Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MARTES 5 7 2005 ABC Cultura y espectáculos Puesta en escena de La flauta mágica con Marc Minkowski y la Fura dels Baus JULIÁN DE DOMINGO Traca final de la Fura dels Baus en el Real con un viaje onírico por La flauta mágica Su polémico montaje de la ópera de Mozart cierra la temporada del coliseo madrileño b Con dirección musical de Marc Minkowski, el libreto original ha sido recortado y sustituido por textos del poeta Rafael Argullol. La ópera se estrena hoy SUSANA GAVIÑA MADRID. El Teatro Real cierra su temporada con el título más esperado, sobre todo para los seguidores del grupo catalán la Fura dels Baus, que son muchos. Hoy se estrena en Madrid- -con la presencia de numerosa prensa internacional- -la nueva producción ideada por el grupo para La flauta mágica de Mozart, realizada en colaboración con la Trienal del Ruhr y la Ópera de París, donde ya se ha podido ver, con éxito desigual. Frente al clamor alcanzado en el espacio alemán, una antigua cuenca industrial adaptada para la ocasión; en París provocó filias y fobias, convirtiendo la sala, según explicó el propio grupo en rueda de prensa- -a la que no asistieron ni el director musical, Marc Minkowski, ni los cantantes- en una especie de enfrentamiento BarçaReal Madrid En su desembarco madrileño, muchos esperan que se vuelva a reproducir esta bronca dialéctica, propia de aquellos espectáculos que traspasan con creces el umbral de las tradiciones y convenciones que arrastra la ópera. Motivos no les faltarán a los más puristas, pues, de entrada, y por indicación del responsable de este encargo, el gran pope Gerard Mortier, actual director de la Ópera de París y que los apadrina en esta aventura por el mundo de la lírica, el libreto de Emanuel Schikaneder fue recortado y sustituido por textos del poeta Rafael Argullol. Argullol rehizo todas las palabras, las vistió de nuevo como hemos hecho nosotros con la música explicó el escultor Jaume Plensa, que ha colaborado en todos los proyectos líricos de La Fura. Según Carlos Padrissa, uno de los directores del grupo catalán, este cambio era imprescindible pues los textos originales no casaban bien con la propuesta estética de grupo. Los versos, recitados por la actriz Lola Dueñas, serán reproducidos en una grabación. El planteamiento de escena realizado por la Fura partió de una referencia, los sueños, situados en un espacio de libertad, impregnado de aire, de humo, de la nada... afirma Alex Ollé. Para ello, Plensa ha diseñado doce módulos, de 12 por 3 metros, que se asemejan a colchones y que son manipulados por 30 actores que le imprimen movimiento y crean un cuerpo orgánico latente Esto hace que los cantantes- -continúa- -no terminen de tocar el suelo, que parezca que trabajen en el aire Unos colchones que, además, se hinchan y se deshinchan sirviendo a las emociones La máxima que ha perseguido el grupo catalán en su propuesta ha sido la constante transformación sobre el escenario en una obra, en la que además de cambiar el libreto, también decidieron prescindir de las cla- ves esotéricas que en muchas ocasiones se le han adjudicado a la ópera de Mozart, y que son un poco literarias El aire virtual de esta producción ha sido logrado gracias a la incorporación de una importante presencia infográfica, de la que es responsable Franc Aleu, que ha realizado un trabajo a medida para la Fura. En él, cinco proyectores de vídeo harán una recreación onírica nutriéndose tanto del pasado como del futuro, creando un hilo argumental paralelo Y es que la Fura ha ido más allá en la propia historia que narra la partitura de Mozart, haciendo claras referencias a Goethe, un autor muy presente en anteriores trabajos suyos, y que escribió la segunda parte de La flauta presente en esta producción a través de una especie de sueños premonitorios La Fura ha ido más allá en la propia historia que narra la partitura de Mozart, haciendo referencias a Goethe Trabajo atlético Notorias, por tratarse de la presentación de una ópera, fueron las ausencias en la rueda de prensa de los cantantes y del del propio director musical, Marc Minkowski, que al parecer tuvo que viajar a París ese día.