Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad MARTES 5 7 2005 ABC PRIMEROS MATRIMONIOS ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO Una tercera parte de los gemelos son diferentes por el envejecimiento y causas ambientales G. ZANZA MADRID. Nacen con el mismo ADN pero, a veces, se desarrollan con diferencias físicas, de carácter y de enfermedades con cierto perfil genético. Las razones que pueden justificar estas distinciones entre pares de gemelos monocigóticos acaban de tener explicación con una investigación que publica hoy un equipo dirigido por Manel Esteller, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU. Esas diferencias no ocurren en todos los pares. Primer hallazgo; la cuantificación, sólo en un 35 Segundo descubrimiento; los porqués, razones ambientales y el envejecimiento. Y como causa común de todos ellos; la epigenética, fenómeno que está por encima de la genética y que agrupa a aquellas modificaciones que sufre el ADN y las proteínas que se unen a él, sufriendo dos tipos de alteraciones de raíz química: la metilación y la acetilación de las histonas. El descubrimiento puede explicar por qué aparece un caso de cáncer en un miembro de la familia, y no en el resto asegura Esteller, o como ese mismo caso puede aparecer en un familiar directo a los 35 años y otro, pese a tener la misma mutación, no desarrollarlo hasta los 70. Esteller indica que no hay una edad que sirva como referencia del inicio de los cambios, las diferencias crecen de forma lineal, cuanto más anciano se es, mayores son las distinciones Los factores ambientales que provocan esos cambios epigenéticos son el consumo de tabaco, hábitos dietéticos, ejercicio físico sedentarismo y el tiempo que han compartido los gemelos. Cuanto más tiempo han vivido juntos, se desarrollan menores diferencias epigenéticas y más parecidas son sus historias clínicas. Los registros civiles reciben las primeras solicitudes de matrimonio entre gays Iniciados una decena de expendientes en Madrid, Barcelona y Valencia estima que, durante los próximos tres años, llegarán a celebrarse en España hasta 90.000 bodas de gays y lesbianas ABC MADRID. Ayer fue el primer día de apertura de los registros civiles tras la entrada en vigor el pasado domingo de la ley que regula el matrimonio homosexual en España. Y en un continuo goteo, decenas de parejas gays y de lesbianas se acercaron a los funcionarios para pedir información sobre cómo iniciar el expediente matrimonial o para, con sus papeles en mano, comenzar la tramitación del proceso. Los formularios de solicitud ya estaban actualizados sin especificar el género. No existen todavía cifras oficiales, pero la Fundación Triángulo estima que cerca de 90.000 parejas homosexuales se casarán en los próximos tres años, un dato que ha obtenido a partir de las bodas registradas en Holanda, el único país del mundo con experiencia en estas celebraciones. Desde que los holandeses legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo, a partir de abril de 2001, se han casado 6.880 parejas gays y de lesbianas. Hay que tener en cuenta- -explica el presidente de Triángulo, Miguel Ángel Sánchez- -que el matrimonio es una opción, ya que existe también la posibilidad de establecerse como pareja de hecho. Por tanto, el dato de los 90.000 próximos matrimonios homosexuales españoles hay que cogerlo con mucha cautela b La Fundación Triángulo Boda simbólica de una pareja gay, en Tocina (Sevilla) el pasado viernes DÍAZ JAPÓN incluso antes de la aprobación de la ley, pues en las últimas semanas más de cien personas han solicitado información en el Ayuntamiento y unas decenas se han acercado personalmente al consistorio de la Ciudad Condal para concretar la fecha y hora de la boda. Una incógnita por ahora díficil de conocer, ya que por la saturación de los Registro Civiles barceloneses las celebraciones no podrán tener lugar hasta finales de año o principios de 2006, aunque en el resto de Cataluña el plazo medio es inferior: de 45 a 60 días. También en Madrid se tramitaron ya tres expedientes (de parejas gays, dos de personas de más edad y una integrada por jóvenes) y se atendieron alrededor de 40 solicitudes de información, sobre todo de parejas gays. Lo mismo ocurrió en Sevilla, a cuyo Registro Civil se acercaron cuatro parejas para conocer cuál es la documentación necesaria, una labor que también se viviene desarrollando desde el servicio de Protocolo del Ayuntamiento durante las últimas dos semanas y que ha dado respuesta a unas quince personas. En Valencia se formalizaron dos expedientes y en San Sebastián, Eibar y Zaragoza uno. Granada y Córdoba recibieron peticiones de información. Zerolo solicitó información para casarse Entre las personas que ayer acudieron para informarse sobre los trámites y los documentos necesarios para iniciar el expediente matrimonial, se encuentraba el secretario de Movimientos Sociales del PSOE y concejal del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Zerolo, que la semana pasada ya anunció su intención de casarse con su pareja lo antes posible, una vez que se aprobase la ley del matrimonio homosexual. Este verano, en Valencia, una pareja gay espera contraer matrimonio en una ceremonia en la que contarán con dos madrinas de excepción: la ex ministra de Cultura Carmen Alborch y la alcaldesa de Picassent, María Concepción García. Barcelona, con más peticiones De momento, fue en los dos registros civiles de Barcelona donde ayer se notó mayor presencia de parejas homosexuales. Doce acudieron para pedir información y otras dos parejas iniciaron ya la tramitación de su expediente. Sin embargo, el goteo se ha producido Ninguna solicitud en Castilla y León Los Ayuntamientos y Registros Civiles de las nueve capitales de Castilla y León no han atendido de momento ninguna petición para formalizar el matrimonio, algo que no sorprendió a las distintas asociaciones de gays y lesbianas de la Comunidad, ya que no esperan que se produzcan demasiados enlaces en los próximos meses al ser Castilla y León una región en la que las mentalidades no son tan abiertas como en Madrid o Barcelona. Así, estas organizaciones estiman que durante 2005 se celebrarán unas 40 bodas en el territorio castellano- leonés, bastantes menos de las más de 200 que calcularon antes de entrar en vigor la ley.