Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 LUNES 4 7 2005 ABC Gente Alberto de Mónaco reconocerá a su hijo negro Cinco días antes de la entronización del Príncipe como monarca reinante, su secretariado hará oficial un comunicado reconociendo su paternidad TEXTO: JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL FOTO: REUTERS Una ex niñera demanda a los Beckham. Abbie Gibson, antigua niñera de David y Victoria Beckham, demandará al matrimonio ante un tribunal laboral del Reino Unido. Asegura que se sintió obligada a dejar su puesto por la situación imposible en la que la colocó la pareja. Pide 90.000 euros de indemnización. e presta al Príncipe Alberto la histórica decisión de reconocer públicamente la paternidad de su hijo Alexandre, fruto ilegítimo de su prolongada relación con Nicole Coste, una ex azafata negra nacida en Togo, que ya era madre de otros dos niños de distinto padre. Varias fuentes diplomáticas concordantes afirman que su secretariado personal hará público el próximo día 7 un lacónico comunicado, de este tipo: Las convicciones éticas del príncipe lo inducen a asumir sus responsabilidades y reconocer a... Cinco días más tarde, Mónaco celebrará la entronización oficial del príncipe como monarca reinante, con ceremonias religiosas, políticas e institucionales. Tras el largo reinado del príncipe Rainiero, Alberto asumirá el poder confirmando el nuevo rumbo que toman los negocios públicos de un principado que tiene siete siglos de historia y su padre modificó de manera radical. Rainiero transformó un diminuto reino de opereta, cuyas finanzas estaban hipotecadas a los negocios del Casino y el Hotel de París, en una fabulosa empresa multinacional, con intereses estratégicos muy diversos en la alta finanza internacional, la geografía mundial del ocio, la especulación inmobiliaria y no pocas ambiciones diplomáticas: crear un club de pequeños Estados dispuestos a resistir al imperialismo de la UE. A partir de tal legado, Alber- S Portada de la revista Paris- Match to comenzará su reinado asumiendo la paternidad de un niño negro, de origen togolés, que está en el centro de una bizantina guerra de posiciones jurídicas. La madre y compañera sentimental del príncipe, durante varios años, había soñado con un destino principesco para el tercero de sus hijos de distinto padre. Príncipe reinante, él mismo, gracias a rocambolescas historias de sexo, amor, destierro y alta diplomacia de Estado, Rainiero había tomado precauciones excepcionales, el 2 de abril del 2002, cuando decidió modificar el artículo 10 título II de la Constitución de Mónaco, decretando que, en verdad, sólo podrán acceder al trono los descendientes directos y legítimos Dicho de otro modo: sólo pueden reinar en Mónaco, hoy, los hijos legítimos nacidos de un matrimonio civil y religioso del príncipe reinante. El futuro monarca de Mónaco, cabizbajo y meditativo, ha sucumbido a su sentido ético reconociendo a un hijo ilegítimo que le aparta de la fama de homosexual que siempre le ha perseguido Asumiendo públicamente la paternidad de un hijo nacido de una aventura galante Alberto introduce un nuevo factor psicológico, imprevisible. El pequeño Alexandre y su madre serán reconocidos públicamente. Y vivirán en un suntuosa villa de la Costa Azul. Pero se descarta, en principio, ningún futuro institucional. A los 47 años, Alberto todavía puede contraer matrimonio, en cuyo seno pueden nacer nuevos hijos, que serían sus herederos directos. El matrimonio de Rainiero y Grace Kelly dio a Mónaco una perdurable imagen de cuento de hadas Las aventuras nocturnas de Alberto con una azafata negra han dado unos primeros frutos de otra naturaleza, que todos los especialistas en marketing analizan de manera positiva: Alberto tenía fama de homosexual, soltero solitario. Y ahora asume públicamente una imagen muy distinta, de soltero predador de mujeres jóvenes y bellas. Le queda por demostrar como esa nueva imagen encaja en su nuevo puesto de hombre de Estado Veremos.