Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MIÉRCOLES 6 7 2005 ABC El presunto capo del cártel de Juárez sería un arquitecto premiado M. M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. La presidencia de México ha podido columpiarse una vez más a través de su portavoz, Rubén Aguilar, quien anunciaba anteayer la captura de Vicente Carrillo Fuentes, capo del cartel de Juárez, cuando el detenido parece tratarse, en realidad, de un arquitecto sin relación alguna con el narcotráfico y el crimen organizado. De hecho, la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) eludía cualquier comentario al respecto, al no haber podido determinar aún con precisión si la persona aprehendida el sábado como Joaquín Romero Aparicio es en realidad Carrillo Fuentes. Los hermanos del arrestado, Mario y Lucina Romero Aparicio, lamentan que esta confusión indignante haya perjudicado de manera extraordinaria la vida de su familia y, concretamente, la de Joaquín, quien, dijeron, es un arquitecto reconocido a nivel internacional por sus obras, que recibió el Laurel de Oro México- España por su trabajo La aparente metedura de pata coincide con una de las peores rachas que ha sufrido la imagen del gobierno de Vicente Fox desde su llegada al poder en 2000. El escándalo de corrupción deja sin tesorero y secretario al partido de Lula El presidente del Partido de los Trabajadores también se tambalea b El mandatario debe anunciar una reforma amplia en su gabinete, que incluía la entrada del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centro derecha) VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. El oficialista Partido de los Trabajadores (PT) del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, perdió a dos de sus líderes en medio de las denuncias de corrupción que sacuden a la formación y al gobierno. Después de la renuncia hace veinte días del jefe de gabinete de Lula, José Dirceu, el secretario general del partido, Silvio Pereira, y el tesorero, Delúbio Soares, recibieron presiones para marcharse del partido. La renuncia del presidente del PT, José Genoino, que se tambalea en el cargo, dependía de la reunión de ayer del directorio ejecutivo del partido. Pereira dimitió de su cargo y reclamó la apertura de una investigación sobre su supuesta implicación en el escándalo de compra de votos en el Congreso. Soares, que desde que fue citado en el caso hace más de un mes se resistía a renunciar, aceptó dejar el puesto ayer durante la reunión del directorio. Soares fue acusado por el ex aliado de Lula, el diputado Roberto Jefferson, de encabezar una trama de corrupción del PT, que pagaba 12.500 dólares mensuales a diputados a cambio de votos. El ex tesorero negaba las acusaciones hasta que la revista Veja publicó el pasado fin de semana las pruebas que de- ba a favor de la renuncia de los sospechosos desde que surgieron las denuncias en junio. El mandatario debía anunciar ayer una reforma amplia en su gabinete, que incluía la entrada del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) grupo de centro derecha que tiene la segunda mayoría en el Congreso. Se esperaba que el presidente cediera a ese partido los ministerios de Comunicaciones, Salud y de Ciudades. También podrían dejar el gabinete el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, investigado por evasión fiscal, y el ministro de Previsión Social, Romero Jucá, envuelto en un proceso de malversación de fondos. Desanimado A pesar de que ha sido preservado por acusadores y acusados en las denuncias, Lula no oculta ya la preocupación en su semblante. El analista de Folha de São Paolo Clovis Rossi dijo que amigos del presidente lo encuentran desanimado, incluso con la idea de ser nuevamente candidato el año próximo. El clima de pesimismo se nota también entre los correligionarios del partido. Genoino, por ejemplo, no contuvo las lágrimas anteanoche al final de una entrevista en directo. Después de ser fuertemente cuestionado por un grupo de periodistas y responder tranquilamente a casi todas las preguntas sobre corrupción, Genoino se emocionó con la última pregunta de un televidente, sobre si fue un delator cuando estuvo preso en el régimen militar. Luiz Inácio Lula da Silva AP El Congreso de Bolivia convoca las elecciones para diciembre J. A. ARUQUIPA CORRESPONSAL LA PAZ. El Congreso boliviano aprobó en la madrugada de ayer la convocatoria de elecciones generales anticipadas para el próximo diciembre, en las que serán elegidos el nuevo presidente y vicepresidente, así como senadores y diputados. La convocatoria a la Asamblea Constituyente y la consulta- -a través de referéndum- -para las autonomías departamentales fueron aplazadas hasta julio de 2006. Todos los partidos con representación parlamentaria, excepto la Nueva Fuerza Republicana (NFR, derecha) aceptaron esos puntos del acuerdo para buscar una salida política a la crisis que provocó más de un centenar de muertos y dos renuncias presidenciales en menos de dos años. El camino a las elecciones fue allanado después de que el jefe del Movimiento al Socialismo (MAS) Evo Morales, modificó su postura inicial de convocar en diciembre la elección de representantes a una Asamblea Constituyente y terminó apoyando los comicios. mostraban que él, Pereira y Genoino pidieron un préstamo de un millón de dólares, con el aval del publicista Marcos Valério, señalado por Jefferson como intermediario de los sobornos. La operación, realizada después de que Lula llegara a la presidencia, recibió 148.000 dólares de Valério, cuyas empresas facturaron más de 58 millones de dólares en contratos públicos de publicidad. Enfrentado a la peor crisis en sus dos años y medio de gestión, Lula esta- El régimen cubano aumenta en 2005 el número de presos políticos C. MUÑOZ MADRID. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn, ilegal) denunció en un informe divulgado ayer la existencia de 306 presos políticos en la isla, trece de ellos encarcelados en los últimos seis meses. El grupo pro derechos humanos que dirige Elizardo Sánchez Santa Cruz destacó el visible aumento de la represión policial en Cuba contra diferentes sectores, entre los que mencionaba a adolescentes y trabajadores por cuenta propia. En la última lista parcial de prisioneros por motivos políticos se señala que a finales de 2004 había registrados 294 presos políticos y, aparte de los recientemente excarcelados y casos anteriores identificados, se incluye a trece disidentes pacíficos privados de libertad en el primer semestre de este año. Según la lista elaborada cada seis meses a partir de información que facilitan familiares de presos, a la que tuvo acceso ABC, este año se ha duplica- do el número de opositores al régimen de Fidel Castro encarcelados respecto a los que se documentaron en el último semestre de 2004. Once de los trece nuevos presos de conciencia fueron detenidos y condenados por peligrosidad delictiva La organización de Elizardo Sánchez, otro ex preso de conciencia, denuncia la tendencia a encarcelar opositores mediante acusaciones ambiguas y procedimientos sumarísimos que generalmente vulneran el debido proceso La policía política, según este grupo de derechos humanos, ha amenazado con seguir recurriendo al cargo de peligrosidad delictiva para encarcelar y neutralizar a opositores activos o potenciales sin acusarlos por delitos políticos Bajo esta acusación fueron hechos prisioneros este año unos 400 adolescentes y jóvenes. Entre los tres centenares de prisioneros políticos aparece una docena que siguen cumpliendo sus condenas bajo una licencia extrapenal por moti- vos de salud que la Comisión Cubana advierte que puede ser revocada en cualquier momento. La Ccdhrn recordó que el número de presos de conciencia cubanos (adoptados por Amnistía Internacional) es el más alto del mundo El régimen cubano mantiene a 70 de ellos en prisiones de alta seguridad sometidos a condiciones infrahumanas al mismo tiempo que doce de ellos siguen cumpliendo sus condenas bajo licencial extrapenal y otros dos ex prisioneros de conciencia, los poetas y periodistas Raúl Rivero y Manuel Vázquez, se marcharon al exilio en España y EE. UU. respectivamente Enfermos graves Una veintena de los prisioneros políticos están seriamente enfermos y su estado es totalmente incompatible con el severo internamiento carcelario asegura la organización defensora de los derechos humanos. Entre estos casos extremos subraya los de Héctor Palacios, Normando Hernández, José Luis García Paneque, Nelson Aguiar, Guido Sigler, Librado Linares, Omar Pernet y Ricardo González, del denominado Grupo de los 75 disidentes condenados en 2003.