Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA POLÉMICA DE LA FINANCIACIÓN DE LA SANIDAD LUNES 4 7 2005 ABC El PSOE propone medidas de ahorro y examinar a las autonomías para evitar más derroche en el gasto sanitario Censura a las Comunidades que no suban los impuestos cedidos b Considera absolutamente necesario un acuerdo con las regiones gobernadas por el PP en el Consejo de Política Fiscal para que el nuevo modelo prospere M. MARÍN MADRID. Cómo resolver una deuda acumulada por las Comunidades autónomas de entre 5.000 y 10.000 millones de euros en la gestión del gasto sanitario será el principal punto del orden del día en la próxima Conferencia de Presidentes, que el jefe del Ejecutivo ha retrasado hasta los primeros días de septiembre. Las Comunidades más afectadas por esa deuda- -Madrid, Cataluña, Andalucía, Baleares, Comunidad Valenciana o Galicia- -reclamarán al Gobierno más fondos procedentes de la Administración central para tapar el agujero, pero aún no hay una oferta en firme del Ejecutivo que satisfaga a las autonomías. A expensas de una negociación, ahora muy compleja dadas las tiranteces entre el Gobierno y el Partido Popular, José Luis Rodríguez Zapatero ha preferido no precipitarse y dejar el mes de julio para intentar cerrar un acuerdo con las Comunidades y, en su caso, escenificarlo en septiembre. El vicepresidente segundo del Gobierno y titular de Economía, Pedro Solbes, más allá de expresar el compromiso del Gobierno de hacer un esfuerzo para incorporar en los Presupuestos Generales de 2006 nuevas partidas que palien ese agujero, ya anunció el pasado lunes en el Foro ABC que serán las Comunidades las que tengan que aprovechar su autonomía fiscal para atender sus propias necesidades sin depender del Gobierno. En otras palabras, el Gobierno tratará de cubrir en parte esa deuda, pero exigirá a las Comunidades que sean ellas las que generen sus propios recursos. Quien tenga más gasto, que suba sus impuestos regionales porque el Gobierno tiene comprometido un techo de gasto que no superará y que en ningún caso permitirá sufragar al cien por cien el coste. Los números de la sanidad El gasto sanitario público entre 1999 y 2003 ha crecido un 24 por ciento, lo que representa tres puntos porcentuales más que el ITE y algo más de un punto que el PIB. Esto equivale a una tasa de crecimiento medio anual de un 8,6 por ciento, con un volumen de gasto total en España de 42.591 millones de euros en 2003. De esa cifra, el gasto sanitario realizado por las Comunidades es de 38.613 millones. 5,7 por ciento del PIB. El gasto sanitario representa ya el 5,7 por ciento del PIB y se prevé que pueda llegar casi hasta el 6 por ciento el año que viene. La deuda acumulada en pagos pendientes de servicios y contratos es de unos 5.270 millones de euros. Las Comunidades más afectadas son Madrid, que reclama al Gobierno socialista un total de 1.414 millones de euros por los últimos tres años con el fin de adecuar sus servicios públicos a su población real; Cataluña, que pide entre 600 y 1.000 millones; la Comunidad Valenciana, que pide una financiación adicional de 600, especialmente por el aumento de gasto que supone para los hospitales en la temporada turística la masiva afluencia de ciudadanos; Andalucía, un caso muy semejante al de Valencia; y Baleares, con más de 150 millones de euros anuales de déficit. La ministra de Sanidad, con el presidente y el consejero de Salud de Asturias tor Para ello, propone una cultura de la evaluación, de forma tal que de manera continua, sistemática y rigurosa pueda conocerse si se obtienen los máximos beneficios de los recursos dedicados a la sanidad, o si es posible obtener retornos significativos de una mejor y más sistemática evaluación de la práctica clínica y de los métodos organizativos y de gestión adoptados en el Servicio Nacional de Salud EFE Recargo en los carburantes Se trata, en definitiva, de poder examinar a las Comunidades para que vigilen sus gastos y eviten derroches que luego quieren que pague la Administración central. En segundo lugar, otra de las propuestas socialistas que el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, está trasladando estos días a los consejeros de Sanidad de las distintas Comunidades- -también las del PP- con el aval del vicepresidente económico, Crear una cultura de la evaluación En esta línea, la dirección federal del PSOE ha elaborado un documento de Propuestas de mejora para la financiación de la sanidad pública basado más en una política de contención del gasto- -de ahorro y gestión más eficaz para impedir derroches- que en iniciativas para la generación de nuevos ingresos estatales que palien la situación. Entre las propuestas que plantea el PSOE figura la racionalización del gasto sanitario para optimizar los recursos públicos invertidos en el sec- El Gobierno cubrirá en parte la deuda, pero pedirá a las autonomías que generen sus propios recursos Las Comunidades con mayores agujeros son Madrid, Cataluña, Andalucía, Baleares y Comunidad Valenciana Pedro Solbes, se basa en la infrautilización de la capacidad normativa de las autonomías para generar sus propios ingresos en favor del gasto sanitario. El PSOE censura que las Comunidades autónomas no hayan hecho un uso mayor del instrumento que les permite elevar la presión fiscal, por ejemplo con un recargo sobre los carburantes o sobre la tarifa eléctrica. Distinto es el caso de los impuestos estatales del tabaco y el alcohol, pero el Gobierno está dispuesto a hacer concesiones a las Comunidades. Por ello, el PSOE recuerda que aunque las Comunidades disponen ya de capacidad normativa respecto de varios tributos cedidos o compartidos, sin embargo en otros tributos no se produce la misma circunstancia Por ello, se plantea dotar de capacidad normativa a las Comunidades en aquellos tributos en que actualmente no los tienen ¿Cuáles y en qué porcentaje? Es lo que está en negociación y debe determinar el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Lo que parece claro es que el Ministerio de Economía y Hacienda no está en disposición de sufragar el cien por cien del coste añadido que demandan las Comunidades. Los gastos de más peso. Los componentes del gasto sanitario público con mayor peso son la asistencia hospitalaria y especializada, seguido por el gasto farmacéutico y por la atención primaria de salud. De los 38.613 millones que las Comunidades gastaron en 2003, 20.754 corresponden a servicios hospitalarios y especializados; 5.454 a servicios primarios de salud; y 9.029 a farmacia. El coste farmacéutico. Es uno de los principales causantes de la deuda. El gasto farmacéutico total, incluyendo el gasto hospitalario y extrahospitalario supone, según el Ministerio de Economía, el 30,13 por ciento del gasto sanitario público total. Por ello, el Gobierno propondrá una racionalización de esta partida para conseguir un ahorro potencial de importante magnitud Los gastos de personal. Es otro capítulo de gasto que se disparó desde 2002. En 2003, la remuneración de personal supuso 17.486.558 euros, con una subida media anual del 7 por ciento. Oscila entre el 5,4 por ciento del País Vasco y el 14,3 de Baleares. Rodríguez Zapatero. El documento redactado por la dirección del PSOE con sus Propuestas de mejora para la financiación de la sanidad pública estima que el acuerdo con el PP es absolutamente necesario, así como con el resto de grupos parlamentarios, por lo que es imprescindible acercar posturas que permitan lograr un gran acuerdo básico Ese acuerdo básico es el que está en el aire y que ha motivado que, por el momento, Rodríguez Zapatero no haya decidido aún la fecha para la convocatoria de la Conferencia de Presidentes. Acuerdo básico con el PP, en el aire A raíz de esta negociación, la dificultad se plantea en qué Comunidades están dispuestas a subir sus impuestos y a asumir el coste político y de imagen que para los respectivos Ejecutivos autonómicos arrastraría una medida semejante. Varias Comunidades gobernadas por el PP, como la de Madrid, ya han hecho pública su negativa a aceptar esta tesis del Gobierno de José Luis