Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 4 7 2005 Deportes 89 TOUR DE FRANCIA SEGUNDA ETAPA Pista libre al campeón del pavés Tom Boonen gana el primer sprint en ausencia de Petacchi y Freire JOSÉ CARLOS CARABIAS, ENVIADO ESPECIAL LES ESSARTS. El viento de la modernidad no ha variado los hábitos en el Tour. La carrera ingresa en la primera semana y toca inspección. Como si de una formación militar se tratase en pose de revista, el pelotón decreta el gong para los guepardos. Son Los más rápidos, ese cuadrilla de kamikaces adiestrados para romper los primeros ronquidos de la siesta. Esta mañana, a la hora del recuento en la lista de participantes, faltaban los grandes. Petacchi, por saturación. Freire, por un quiste. Cipollini, porque ahora vive la vida. Y Zabel, porque el T- Mobile le ha abierto la puerta de la jubilación. En esas aterrizó Boonen, el campeón del pavés. David Cañada y Calzatti chocaron las palmas como camaradas mientras circunvalaban Les Essarts, una población de vestigio medieval, con su castillo del siglo XIV reconstruido, su leyenda del bandido cantor Guillery y 5.000 habitantes. El tipo de localidad que da sentido a la profecía rural de Leblanc, según la cual el Tour dejará de ser lo que es si se urbaniza en las grandes capitales. Cañada y Calzatti desplegaron entusiasmo juvenil y esa ingenuidad contagiosa de la primera escapada del Tour. La lícita libertad de soñar. GANADOR DE LA ETAPA 1 Tom Boonen (Quick Stepp Bélgica) PRIMER ESPAÑOL 6 Juan Antonio Flecha (Fassa Bortolo) LÍDER 1 David Zabriskie (EE. UU. CSC) PRIMER ESPAÑOL 10 Igor González de Galdeano (Liberty) 3.51: 31 m. t. 4.12: 22 1: 06 REACCIONES Jan Ullrich Corredor del T- Mobile Estaba desmoralizado después de la contrarreloj, pero tengo que animarme porque tenemos un gran equipo Incidencias: Caídas sin consecuencias de Íker Camaño e Íker Flores. Gárate, el campeón de España, fue sancionado con treinta francos suizos por protegerse en un coche. nillo. Sprint sin Petacchi, el hombre- récord, el hijo del molinero cansado de cargar su palmarés de victorias sin levantar un ápice de pasión. Como todo el mundo, ha encontrado en el enigma de lo desconocido (el Mundial que quiere ganar en Madrid) más alicientes que en la repetición del placer conocido (etapas sin parar en el Giro o el Tour) Y esprint, en fin, sin Cipollini, el malabarista del negocio, el hombre orquesta de la publicidad, retirado del circo la pasada primavera. Miguel Madariaga Mánager del Euskaltel Mayo hubiera necesitado competir en la Bicicleta Vasca para llegar en forma al Tour Tom Boonen Ganador de la etapa Si no hubiera ganado, me habría preguntado por qué El joven que plantó a Armstrong Esprint para la camada australiana, el mundo antípoda que anuncia su advenimiento. Ni Cooke, ni Allan Davis ni O Grady, ni McEwen, cuatro canguros entre los diez primeros. El primer vuelo rasante de guepardo fue para Tom Boonen, el ciclista con triunfos de mayor calidad durante la sesión 2005 (Tour de Flandes y París- Roubaix) Boonen es el enésimo mirlo blanco que se cuela en la ventana de los belgas, el país cuyo deporte transformó Eddy Merckx. Después del Caníbal, muchos han intentado cubrir ese vacío espiritual, imposible en la comparación. Maertens, Fons de Wolf, Museeuw, Vandenbroucke y al fin, Boonen. El hijo de un modesto ciclista bel- La mecánica del pelotón es otra. El juicio empieza en la orografía y acaba en los coches. No había colinas ni muros a este lado de Francia que linda con el Atlántico y rodea el escenario del primer golpe de Lance Armstrong, Puy du Fou, el parque temático de la vida medieval que coronó su primer jersey amarillo. Así, pues, sprint Sprint sin Óscar Freire, el mejor ciclista español después de Induráin, el que ha provocado un mayor impacto y ha obligado a revisar los criterios. El corredor diferente, pasajero de sus sensaciones y no del método concienzudo, de la tabulación o la prisión del pinga- ga de los setenta, Andre Boonen, que descubrió su química con las bicis cuando con trece años ganó nueve de las diez carreras a las que le apuntó. Boonen da el prototipo para las clásicas. Grande (1,92) vigoroso (80 kilos) joven (24 años) y con personalidad. Plantó a Armstrong en su debut como profesional. En el Postal la temporada acaba cuando acaba el Tour. No me conformo con eso Se fue al Quick Step. Es uno de los hijos de Induráin. Por su admiración obsesiva al navarro robó una Espada en miniatura (la bici del récord de la hora) que conserva como oro en paño en su casa flamenca.