Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 4 7 2005 ABC Deportes Alonso completa una mano de victorias en el momento clave El español marcó la diferencia muy pronto y sólo tuvo que vigilar la evolución de Raikkonen, espectacular, que remontó doce posiciones PEDRO FERMÍN FLORES MAGNY COURS. Fernando cruzaba la meta con su mano al viento mostrando los cinco dedos abiertos, en señal de la espectacular quinta victoria de la temporada en un circuito entregado por completo a los colores de Renault. El ovetense dominó a placer de principio a fin una carrera en la que dobló a todos los rivales en pista excepto a los dos que le acompañaron en el podio de honor. Salir de Francia con tus perseguidores retrasados un poco más en la clasificación es un valor añadido teniendo en cuenta que este mes de julio, con tres carreras todavía por disputarse en las próximas cuatro semanas, va a ser crucial y definitivo para el desenlace final del campeonato. La victoria de Alonso se fraguó desde el momento en que los semáforos se apagaron cuando, aprovechando su privilegiada posición, cerraba la puerta sin darse cuenta de que Trulli estaba más preocupado de mantener a raya a Michael Schumacher que de arrebatarle el primer lugar. Tras ellos, Barrichello le ganaba la partida a Sato en la frenada y se situaba cuarto en lo que era un inicio esperanzador de Ferrari. LO MEJOR El alto ritmo alcanzado por Fernando y Kimi, muy superiores al resto LO PEOR La rotura de Montoya y el infortunio que persigue a Fisichella Pero pronto la mala fortuna decidió cebarse con el equipo de Ron Dennis. El colombiano Montoya empezó a bajar el ritmo y saltó la alarma en el muro de trabajo de McLaren. Juan Pablo poco podía hacer para evitar que sus rivales le adelantaran acabando por pararse en la hierba para abandonar por un problema hidráulico. Fisichella, con mal fario Parece que la mala suerte se centró principalmente en los segundos pilotos de cada equipo, porque en el caso de Renault era el italiano Giancarlo Fisichella el que veía como saltaban por la borda todas sus ilusiones de alcanzar un gran puesto. Fisico tuvo infinidad de problemas. En la salida le fallo la electrónica, al entrar a boxes falló la manguera de la gasolina, luego en su segunda parada descubrieron que el fondo plano de su R 25 estaba algo desprendido y, para rematar la jugada, en la tercera entrada para repostar se paró el motor perdiendo más de quince segundos adicionales que le habrían llevado tal vez hasta la cuarta posición en lugar de la sexta con la que al final tuvo que conformarse. No fue el italiano el único piloto en perder opciones de mejorar. Lo mismo le sucedía a Barrichello, que de estar luchando por el cuarto lugar pasó a quedarse fuera de los puntos. O al japonés Sato, que partiendo en segunda línea de parrilla finalizaba en undécima posición tras una carrera llena de incidentes. La parte positiva de la jornada fue para otros pilotos que de forma poco habitual se han encaramado a la zona de puntos esta temporada. En especial Jenson Button, que sumaba con el cuarto lugar su mejor resultado de todo el año y le daba los primeros cinco puntos a la escudería BAR Honda. Raikkonen, espectacular, remonta Pero aparte de Alonso la carrera francesa tuvo otro gran héroe, el finlandés Raikkonen que, penalizado, partía en la decimotercera posición y no dudó en realizar una gran remontada, subiendo posiciones de forma escalonada hasta entrar en la lucha por los puntos, primero, y por el podio, después. Kimi aprovechó a la perfección la estrategia que McLaren había planteado para la carrera. Tan solo paró dos veces en boxes y su ritmo fue muy alto, demostrando que la vuelta que hiciera el sábado en la clasificación con tanta gasolina fue digna de un campeón. Raikkonen no se paró hasta la vuelta 28 (fue el último en visitar los boxes) y al salir ya se encargaba de adjudicarse la segunda posición gracias a que previamente había marcado un ritmo con el que incluso fue capaz de marcar la mejor vuelta de toda la prueba. En esos momentos, McLaren era la gran amenaza de Renault y Alonso, ya que además del segundo lugar de Raikkonen, también obtenía el tercero con Montoya y quedaba por delante más de la mitad de la prueba. Alonso enseña con sus dedos sus cinco victorias