Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 3 7 2005 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES LA INFLUENCIA DE LOS BEATLES NOCHE se cumplieron 40 años desde que los hoy míticos John Lennon, Ringo Starr, George Harrison y Paul McCartney- -los Beatles- -vinieron a actuar a Madrid, y esta noche también se redondeará la efeméride de su actuación barcelonesa. No fue para tanto. El grupo, que era ya una gloria mundial y que en ese mismo mes de julio ingresaría en la Orden del Imperio Británico para convertirse en sires, no alcanzaba aquí, ni de lejos, ese nivel de presencia y muchas de sus canciones eran más conocidas en cutres versiones castellanas. Las aduanas de la cultura vigilaban las entradas y los dominios políticos de Luis Carrero Blanco entendían este tiM. MARTÍN po de acontecimientos coFERRAND mo grave riesgo de perturbación moral y social José de las Casas, el mejor y más liberal de los directores de Informativos que ha tenido TVE, me envió aquel día, en compañía de un cámara extraordinario- -José Peciña- -a cubrir la información de ambiente del concierto de los Beatles. A decir verdad, no había ambiente. La noche era muy fría para esta época del año y el público asistente, menos de media entrada, era en alta proporción parte de los efectivos norteamericanos de las bases de Zaragoza y Torrejón. Creo, en la nebulosa del recuerdo, que entusiasmaron más los Pequeniques, parte del elenco telonero de la convocatoria, que los propios genios de Liverpool, ante los que escribo ahora después de desplegar mi colección de sus vinilos alrededor de mi mesa de trabajo. Aquella noche no escuchamos bien, por problemas de sonido- -algo todavía no resuelto en estos pagos- ni a los Beatles ni la voz de Torrebruno, el presentador del festejo. Así de distantes estaban el momento y la realidad de la personalidad de la mercancía contratada. La influencia de los Beatles, entonces, se limitó a la prohibición rotunda de que aparecieran varones melenudos ante las cámaras de TVE. Recuerdo muy bien estampas, tan divertidas como esperpénticas, en la que peluqueros y maquilladores escondían con una goma o una redecilla el sobrante capilar de los actuantes hasta alcanzar los niveles que el poder franquista consideraba decente Como se ve, cambian los protagonistas y las circunstancias, pero no la médula del fenómeno español. Es el poder quien sigue sabiendo, como Rodríguez Zapatero frente al caso de las bodas homosexuales, lo que es decente La cerrazón que entonces trataba de impedir la entrada eficaz en España de los nuevos vientos de la cultura, desde los Beatles a Dylan pasando por Kerouac, sólo ha cambiado de género. Ahora se pretende, no sin crueldad, que veamos películas españolas en perjuicio de las norteamericanas e, incluso, que los de Sant Feliu de Guixols lean a Machado en catalán. Continúa sin entenderse el espíritu y falta de límites que definen la libertad. Con el pelo largo o con el pelo corto. ELECTOS A H ACE usted bien, señor alcalde, señor concejal, señor diputado, señor senador del PSE. Hace muy requetebién al renunciar a su escolta, ahora que ETA ha prometido que no va a atentar contra los cargos electos. Puede que terminen matando precisamente a vuecencia, pero, si así sucediera, sería por equivocación y no le quepa duda de que ETA presentaría sus excusas, que para esto son muy mirados. Alegarán, por ejemplo, que su señoría figuraba en dos archivos, el de cargos electos y el de cabrones con pintas, y que ellos trabajan fundamentalmente con el segundo, mucho más extenso. No van a perder el tiempo comprobando si Fulano o Zutano también constan en el primero, dada la premura con que se deciden estas cosas. Pero ustedes han decidido fiarse de la palabra de ETA, que siempre ha hecho honor a su palabra, como todo el mundo sabe. No me digan que no, que no se fían. A buenas horas iban ustedes a renunciar a sus escoltas sin tener alguna garantía. No pretenderán JON que nos lo tomemos como un rasgo de JUARISTI valor y entereza, con lo que ha llovido. Pero no se lo censuro. Ustedes se fían de ETA y, en consecuencia, licencian a sus escoltas. Vale. Espero, con todo, que no exijan a los alcaldes, concejales, senadores y diputados del PP que sigan su ejemplo. Y, sobre todo, no entren en comparaciones, siempre odiosas. Ustedes se fían; los cargos electos del PP, no. Quizá la garantía de la que ustedes disponen cubra también los riesgos de los alcaldes, concejales, diputados y senadores del PP, pero, aunque éstos dispusieran de una garantía semejante- -lo que no es probable- seguirían teniendo derecho a no fiarse del avalista. Luego están los otros, los no electos de su partido de ustedes, del PP y de ningún partido que no disfrutan aún de las exenciones y garantías de ETA y a los que, supongo, no se instará a prescindir de sus escoltas. Tampoco apelaré, en este caso, a un dudoso concepto de solidaridad para rogarles a ustedes que no los humi- llen renunciando a las suyas. Dada la garantía de la que ustedes seguramente disponen, resultaría absurdo mantener sus escoltas cuando ustedes piensan (con o sin razón, eso es otra historia) que ya no existe motivo para ello. Aunque, gracias a ustedes, y sin abandonar las armas, ETA haya conseguido invalidar un justísimo argumento contra la destrucción de la democracia bajo el régimen abertzale, pues, en efecto, ya no es toda la oposición al mismo la que se ve forzada a llevar escolta, sino solamente la mitad. De ahí a que algún detrito moral que conozco comience a acusar a los cargos electos del PP de manipulación hipócrita de un terrorismo inexistente, poniéndoles a ustedes como glorioso ejemplo de rectitud y honestidad, no va a mediar gran trecho, se lo puedo asegurar. Y que sólo quede en eso y no surja, como en Cataluña, un agitador que llame al exterminio físico de los discrepantes desde un periódico intervenido y controlado por el Gobierno Autónomo. Lo dicho hasta ahora no significa que personalmente piense que todo el que lleva escolta la necesita ni que la escolta pueda evitar que ETA te mate si se lo propone. Cuando yo tenía escolta, cargaba con una doble preocupación, por mi seguridad y por la suya. De modo que, cuando el Gobierno de su partido de ustedes decidió retirármela, inmediatamente después de destituirme del cargo (no electo) para el que me había nombrado el Gobierno anterior, me sentí bastante aliviado. Alguien no le quiere bien a usted en las alturas me dijo, con franqueza, el jefe de la Brigada de Escoltas. No voy a averiguarlo contesté: Ahora bien, si ETA me mata, el Gobierno tendrá que dar más explicaciones que si me hubiera mantenido la escolta He aquí por qué no me impresiona su gesto de ustedes, electos del PSE. Si tan seguros están de que ETA cumplirá su palabra, exijan que su gobierno haga con todos los cargos electos de España lo que hizo conmigo en abril del 2004. De lo contrario, nadie me convencerá de que ustedes no cuentan con garantías demasiado excepcionales. PALABRAS CRUZADAS ¿Qué amigos tiene Zapatero en Iberoamérica? PODER BLANDO ESPAÑOL SPAÑA necesita defender contra viento y marea sus intereses en Latinoamérica (cuando decimos allá Iberoamérica se extrañan. ¿Cómo dice? No es problema de simpatía) Las inversiones españolas en el continente americano son superiores a 150.000 millones de euros, 25 billones de las antiguas pesetas. Ese enorme esfuerzo económico y humano es visible en Sao Paolo, México, Santiago de Chile, llenos de vallas que anuncian Telefónica, con sucursales del Santander o BBVA en centenares de esquinas. La América hispano- lusa es la oportunidad global española, gracias al español y al portugués, extendidos hace 500 años. Hoy España da su apoyo práctico a las garantías democráticas, y a los intercambios entre el espíritu europeo DARÍO y América. Nuestro poder blando, nuestro VALCÁRCEL softpower, es la cooperación: no sólo AECI, también Cataluña o Galicia... O Gallardón, o Joan Clos. Hay algo aún más fuerte. Cervantes y Galdós junto a Borges u Octavio Paz tienen una sorprendente capacidad de arraigo. Y así, la actividad cultural del estado interactúa con la de las empresas privadas. El proyecto español despegó en los 80. Hoy no tienen sentido los ataques repetitivos y vacíos contra Castro o Chávez. Esos extraños dirigentes tienen bastante con defenderse. El primero atenta contra la democracia. El segundo gasta opacamente el dinero del petróleo. FAMÉLICA LEGIÓN E N O será necesario explicar que en el mundo sólo existe una potencia. Cuando los gobiernos hispanoamericanos de diferentes tendencias se mostraron más que reacios a seguir a Bush en la guerra de Irak, el presidente del Gobierno español- -Aznar- -jugó un papel decisivo intentando conciliar ambas posturas. México y Chile pueden dar testimonio de ello. El fracaso de Aznar al no conseguir convencer a Fox y Lagos no fue en demérito de su propia relación con Bush. Antes al contrario. Hogaño tenemos un presidente del Gobierno convencido de que su relación con la Casa Blanca está a punto de entrar en una luna de miel. Nos intentan convencer de que la llegada del embajaRAMÓN dor Aguirre a Madrid es el principio de PERÉZ- MAURA un amor apasionado. Mas los hechos son tozudos. El referente de Zapatero en aquella región hispana es Chávez, financiador de sublevaciones en Bolivia, Ecuador, Colombia y otros lugares, erguido sobre una ola de petróleo a 60 dólares el barril. Y en lugar de utilizar su contacto con el bolivariano para intentar mediar con EE. UU. alinea a España en el bando del revolucionario. Y además, se ven vencedores en compañía de Tabaré Vázquez, Lula, Kirchner y otros compañeros mártires (de Cuba, mejor ni hablamos) Proletarios del mundo, en pie famélica legión estamos con vosotros. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate