Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad DOMINGO 3 7 2005 ABC Descubierta a finales del siglo XIX, la cueva cántabra de El Soplao sigue siendo una gran desconocida, a pesar de su impresionante riqueza de raras formaciones calcáreas. Ahora, el gobierno de esa región ha abierto una parte al público La cueva de los tesoros TEXTO: JOSÉ MANUEL NIEVES FOTOS: JUAN COLINA SIERRA DE ARNERO (CANTABRIA) Más de seis mil. Ése es el número de puertas que conectan Cantabria directamente con otro mundo. Seis mil entradas que conducen a un universo paralelo y subterráneo donde las columnas, los edificios, las estancias, las ciudades, los túneles y hasta las joyas, que las hay, no han sido fabricadas por el hombre. No hay manos humanas detrás de toda esa grandiosidad enterrada. Sólo el asombro y la fascinación de quienes se atreven a cruzar el umbral. Entre todas las cuevas que la naturaleza ha querido regalar a la Comunidad cántabra, una de las más hermosas, la de El Soplao, entre Rionansa, Herrerías y Valdáliga, acaba de abrir, por primera vez, sus puertas al público. Será apenas algo más de un kilómetro de los trece que suman el total de sus galerías. Un kilómetro domesticado y preparado para que cualquiera, incluso en silla de ruedas, pueda disfrutar del espectáculo. Los más valientes y ágiles podrán prolongar su visita más allá del tramo acondicionado y adentrarse, pertrechados con botas, mono, casco y linterna, hasta lo más profundo de la caverna. Un tercer nivel de visitas, sólo para expertos, abrirá a espeleólogos y otros especialistas las bóvedas y galerías para cuyo acceso es necesario bucear, reptar o escalar paredes verticales... Conocía la existencia de la cueva porque mi padre fue minero y trabajó en las galerías contiguas explica Francisco Javier López Marcano, consejero de Cultura, Deportes y Turismo de Cantabria y máximo impulsor de un proyecto en el que esta Autonomía ha invertido ya diez millones de euros. En 1995 estuve dentro por primera vez. Fue una visita de varias horas. Y a pesar de vivir cerca, en Torrelavega, la experiencia me causó un gran im- En Cantabria hay 6.500 cuevas, 58 de ellas con pinturas rupestres, como Altamira pacto. Desde entonces la he tenido siempre presente. Y ahora que soy responsable de Turismo, ha sido el momento de sacarla a la luz Los mineros de Asturiana de Zinc (hoy cerrada) fueron, en efecto, los primeros en visitar y dar noticia de El Soplao a finales del siglo XIX. El mismo nombre de la cueva deriva de las corrientes de aire que se producen en su interior, a causa de la comunicación que existe en distintas zonas con las galerías de la antigua explotación minera. Es esta generosa aportación de oxígeno la que hace posibles las previsiones de alcanzar los 1.800 visitantes por día (a un ritmo de 48 personas cada 15 minutos) Es el primer gran proyecto de infraestructura turística de este Gobierno- -afirma el consejero- En Cantabria hay 6.500 cuevas, 58 de ellas con pinturas, como Altamira. Y a la zona del alto Asón, por ejemplo, acuden el 80 por ciento de los espeleólogos españoles al menos una vez al año Empieza la aventura Acompañados por Fermín Unzúe, una de las personas que más ha trabajado para que este proyecto se haga realidad, y por Juan Colina, presidente de la Federación Cántabra de Espeleología y explorador de la cueva de El Soplao, llega el momento de comprobar en directo las maravillas que sobre esta cavidad cantan los libros, los espeleólogos, los profanos que ya la han visto y varias páginas web (entre ellas, www. elsoplao. es) La entrada es a través de una galería minera que la gente del lugar conoce como La Isidra Cuando esté abierta al público, los visitantes recorrerán sus más de trescientos metros a bordo de un auténtico tren minero. Pero hoy vamos a pie. El túnel de fabricación humana deja pronto paso a la Galería Gorda la primera de la cueva, en la que un gran saliente plano de roca constituye un auténtico escenario natural. Grandes pilares, desde el suelo al techo, treinta metros más arriba, atestiguan la antigüedad del lugar. La Las excéntricas son el auténtico tesoro de esta gran cavidad de Cantabria cavidad de El Soplao se formó en un tiempo muy anterior al hombre, el Cretácico, hace cerca de doscientos millones de años, cuando los dinosaurios dominaban la Tierra. Pasamos ahora por la Galería de los Fantasmas una superficie de varios cientos de metros sembrada de estalagmitas (las que se forman en el sue- Un aspecto de la Galería del Bosque Galería Los Fantasmas Boca mina la Isidra Entrada G. Gorda G. del Campamento G. Los Italianos La Coliflor Mina La Maestra Salto 3 m. El Bosque Mina Este Dsecación poligonal Pozo de 12 m. Cueva de El Soplao G. del Puente Galerías de mina 0 35 70 105 140 175 G. La Sirena Pozo 11 m. Salto 3 m. (extraplomo) Pozo de 9,5 m. Mina La Clara La Playa