Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3 7 2005 Los domingos 67 Tanto sus amigos como sus enemigos admiten que no sería extraño que pronto tuviera roces con Emilio Pérez Touriño conozco que en ocasiones sus planteamientos son interesantes Aparentemente frío y distante, según todos los que le conocen a causa de su timidez, Quin gana mucho en las distancias cortas. Le gustan las pequeñas reuniones de amigos, donde la política suele ser el tema central, y aunque no se puede decir que sea el animador del grupo, sí tiene sentido del humor, muy gallego, mordaz, del que hace gala con frases cortas que nunca te esperas dice Julio Fernández. En ocasiones es arrollador, impulsivo, pero quizá eso sea fruto de su timidez confirma el alcalde Suárez, quien añade que esa explosividad que tiene a veces es su peor defecto Enfrentamiento con Beiras Otro de los rasgos de su carácter es su sensibilidad. Acusa los golpes. Hubo un tiempo en el que en su pueblo corrió la versión de que se estaba enriqueciendo con su labor en el Ayuntamiento. Harto de habladurías, y sin previo aviso, aprovechó un pleno municipal para distribuir su nómina entre concejales y vecinos. No podía soportar la idea de que se dudara de su honradez. Últimamente hay otro episodio que le ha dejado emocionalmente tocado Son las críticas de Xosé Manuel Beiras, el histórico líder del Bloque que había sido su mentor hasta el liderazgo de la formación y que arremetió contra él al sentirse apartado y traicionado por Quintana. Los ataques de Beiras, realizados muy poco después de su nombramiento y en un momento en el que comenzaba la precampaña gallega, sin tiempo por tanto para asentarse, le dolieron en lo más profundo. Aun así, prefirió callar y según sus amigos no tardará mucho en tratar de recomponer la relación. Quintana tiene una enorme capacidad de trabajo. En la campaña, su chófer, Manolo, llegó a poner una nevera con comida y bebida en el maletero del coche porque casi nunca les daba tiempo ni a almorzar ni a cenar. Es concienzudo y no va a ninguna reunión que no haya preparado antes a fondo. Posiblemente chocará con Touriño dicen sus amigos, y también sus enemigos. Los primeros añaden que probablemente los roces se producirán en cuanto detecte falta de transparencia en la gestión de gobierno, o si ve que el líder socialista depende demasiado del Ejecutivo de Madrid. Le va a exigir que sea autónomo, que se olvide de hacer siempre caso a lo que digan o manden Zapatero o Pepiño Y no va a renunciar a sus planteamientos Los segundos, por su parte, afirman que al PSG le ha tocado un duro compañero de viaje. No envidio al futuro presidente de la Xunta. Quintana es ambicioso, muy ambicioso, y no se va a conformar durante mucho tiempo sólo con la vicepresidencia de la Xunta su parte que es un hombre de carácter muy fuerte, escucha poco y le falta flexibilidad. Impone siempre su criterio Sin embargo, este hombre no quiere negar el pan y la sal al líder del Bloque y tiene para él algunos elogios: Supo hacer pueblo, aunque aprovechó las vacas gordas de las subvenciones europeas; fue muy ambicioso, en el sentido de que se marcó unos objetivos para Allariz y los consiguió; mejoró las condiciones de vida de la gente y los resultados globales fueron buenos Voluntades atrapadas En lo que coinciden tanto Rodríguez como este ex concejal es en que Quintana ha tejido una red en Allariz con la que ata algunas voluntades dicho con palabras suaves. Más fuertes son las opiniones del diputado autonómico electo: Hay miedo en el pueblo, muchos vecinos se sienten presionados y señalados si no coinciden con las opiniones de los responsables del Ayuntamiento. Más de la mitad de los empleados municipales son temporales y esa es la mejor forma de manejar las cosas a su antojo. Y luego habla de que hay caciquismo en el PP. ¿Que va a seguir en la Xunta el modelo de aquí? Por el bien de todos, espero que no Su trato con la Xunta de Fraga ha sido un tanto curioso. La revuelta no fue óbice para que Quintana tuviera una buena relación con el Gobierno gallego e, incluso, hay quien asegura, desde las propias filas populares, que le concedieron privilegios que ni siquiera les dieron a alcaldes nuestros Otras personas del PP, sin embargo, aseguran que si le ayudaron fue porque Allariz se convirtió en una moneda de cambio político. Nosotros le dábamos lo que pedía y él no molestaba demasiado Paco Suárez, sin embargo, califica esas relaciones con el Ejecutivo de Fraga simplemente de correctas y si había subvenciones era porque las iniciativas que presentábamos estaban perfectamente estudiadas y los proyectos eran técnicamente muy buenos No obstante, Antonio Rodríguez asegura que se ha magnificado el trabajo de Quintana en el Ayuntamiento. Esa imagen existe porque sabe utilizar muy bien los medios de comunicación. Sólo se habla de la recuperación del casco histórico, pero no se dice nada de que dejó un enorme déficit de infraestructuras básicas, o que muchas de sus iniciativas fracasaron en el momento en que la Xunta retiraba una subvención. Es un bluff un mal gestor, aunque re- Touriño y Quintana, en su primera reunión, celebrada el pasado jueves EFE Beiras junto al actual líder del BNG, con el que mantiene un duro enfrentamiento EFE