Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL LABERINTO VASCO MIÉRCOLES 6 7 2005 ABC PIQUÉ ES UN CAÍDO S i el clásico tratadista de los partidos, Robert Michels, levantara la cabeza pensaría que los ataques de Josep Piqué a Acebes y Zaplana se han debido al propósito de convertir al PP catalán en una organización más representativa de las relaciones de fuerzas que hay en Cataluña. Incluso un Michels redivivo podría llegar a pensar que detrás de esas declaraciones pudo haber algún tipo de proyecto con alguna otra organización catalana y catalanista. Pero también hay que decir que Michels no ahorraría críticas a Piqué por haber roto las reglas de juego más elementales de un partido. Porque, al marCÉSAR ALONSO gen de tender a la oliDE LOS RÍOS garquización y resistirse a la democratización, los partidos están obligados a observar unas normas de lealtad y disciplina que Piqué ha olvidado de forma increíble. En una palabra, con comportamientos como el de Piqué no hay organización que pueda mantenerse. En este sentido, Piqué se ha quitado a sí mismo toda la razón para transformar al PP. La dirección de un partido no puede consentir algo semejante. Al día siguiente, nadie podría impedir que Acebes propusiera la sustitución de otros dos dirigentes y, del mismo modo, Zaplana. Piqué ha dejado de ser un profesional. Esta es su gran torpeza. Ni la democracia interna ni la autocrítica tienen nada que ver con esta actitud bárbara. Al decir que Acebes y Zaplana deben ser sustituidos por otros que puedan dar una imagen menos comprometida con el pasado está hurgando en la herida del PP y sus militantes y sus votantes, esto es, en el 11- M. Piqué ha parecido olvidar que Acebes representa la dignidad del PP el día 11- M y siguientes y que Zaplana representa la batalla por la Comisión del 11- M. Cabe preguntarse, por ello, si es que Piqué está con las versiones que han dado sobre el 11- M, el PSOE o CiU. Las declaraciones de Piqué tienen toda la pinta de una inmolación que la dirección del PP no podría impedir. Si Rajoy intentara olvidar el error de Piqué, podría ser acusado de haber utilizado a este como mensajero. De hecho, han sido muchos los periodistas que han querido ver la mano de Rajoy detrás de la desautorización del catalán. Piqué se ha hundido bajo un fardo que no era capaz de soportar. Le ha superado la carga popular No ha podido soportar la representación de un partido tan carca y tan anticatalanista, ni ha sido capaz de hacer en Cataluña lo que hizo Jaime Mayor en el País Vasco, esto es, construir un partido. Contra el terror de los prejuicios y contra el terror de las pistolas. Piqué es político de salón. Un político gozne como dice un amigo mío. Y como tal gozne, quizá se vaya a aquel partido con el que soñó una organización catalanista y menos de derechas. Quizás. Hoy por hoy Piqué es un caído. El PSOE deja claro a López que Zapatero lidera el proceso de paz y necesita a Ibarretxe El PSE ofrece pactos al PNV si renuncia a satisfacer al nacionalismo más radical b Los socialistas acusan al len- dakari de enturbiar la política e insisten en que no nos sentaremos a hablar con Batasuna hasta que no condene la violencia MANUEL MARÍN MADRID. La mini- cumbre que ayer celebraron las direcciones del PSOE y del PSE para limar asperezas y reconducir diferencias sobre la estrategia en el País Vasco concluyó con un doble tirón de orejas: uno suave, pero explícito, de la dirección federal a Patxi López para que observe los riesgos de actuar por libre en el alambicado terreno de juego vasco; y otro, más agresivo, a un crecido Juan José Ibaretxe, a quien tanto el PSOE como el PSE exigieron que deje de enturbiar la política con afirmaciones como que negocian en secreto con Batasuna. La cita reunió en la sede socialista de Ferraz a José Blanco, Alfonso Perales y Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE) y a Patxi López, Rodolfo Ares y Miguel Buen (PSE) Rubalcaba y López fueron los encargados de ofrecer una visión pública de unidad estratégica basada en una coordinación extraordinaria y alejada de interferencias entre ambas direcciones porque el PSE- -argumentó el primero- -está informado al cien por cien de cada paso de José Luis Rodríguez Zapatero. No obstante, el PSOE quiso dejar claro ante López que quien marca los tiempos es Zapatero desde su doble condición de secretario general del partido y de presidente del Gobierno. Del mensaje de Rubalcaba se desprende que atrás quedan episodios que le han valido críticas internas a López en su propósito de demostrar cierta autonomía táctica respecto a Madrid, lo que ha terminado por distanciar más aún al PSOE y al PNV o, al menos, al ala más moderada de ese partido, al que Zapatero pretende atraerse. Colaboración del Gobierno vasco Por ello, Rubalcaba no hizo tanto un balance del pasado como un análisis de futuro en el que veladamente atribuyó un papel protagonista al Gobierno de Zapatero e imprescincible, pero complementario o subalterno, al PSE como un engranaje más de la maquinaria. Así, cuando Rubalcaba citó los tres grandes problemas de la legislatura vasca, hizo hincapié en que exigen la participación del Gobierno. Del primero, la consecución de la paz Rubalcaba dijo explícitamente que el liderazgo le corresponde a Zapatero, y que para ello será necesaria la colaboración del Gobierno vasco y del Parlamento autónomo. Por tanto, cualquier estrategia que contribuya a romper más puentes hacia el PNV no es beneficiosa, aunque como adujo López en su descargo, es Ibarretxe quien no asume que no tiene mayoría absoluta y quien día a día se reafirma en satis- facer al nacionalismo más radical Del segundo gran problema la reforma del Estatuto, Rubalcaba y López rubricaron su no redondo al plan Ibarretxe y la disposición del PSE a pactar siempre que se respete la Constitución y haya un amplio consenso Y del tercero, las políticas sociales en educación, sanidad o vivienda, Rubalcaba indicó que aquí y El jefe antiterrorista de la Guardia Civil advierte que ETA no tiene intención de dejar de matar ABC SAN LORENZO DE EL ESCORIAL. El jefe del Servicio de Información de la Guardia Civil, el coronel Pablo Martín Alonso, declaró ayer que aunque ETA no tiene intención de dejar de matar, pasa por un momento de debilidad y sólo le queda un destino: deponer las armas Según explicó en los cursos de verano de San Lorenzo de El Escorial, el objetivo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es trabajar para que ETA deje las armas, se disuelva y así se pueda llevar a cabo el pro- ceso de diálogo que marca la resolución aprobada el pasado 17 de mayo por el Congreso de los Diputados. Dicha moción, que exige que la banda renuncie a las armas, fue aprobada por todos los grupos, a excepción del PP. De esta forma se materializó la ruptura del consenso antiterrorista que mantenían socialistas y populares. En opinión del jefe del Servicio de Información de la Benemérita, la providencia ha permitido que ETA no haya causado ninguna víctima mortal durante los últimos 25 me- ses, ya que, a su juicio, mantiene la capacidad de actuación, de reclutamiento y dispone de los medios económicos suficientes para llevar a cabo sus actuaciones criminales. En este sentido, Martín Alonso explicó que la banda es una organización austera en gastos y que los ingresos por el impuesto revolucionario que rondan el millón y medio de euros anuales, son suficientes. Además, recordó que en 2005 atentó en 18 ocasiones y que en 10 de ellas el objetivo era recordar la exigencia del pago revolucionario Según el mando de la Guardia Civil, ETA sigue contando con el explosivo necesario para llevar a cabo sus atentados y recordó que en los últimos que ha perpetrado utilizó cloratita, el mismo material que fue robado en Francia en abril.