Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 3 7 2005 Internacional 31 Israel condena la oferta de Mahmud Abbas a Hamás para formar gobierno El Yihad Islámico rechaza unirse al Ejecutivo mientras dure la ocupación b Los islamistas palestinos estu- dian la oferta y exigen elecciones legislativas tras la evacuación de la Franja de Gaza, y no el 20 de enero como propone Al Fatah JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Si no puedes vencer a tus adversarios, únete a ellos. Mahmud Abbas ha hecho buena la vieja sentencia militar y ha decidido ofrecer a los grupos radicales palestinos (con Hamás y el Yihad Islámico a la cabeza) la formación de un Gobierno de unidad nacional que rija los destinos de los Territorios Ocupados, pero sobre todo los de Gaza, una vez quede huérfana la Franja de soldados israelíes y colonos judíos. No es la primera vez que Abbas o su primer ministro, Ahmed Qurea, lanzan el guante a Hamás para sumarse al Ejecutivo, pero se trata de la oferta más seria hecha hasta ahora. Hamás estudia su respuesta, como reconoció ayer su líder en Cisjordania, Hassan Yousef, uno de los principales valedores de la apuesta política reforzada con su participación en las elecciones municipales, donde salió victoriosa en muchos ayuntamientos de Gaza y Cisjordania, y en los comicios legislativos que debían haberse celebrado este 15 de julio y que a la postre fueron aplazados. Quien no ha tardado en rechazar la oferta de Abbas ha sido uno de los líderes políticos del Yihad Islámico, Nafez Azzam, quien ha asegurado en nom- quiera esperaron, como suele ser norma habitual, a que terminara el tradicional descanso semanal del sabat para reaccionar y condenar la iniciativa de Mahmud Abbas. Lo que tiene que hacer la ANP, tal y como dicta la Hoja de Ruta, es desarmar y desmantelar a Hamás. De lo contrario se asentarán las bases terroristas y se multiplicará el tráfico de armas desde Egipto declaró Mark Reguev, portavoz del ministro de Asuntos Exteriores, Silván Shalom. A la espera de la respuesta de Hamás, que ya ha anticipado su exigencia de celebrar las aplazadas elecciones legislativas del 15 de julio en cuanto se retire Israel de Gaza, en lugar de esperar hasta el 20 de enero como pretende la ANP, el Comité Central de Al Fatah cerró sus tres días de reuniones en Ammán con acuerdos en casi todos los puntos que figuraban en la agenda, en particular la posibilidad de elegir a un vicepresidente para ambas instituciones. Faruk Kaddumi, el veterano opositor palestino a los acuerdos de Oslo y exiliado desde hace décadas, aparece como el más probable en todas las quinielas. Negociaciones en Damasco Las Brigadas de Al Aqsa asaltaron ayer una sede gubernamental AFP La integración de los radicales en el juego político podría facilitar su control por parte de la ANP bre de su organización que no participarán en gobierno alguno palestino mientras se prolongue la ocupación israelí. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) teme que Gaza, sumida en el caos, como se demostró ayer con el asalto a una sede gubernamental en Rafah por parte de milicianos arma- dos de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa pidiendo trabajo, quede bajo el control de los islamistas radicales, sobre todo de Hamás, una vez se lleve a cabo el Plan de Desenganche de Ariel Sharón a partir del 15 de agosto. Si Hamás se sumara al Gobierno de Unidad Nacional Abbas mataría varios pájaros de un tiro, pues controlaría más de cerca al brazo armado fundamentalista y no compartiría su liderazgo en la Franja mediterránea, donde a día de hoy lo conserva cogido con pinzas. Donde no ha caído nada bien la oferta del presidente de la ANP a Hamás ha sido en Israel. Sus portavoces ni si- Tras su paso por Ammán, Mahmud Abbas se desplaza a Mauritania, Libia, Siria y Egipto. En Damasco negociará con los representantes de las distintas formaciones políticas palestinas allí asentadas la formación de ese ansiado, más por unos que por otros, Gobierno de unidad nacional. A su regreso a los Territorios Ocupados, Abbas se instalará en Gaza para seguir desde allí la evacuación israelí. Hasta nueva orden quedarán aplazados sus viajes al extranjero, muy criticados últimamente por su proliferación. El primero en pagar el pato, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien le había reservado mesa y mantel el 19 de julio en La Moncloa. Otra vez será.