuesta en España y en otros cuatro países, combina el aumento de la competencia en los sectores mencionados con el mantenimiento de un servicio de calidad, universal y de protección de los consumidores vulnerables (aislados, por ejemplo) con la garantía en el suministro. La Comisión Europea considera que la trasposición de las dos directivas es fundamental para sentar las bases de la relación en este campo con los denominados países de la ampliación. Sin embargo, los contenciosos de España con Bruselas no se limitan a los mercados del gas y la electricidad, ya que la acción de oro (más conocida como golden share en inglés) también continúa siendo materia de dispub Andris Piebalgs, comisario Bruselas planea armonizar el Impuesto de Matriculación La unidad de mercado que persigue la Comisión Europea ha llegado también al Impuesto de Matriculación de los vehículos. El Ejecutivo comunitario presentó ayer una propuesta de directiva, que tendrá que recibir el visto bueno del consejo europeo de ministros de Economía, que pretende armonizar este impuesto en los 25 países para evitar las dobles imposiciones que sufren algunos ciudadanos y las enormes disparidades de este impuesto en los distintos países. Así, se prevé que en los países en los que este impuesto es más alto (16.000 euros en el caso de Dinamarca) baje, y en cambio suba en aquellos donde tiene un nivel más bajo, como es el caso de España, aunque no se dieron cifras. Asimismo, la Comisión pretende que una parte de este impuesto se vincule al nivel de contaminación del vehículo. Solbes, vigilante de la acción de oro cuando era comisario de la UE, se ha convertido ahora en vigilado por la CE ta. En concreto, la Comisión Europea ha decidido enviar dos dictámenes motivados (fase previa antes de llevar a un país ante el Tribunal de la UE) a España por esta acción que mantiene el Estado en el caso de las empresas privatizadas. El caso de la acción de oro o mecanismo por el que el Estado tiene capacidad de veto en las decisiones de algunas empresas consideradas estratégicas, no es nuevo, ya que el Tribunal de la UE ya la declaró ilegal en mayo de 2003, por ser contrario a libertad de circulación de capitales dentro de la Unión Europea. Después de esta amonestación, el entonces ministro de Economía, Rodrigo Rato, realizó unas modificaciones que, a la luz de lo anunciado ayer por Bruselas, resultan insuficientes. La paradoja es que sea el ex comisario europeo de Economía, Pedro Solbes, y vigilante en cierto modo de esta acción de oro pasa a ser ahora el vigilado ya que es el encargado de realizar las reformas sobre esta acción para pasar el filtro de Bruselas. Trichet conversaba el lunes en el Parlamento Europeo con Joaquín Almunia AFP El informe anual del BCE recibe el rechazo del Parlamento Europeo M. N. ESTRASBURGO. La crisis política que vive la Unión Europea desde el rechazo francoholandés a la Constitución se deja sentir cada día en las actividades de las instituciones europeas. En el caso de ayer fue el turno del Banco Central Europeo (BCE) cuyo informe anual no pasó el trámite, otras veces rutinario, del Parlamento Europeo. Este informe de la Comisión de Asuntos Económicos, positivo en general sobre las actividades del BCE, recibió 296 votos en contra, 287 a favor y 41 abstenciones de los eurodiputados, que por mayoría, aunque no muy amplia, lanzaron el mensaje a la máxima autoridad monetaria europea de que no ha reaccionado adecuadamente ante la situación económica europea, que dista mucho de ser la ideal. Además, la mayoría de la Eurocámara se mostró en contra del férreo control sobre los precios que realiza el BCE, por entender que no es una garantía del crecimiento económico y del empleo, tal y como defendió el presidente del BCE, Jean- Claude Trichet, el lunes en la sede del Parlamento Europeo. Le hemos dicho al BCE que se centra demasiado en la estabilidad ignorando la necesidad de crecimiento que tiene la economía europea, que es primordial para el Pacto de Estabilidad y Crecimiento aseguró ayer el eurodiputado socialista Ieke van den Burg después de la votación. Trichet explicó el lunes, con motivo del debate anual sobre la actividad de la institución que preside, que la actividad económica se ha mantenido débil durante el primer semestre del año, a pesar de lo cul reiteró su confianza en una progresiva recuperación.