Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 6 7 2005 Madrid 39 El Ayuntamiento inicia un programa para sacar de la calle 20.000 palomas al año Las atrapa y traslada a comederos donde toman fármacos que impiden su reproducción b La Dirección de Salud Pública Y ahora, cotorras A la fauna tradicional en las calles de Madrid- -gatos vagabundos, mucho más incontrolables que los perros, palomas, ratas o cucarachas- se van uniendo otras especies de origen mucho más exóticos. Son nuevos vecinos introducidos por la mano humana y que han tenido que terminar adaptándose a la fuerza a su nuevo hábitat, a veces muy diferente del suyo de origen. Es el caso de las cotorras, una especie de aves venidas de Suramérica y que, cada vez con mayor frecuencia, adorna con sus vivísimos colores los árboles de lugares como la Casa de Campo. Allí han encontrado un segundo hogar estas aves, tras ser abandonadas por dueños tan caprichosos como irresponsables. nas de posible transmisión al ser humano, como salmonella, clamidia, parásitos intestinales o trichomoniasis. Los animales enfermos son sacrificados, y los sanos se trasladan a espacios determinados, donde se les permite anidar y se les instalan comederos. Mezclados con la comida, se les suministran fármacos anticonceptivos, de manera que la población deje de reproducirse. El primer estudio sobre colonias de palomas se realizó, el pasado año, en el distrito de Chamberí, donde se inició este programa como experiencia piloto. El lugar se eligió porque se daba una concentración muy importante de estos animales, lo que permitía estudiarlas muy bien explica Torrecilla. advierte que alimentar a estas aves está prohibido, y la comida sobrante atrae a la zona a otras plagas, como ratas o cucarachas SARA MEDIALDEA MADRID. La imagen bucólica de la ancianita o del grupo de niños en un parque rodeados de palomas que casi picotean de sus manos está muy lejos de la realidad: según advierte la Dirección de Salud Pública del Ayuntamiento de Madrid, estas aves son transmisoras de múltiples enfermedades, y alimentarlas en la calle atrae además a otras plagas de animales mucho menos simpáticos como ratas y cucarachas. Es por ello que el Ayuntamiento- -a través de la concejalía que dirige el edil Pedro Calvo- -ha puesto en marcha un programa para sacar de las calles 20.000 palomas cada año. Ya cuenta con presupuesto y ha comenzado a trabajar. La primera medida ha sido económica: el presupuesto del área para esta causa se ha multiplicado por seis, pasando de los 25.000 euros de los años 2003 y 2004 a los 150.000 con que se cuenta ahora. Dentro del programa de desinsectación y desratización, la lucha contra las plagas de palomas es uno de los campos donde más esfuerzos se realizan, precisamente por la creciente presencia de estas aves. Las palomas invaden la Puerta del Sol todos los días El objetivo municipal es eliminar unos 20.000 ejemplares al año, y mantener este ritmo durante unos cinco años. Es muy importante, para el éxito de este programa, contar con la colaboración ciudadana. Desde el Ayuntamiento recuerdan que está prohibido por las ordenanzas dar de comer a estos u otros animales de la calle. Además de contribuir con ello a la proliferación de estas plagas, los restos de comida JAIME GARCIA Cazarlas con red El procedimiento que se sigue para acabar con ellas, explica el director de Salud Pública, José Manuel Torrecilla, consiste en cazarlas con una red, en un espacio público en que ha habido un cebado previo. Una vez atrapadas, los animales son analizados, medidos y registrados. El estudio sanitario de los ejemplares demuestra que muchos de ellos están afectados por enfermedades, algu- Parque Eva Perón o Rosales Ahora, la medida va a extenderse al resto de la capital, comenzando por las zonas que consideran más perjudicadas: Empezaremos a actuar en el parque Eva Perón, junto a la plaza de Roma, y luego seguiremos por el paseo de Rosales y otras zonas muy afectadas indica el director de Salud Pública. que quedan en la calle, recuerda Torrecilla, atraen a otras especies que cuentan con muchas menos simpatías entre los vecinos, como las ratas o las cucarachas. Esta coincidencia se ha comprobado en lugares habitualmente frecuentados por palomas. El Ayuntamiento colocará paneles informativos en los parques informando de estas cuestiones, y también iniciará campañas y buzoneos para que los ciudadanos conozcan los riesgos.