Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes JUEGOS OLÍMPICOS 2012 LAS OTRAS CANDIDATAS LUNES 4 7 2005 ABC París, plenamente confiada en que ganará el esprint final para ser elegida J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El jefe del Estado, Jacques Chirac, el alcalde de la capital, Bertrand Delanoe, y el cineasta Luc Besson animarán al equipo nacional que defenderá la candidatura parisina en Singapur con muchos flecos nacionales e internacionales. ¿El arma secreta del examen final? una película de Luc Besson, que los expertos en marketing consideran magistral con algo así como 400 planos espectaculares, donde todo cabe, desde la historia al mestizaje cultural. ¿El argumento definitivo París ya ha perdido en dos ocasiones: la tercera será la buena ¿El alcance diplomático internacional? Otro duelo a primera sangre política entre el primer ministro, Tony Blair- -presidente en funciones de la Unión Europea- y Jacques Chirac, cuyo enfrentamiento personal y nacional hipoteca el nuevo o el antiguo rumbo que tomará la construcción política de Europa. El resultado del duelo olímpico París- Londres no dejará de in- fluir en ese otro terreno estratégico. ¿El alcance político nacional? Si París ganase la organización de los JO del 2012, Bertrand Delanoe podría convertirse automáticamente en candidato socialista a la presidencia de la República, en 2007. ¿Tiene fundamento la confianza nacional en la victoria? Por una vez, hay una suerte de unión sagrada presidente, Gobierno, alcaldía, izquierda, derecha, sindicatos, empresarios, deportistas famosos... el equipo francés también se ha beneficiado de dos candidaturas fallidas. Temor a ingleses y españoles Desde la óptica francesa, París presenta una candidatura muy profesional, técnicamente irreprochable aunque, oficiosamente, se temen dos cosas: Los ingleses son temibles a la hora de hacer lobbing Y la imagen madrileña de ciudad festiva tiene mucho peso Con todo, Delanoe se declara optimista: Todo ha cambiado y mejorado en veinte años. Dos candidaturas fallidas nos han enseñado muchas cosas. Comenzando por la modestia. La Hillary Clinton y Muhamed Alí, con los neoyorquinos MERCEDES GALLEGO, CORRESPONSAL NUEVA YORK. La ambición por la sede olímpica del 2012 ha trasladado a presidentes y reyes hasta Singapur, pero la prueba de que EE. UU. ha perdido las esperanzas es que las figuras más destacadas de la delegación de 250 personas que ha enviado son la senadora Hillary Clinton y el boxeador retirado Muhamed Alí. Alí cuenta con la medalla de oro de las Olimpiadas de 1960, pero la baza que las autoridades esperan que juegue es la de la sensibilidad. El símbolo de la resistencia deportiva contra la guerra de Vietnam y las luchas sociales, enfermo de Parkinson, conmovió al mundo cuando encendió la llama Olímpica en Atenas en 1996. A la ex primera dama las encuestas la sitúan como una de las personalidades políticas de EE. UU. que más popularidad tiene en el mundo. Nadie ha explicado por qué el presidente George W. Bush no asistirá a la presentación en la que París, Londres y Madrid contarán con el respaldo de Jacques Chirac, Tony Blair, José Luis Rodríguez Zapatero y la Reina Sofía, salvo el clásico argumento de la apretada agenda de cualquier jefe de estado puede exhibir. Sin embargo, tampoco ha habido ningún clamor para que acuda. Si en alguna ciudad de EE. UU. el presidente Bush nunca ha logrado vencer las fobias de sus ciudadanos es en Nueva York, y unidad nacional ha sido absoluta, con muchas sinergias. Tenemos una candidatura técnicamente irreprochable. Hay un auténtico entusiasmo popular. Grandes y pequeños patronos han colaborado estrechamente con políticos y sindicatos. El gobierno conservador y la oposición socialista presentan un frente común. París merece recibir al resto del mundo, con respeto, cariño y sentido de la responsabilidad Especialmente aclaratorias han sido las declaraciones del presidente del Comité Olímpico Francés, Henri Sérandour, quien dijo que la solidez y la seguridad total de la organización de los Juegos Olímpicos son los dos elementos que pueden inclinar la balanza a favor de París, con sede de los JO de 2012: Todo lo que hacemos es para influenciar y atraer los votos hacia nuestra candidatura añadió Sérandour, miembro francés del COI, en declaraciones a la emisora gala Europa 1. El presidente del CNOSF añadió que la delegación gala cuenta mucho con la película de Luc, que es totalmente innovadora en cuanto a las presentaciones de las ciudades. Esperamos que sea una baza muy importante para París Sérandour reconoció que la presencia de numerosas personalidades del mundo político en Singapur no será una novedad pero estimó que se trataba de geopolítica muchos piensan que su presencia sería incluso contraproducente para la candidatura. Bush se limitará a defenderla a través de un vídeo. Entre el resto de los atletas que pelearán por la candidatura destacan la gimnasta rumana Nadia Comaneci y el nadador australiano Ian Thorpe, porque la estrategia del alcalde Michael Bloomber es convencer a los votantes de que la ciudad más cosmopolita del mundo hará que todos los atletas se sientan como en casa. No en vano los colegios de Nueva York registran alumnos de 198 de los 202 países que participan en las Olimpiadas. Con el récord mundial de 40.000 policías y las 62.000 plazas hoteleras existentes tan sólo en Manhattan no hay duda de que Nueva York está preparada para recibir la avalancha que acarrea las Olimpiadas. La ciudad tiene una buena red de metro y transporte público que evitará el desastre de Atlanta, y su alcalde Michael Bloomberg ha peleado con uñas y dientes para sacar adelante las instalaciones deportivas que completan la oferta. Lo que no ha podido lograr es vencer el rechazo de la opinión pública. Los neoyorquinos no necesitan más turistas ni más excusas para un nuevo atentado. La simple presencia de Naciones Unidas pone a pruebas sus nervios cada vez que una reunión de estado crea un nuevo caos de tráfico. Y lo cierto es que hasta ahora no han echado en falta el no haber haber auspiciado nunca los juegos Olímpicos. LA CONSECUCIÓN DE UN SUEÑO JAVIER ROJO Presidente del Senado de España a escritora María Zambrano dijo en una ocasión que para conseguir algo, antes hay que haberlo soñado Esta frase, que luego han utilizado muchas personalidades de todos los ámbitos de la vida pública, cobra si cabe más fuerza con el trabajo desempeñado por la Comisión de la Candidatura Olímpica de Madrid 2012, que se ha dejado la piel trabajando después de que hubieran soñado con un Madrid olímpico. La candidatura de la ciudad de Madrid para albergar los Juegos Olímpicos de 2012 es la mejor de todas las que se han presentado. Pero esto es sólo mi opinión, carente de todo peso a la hora de conocer la decisión final en Singapur el próximo día 6 de julio. Aunque sólo sea por ilusión y por respaldo social al sueño de un Madrid Olímpico, la candidatura madrileña aventaja en varios cuerpos a sus más directas rivales: París y Londres. Y todo ello a pesar de los intentos de los L terroristas para boicotear este sueño, un sueño que la candidatura de Madrid ha hecho extensivo a toda España. El proyecto que Madrid ha desplegado para albergar los Juegos Olímpicos es un proyecto de futuro, que va mucho más allá del disfrute y la comodidad de la gran familia olímpica. Es un proyecto del que saldrán beneficiados todos los madrileños y todos los españoles, que podrán contar con nuevas instalaciones e infraestructuras deportivas construidas con las técnicas más vanguardistas y modernas del mundo. Además, creo que es justo reconocer que Madrid ha demostrado con creces, especialmente a lo largo del último año, que es una ciudad perfectamente capaz de organizar cualquier evento deportivo, desde el campeonato del mundo de Mountain Bike hasta el de Tiro con Arco. Y es especialmente importante, a mi juicio, el legado que nos dejó Barcelona 92, que fue un ejemplo de organización en todos los sentidos y un escaparate fantástico para mostrar cómo es España, sus gentes, su cultura, su gastronomía y, porqué no decirlo, su alegría vital. Y todo ello se está viendo ahora en la celebración de los Juegos Olímpicos del Mediterráneo en Almería. Eso mismo es lo que está demostrando la candidatura de Madrid, un optimismo increíble, sin duda empu-