Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 LUNES 4 7 2005 ABC Internacional Gerhard Schröder, Vladímir Putin y Jacques Chirac, en su paseo ayer por el balneario de Svetlogorsk, en Kaliningrado EPA Putin, Chirac y Schröder aceptan dedicar un 0,5 del PIB al desarrollo de África La troika confía en lograr un acuerdo en la cumbre de Gleneagles sobre el protocolo de Kioto esta semana la presidencia anual del G- 8, y Putin insta a los países ricos a dejar de proteger sus sectores industriales y abrir sus mercados RAFAEL M. MAÑUECO. CORRESPONSAL MOSCÚ. Rusia, Francia y Alemania escenificaron ayer en el balneario de Svetlogorsk, en la antigua Prusia Oriental, la proximidad de sus puntos de vista en torno a cuestiones como la pobreza, el cambio climático, la reforma de la ONU y la situación en Irak, Irán, Corea del Norte y Oriente Próximo. El encuentro fue informal pero sirvió para preparar la cumbre del Grupo de los Ocho (G- 8) que tendrá lugar en la localidad escocesa de Gleneagles a partir del miércoles. El presidente ruso, Vladímir Putin; su homólogo francés, Jacques Chirac, y el canciller alemán, Gerhard Schröder, acordaron unirse a Londres en el apoyo a la aprobación de un programa de ayudas a los países más pobres de África. Putin aprovechó la celebración del 750 aniversario de la fundación del enclave ruso de Kaliningrado, antigua Königsberg, para reunirse con sus amigos europeos más íntimos. Esta vez, a b Rusia asume la cita no acudió el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Serguéi Prijodko, asesor de Putin para asuntos internacionales, aseguró el sábado que Zapatero fue puesto al corriente de la reunión pero, al parecer, no ha podido viajar a Kaliningrado porque en estos días proyecta trasladarse a Singapur para apoyar la candidatura olímpica de Madrid, dijo Prijodko. Zapatero participó por primera y única vez en los encuentros de la troika (Rusia, Francia y Alemania) el pasado marzo en París. El jefe del Kremlin y sus dos invitados ofrecieron ayer una rueda de prensa conjunta en la que pusieron de manifiesto su sintonía sobre los puntos del orden del día de la cita del G- 8 (EE. UU. Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Canadá, Japón y Rusia) un 0,5 por ciento del Producto Interior Bruto, hasta 2010, y elevar este porcentaje al 0,7 por ciento a partir de 2015 Putin dijo estar de acuerdo con ese esquema y con la cancelación de la deuda a los países pobres, pero propuso emplear además otras fórmulas. En particular, instó a los países del G- 8 a dejar de proteger sus sectores industriales y a abrir sus mercados Los tres mandatarios hablaron también de cambio climático. Chirac dijo ser consciente de la dificultad que supone la oposición de Washington al protocolo de Kioto, pero se mostró optimista y dijo que existe la posibilidad de que se logre cerrar un acuerdo EE. UU. es el único país del G- 8 que no se ha unido al protocolo de Kioto para re- ducir la emisión de gases de efecto invernadero. La entrada en vigor del importante documento fue posible tras la ratificación por parte de Rusia. Relaciones con la Unión Europea Las relaciones entre Rusia y la UE fue otro asunto tratado ayer. Chirac dijo que el problema surgido con el rechazo a la Constitución europea en Francia y Holanda no afectará a las relaciones con Rusia Parece que, en efecto, las relaciones de París y Berlín con Moscú siguen siendo óptimas. No así con otros Estados de la UE. Putin arremetió contra Estonia, país con el que acaba de anular un acuerdo fronterizo recién concluido, así como también contra Polonia y Lituania, vecinos del enclave de Kaliningrado. Rusia asumirá en Escocia la presidencia anual del G- 8, por primera vez desde su ingreso, y San Petersburgo será la sede de la cumbre de 2006. El gran país euroasiático está muy lejos del nivel económico de los otros siete miembros del grupo y su democracia no es homologable, pero su papel en materia de seguridad nuclear y sus enormes recursos energéticos- -es el segundo productor mundial de petróleo- -hacen de ella un actor importante en la escena internacional. Elementos nuevos Abogamos por mejorar la situación en África y proponemos una financiación adicional con elementos nuevos anunció Chirac. Según el presidente francés, el problema de la pobreza tendrá un tratamiento prioritario en Gleneagles, así como también el protocolo de Kioto. Schröder, por su parte, explicó que la idea consiste en destinar a los países más necesitados de África La aportación a los países pobres ascendería al 0,7 del PIB a partir de 2015 Rusia está lejos del nivel económico de los otros siete miembros del Grupo de los Ocho