Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 5 7 2005 Nacional 13 Maite Pagazaurtundúa será la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo Alcaraz reabre la polémica y acusa a Vidal- Abarca de ocultar la verdad sobre su dimisión b El equipo que dirigirá la hasta Ibarretxe insiste: el Gobierno habla con Batasuna M. L. G. F. BILBAO. Varios ministros y dirigentes del PSOE respondieron ayer en duros términos a Juan José Ibarretxe, quien, pese a todo, avivó la polémica al volver a acusar a los socialistas de doble moral por criticar que se dialogue con Batasuna cuando ellos lo hacen en secreto Sé que eso es así; pueden decir lo que quieran dijo. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, respondió que Ibarretxe no tiene legitimidad para hablar en nombre del Gobierno Batasuna es una organización ilegal y con organizaciones ilegales no hay nada de qué hablar añadió. El secretario general del PP, Ángel Acebes, consideró increíble que Zapatero no haya respondido a Ibarretxe. ahora vicepresidenta se propone implantar una cultura interna de las víctimas que ayude a que las aguas vuelvan a su cauce OLATZ BARRIUSO BILBAO. El patronato de la Fundación de Víctimas del Terrorismo aprobará en los próximos días el nombramiento de Maite Pagazaurtundúa como presidenta de la entidad tras la dimisión de Ana María Vidal- Abarca, según ha sabido el diario El Correo. La concejala socialista de Urnieta y hermana de Joseba Pagaza, jefe de la Policía Local de Andoain asesinado por ETA en 2003, tomará las riendas de la Fundación en uno de los momentos más delicados que ha vivido el colectivo, agarrotado por los conflictos internos. El equipo que dirigirá la hasta ahora vicepresidenta de la Fundación- -cuyo patronato está compuesto por representantes de la Administración y de las asociaciones de damnificados- -se propone trabajar, desde su condición de casa común para implantar una cultura interna de las víctimas que ayude a que las aguas vuelvan a su cauce tras las últimas polémicas. La última ha estallado precisamente a raíz de la dimisión de Vidal- Abarca. La ex presidenta justificó su decisión en el desánimo que le provoca el clima de enfrentamiento entre las asociaciones de víctimas y la zozobra del Pacto por las Libertades, pero también señaló directamente al presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, como el detonante de su salida, y dijo sentirse injustamente maltratada por él. En el trasfondo de sus declaraciones está la demanda civil que la actual dirección de la AVT ha presentado contra la junta directiva que gestionó la entidad entre 1997 y el primer trimestre de 2003, justo antes de que los hermanos Portero asumieran el control de la asociación y admitieran la situación de bancarrota de sus finanzas. La querella pretende que se depuren responsabilidades por las irregularidades cometidas por la junta que presidió Vidal- Abarca hasta 1999. Alcaraz, dolido por la imputación de maltrato acusó a Vidal- Abarca de ocultar la verdad sobre su dimisión, manipular y lanzar acusaciones falsas El presidente de la AVT la retó a que argumente sus declaraciones y no haga daño de forma gratuita Maite Pagazaurtundúa FABIÁN SIMÓN ESTAMOS PERDIENDO EL NORTE ANA MARÍA VIDAL- ABARCA D esde hace casi 40 años, ETA ha asesinado a españoles de toda clase y condición. Ha sido y es el auténtico enemigo común al que nos enfrentamos, sea cual sea nuestro color político. En la Asociación de Víctimas del Terrorismo siempre lo supimos. Desde el principio, nuestra razón de ser fue defender los derechos y la dignidad de las víctimas, que tan desamparadas quedaban. Reclamábamos el reconocimiento que merecían las viudas, los huérfanos, los militares, los civiles que eran asesinados diariamente ante la indiferencia general. Fueron muchos años de esfuerzo hasta conseguir que la socie- dad española mostrase de forma unánime su apoyo a las víctimas del terrorismo y que el Estado garantizase plenamente sus derechos. En 1999 los partidos políticos reconocieron públicamente el sacrificio de tantas vidas entregadas al servicio de España, con la Ley de Solidaridad, que entonces pareció que sería un punto de inflexión definitivo. El acuerdo entre los dos principales partidos para crear el Pacto Antiterrorista parecía el colofón al clima de entendimiento necesario para terminar con la lacra del terrorismo. Contemplo con dolor cómo ahora se desteje todo el trabajo hecho, cómo se rompe la unidad en la lucha antiterrorista, cómo se olvida que el verdadero enemigo es ETA, cómo en definitiva estamos perdiendo el norte Son muchos los años de experiencia en la lucha contra ETA. No se debe caer en errores antes cometidos por otros, sino aprender del pasado. Y por favor, no utilicen ni desacrediten a las víctimas. Una razón particular ha pesado en mi decisión de dimitir. En 2001 fui alertada de que en la AVT, de la queyo era vocal, había indicios de mala gestión. Al no ser apoyada en mi solicitud de que se realizase una auditoria, presenté mi dimisión. Posteriormente, al constatarse la existencia de irregularidades, la AVT ha decidido presentar una demanda civil contra la anterior junta directiva en bloque, sin tener en cuenta que muchas de las personas que formábamos parte de ella no teníamos ninguna responsabilidad legal sobre los aspectos financieros de la entidad. Considero absolutamente injusta la forma de actuar de la AVT, que pone en cuestión el buen nombre de personas de trayectoria intachable. Después de veinticinco años al servicio de las víctimas del terrorismo, me voy con tristeza y preocupación. Apelo a la responsabilidad del Gobierno para que se recupere el espíritu del Pacto Antiterrorista. Las víctimas y todos los españoles lo necesitamos.