Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid MARTES 5 7 2005 ABC La suma del trabajo de los estudiantes y del profesorado Hace 27 años, una treintena de profesores agrupados en una cooperativa daban vida en esta localidad del sur al colegio concertado Villa de Móstoles, relevo del viejo Nuestra Señora de los Santos. Desde entonces, han ido labrándose un sólido reconocimiento entre sus vecinos, y no sólo académico: su grupo de teatro, por ejemplo, recogía la pasada semana tres de los premios del Certamen de Teatro Escolar de la Comunidad de Madrid, más trofeos a su ya dilatado currículo. Para el director del centro, Francisco Pintor, el éxito en los Premios Extraordinarios hay que buscarlo en la responsabilidad, las capacidades y el trabajo de los chavales, aunque también valora la estabilidad y la implicación del profesorado lo que ratifican los propios jóvenes premiados. Casi la mitad de los más de 70 educadores de este centro educativo son socios de la cooperativa. Los cuatro alumnos premiados han vuelto al colegio para recordar, junto a dos de sus profesores, su paso por el centro Un colegio mostoleño fue el más laureado en la reciente entrega de los Premios Extraordinarios de Bachillerato de Madrid, tras recibir sus estudiantes cuatro de los treinta galardones. Es el Villa de Móstoles. Sus alumnos sacan las mejores notas Los mejores estudiantes son de Móstoles TEXTO: MARIO DÍAZ FOTO: ABC MÓSTOLES. La sorpresa inicial de Francisco Pintor se tornó inmediatamente en honda satisfacción cuando escuchó a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, deshacerse en elogios hacia el colegio que dirige. El Villa de Móstoles fue el centro de Secundaria más laureado en la reciente entrega de los Premios Extraordinarios de Bachillerato de Madrid, una condecoración a los alumnos más brillantes tras examinarles de nuevo de las asignaturas de Secundaria, y que se saldó con cuatro de sus jóvenes galardonados. Aguirre lo destacó públicamente para satisfacción del director del colegio, aunque éste aún estaba más orgulloso del esfuerzo de sus estudiantes para alcanzar tal reconocimiento. Noelia, Laura, Antonio y Patricia son estos cuatro alumnos. Su brillante paso por Secundaria se plasmó en una nota media que rozaba el sobresaliente, uno de los requisitos para tomar parte en el examen y aspirar a los Premios Extraordinarios. Los cuatro han optado por la rama de Ciencias, pero además de Biología o Matemáticas tuvieron que examinarse de Lengua o Historia. El objetivo, conseguir uno de los casi medio centenar de galardones ofertados por la Consejería de Educación, aunque no siempre se cubren todos, como en este caso: al final sólo se repartieron treinta, a los mejores. Estamos hablando de treinta premios para unos 600 institutos de Secundaria en la Comunidad de Madrid, y nosotros nos llevamos cuatro, mientras Si los demás estudian uno se motiva más para hacerlo, y aquí los profesores estimulan dicen los premiados que el resto de centros no pasó de uno destaca el director del Villa de Móstoles, que recuerda que su colegio siempre recoge algún premio, aunque su récord estaba en tres. Este éxito en la última edición de los Premios Extraordinarios de Bachillerato, correspondientes al pasado curso pero entregados en junio último, quizá suponga que parte del prestigio ganado en Móstoles se extienda ahora por el resto de la comunidad educativa regional. Luego vinieron algunos directores de colegios para preguntar quiénes éramos, porque pese a nuestros resultados otros suenan más; no dejamos de ser un colegio fuera de Madrid, y ya parece otra cosa comenta Francisco Pintor. Los cuatro jóvenes, ya universitarios, nunca habían ganado un premio académico antes, aunque pueden hacerlo de nuevo tras presentarse también a los Premios Nacionales de Ba- chillerato. Su condición de campeones autonómicos del pasado curso se lo permitió, aunque aún no conocen los resultados porque estos premios estatales se celebraron hace un par de meses, casi un año después de acabar el curso por el que fueron premiados. No creo que gane, me preguntaban por temas que llevaba un año entero sin ver y, además, has de estudiar también tu carrera comenta Laura Palma. Han pasado varios meses desde que ganaron el premio, aunque les fuera entregado hace escasas semanas. El galardón ha supuesto una medalla en su currículo, además de una beca para su primera matrícula universitaria que aún no han recibido. Sin saber cuantificar qué porcentaje de su éxito académico corresponde a su colegio, tienen claro que, al menos, una parte. Aquí se valora que la gente estudie Yo noté que aquí están mucho más pendientes de ti que en el público en el que estaba, te van guiando opina Noelia Rebollo. Estudiaba en otro concertado y también estaban muy pendientes, aunque sí noté más nivel de estudio aquí, la gente estudiaba y además eso se valoraba; me sentí más a gusto en clase añade Laura. Si los compañeros estudian, uno se motiva más para hacerlo consideran todos ellos, que coinciden en que los profesores del Villa de Móstoles aciertan en su manera de estimular a los estudiantes para que rindan. Se trata de crear buen ambiente, de presionarlos a veces para que vayan bien preparados... te puedes esforzar para que se esfuercen, pero al final quien se examina es el alumno concluye el director. La fórmula, hasta ahora, funciona.