Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid SÁBADO 2 7 2005 ABC Magdalena acaba de llegar acompañada de su hija. Aún no han deshecho la maleta María y Víctor dormirán fuera de casa hoy por primera vez Muchos ancianos no se irán de vacaciones, pero, aunque no salgan de la ciudad, pueden alojarse en hoteles de cinco estrellas con spa, peluquería, gimnasio... y estar atendidos por personal especializado mientras sus familiares disfrutan de unos días de asueto Sólo para seniors TEXTO: M. J. ÁLVAREZ FOTOS: ERNESTO AGUDO MADRID. Llevamos toda una vida juntos, no nos hemos separado ni un sólo día. Hoy es la primera vez que pisamos una residencia y, la verdad, estamos un poco nerviosos explica María González, mientras su esposo, Víctor Moreno, la escucha atentamente. Hemos celebrado ya las bodas de plata, las de oro... y las que vengan ríe él. Llevan casados 56 años y tienen las goteras propias de la edad Él tiene alzheimer y ella hace cuatro años sufrió un ictus muy grave que la dejó postrada en una silla de ruedas. A sus 84 y 82 años, respectivamente, derrochan sabiduría y amabilidad. Aquí pasaremos un mes de vacaciones. ¡Qué nuevo está todo! afirman. Están en la residencia Monte Hermoso de la capital, inaugurada hace doce meses. El resto del año viven con María del Carmen, una de sus hijas, mientras que los fines de semana y veranos se encarga de ellos la segunda, Pilar. Este año, mi marido está delicado de salud y yo no podía con todo, de ahí que solicitásemos las plazas agrega. Coincidiendo con el periodo de asueto estival, ayer arrancó el programa Respiro en Vacaciones que todos los años, de julio a octubre, pone en mar- Programa Respiro Pistoletazo de salida. El programa Respiro en Vacaciones de la Consejería de Familia arrancó ayer en 14 residencias privadas de la región. Objetivo. Prestar apoyo en los meses de verano a familias con mayores a su cargo. Durante 30 días, la Comunidad se hace cargo de quienes necesiten cuidados en una residencia asistida y con personal especializado mientras sus familiares descansan. Plazas. Este año se ofertan 1.652 plazas para 625 mayores en turnos de 30 días desde julio a octubre. Inversión. La Comunidad invierte más de dos millones de euros en contratar las plazas. Con esta cantidad sufragan una parte de la estancia, mientras que el resto corre por cuenta del usuario. cha la Consejería de Familia. Su objetivo es propiciar el descanso de las familias que cuidan de sus mayores mientras éstos se quedan perfectamente atendidos por personal especializado. La Comunidad subvenciona alrededor de un tercio del coste de la plaza, y el resto lo abona el usuario. La consejera de Familia, Beatriz Elorriaga, acudió ayer al centro para recibir al grupo de mayores que iniciaba su estancia. Hoy es un día triste para muchos de los hijos que dejan a sus padres porque les asaltan sentimientos de culpabilidad, cuando lo lógico es que ellos se cojan vacaciones después de un año entregados a sus cuidados indicó. La mayoría vienen contentos. Normalmente acuden a centros de día y conocen otro tipo de recursos. Incluso hay repetidores Es el caso de Magdalena, a la que acompaña su hija. Esto es un hotel de cinco estrellas... Tiene spa, gimnasio, terapeutas... Te lo vas a pasar estupendamente comenta su hija. La anciana, de 86 años, asiente encantada. El año pasado estuve en otra residencia y me fue muy bien; todo el personal era muy simpático, pero ésta es mejor, más lujosa responde. No puede valerse por sí misma y la estancia me costará 491,85 euros, aunque el precio real ni lo sé ¡una burrada! agrega su hija. Los profesionales se interesan por su historial médico, alimentación y otros detalles. Mientras se preparan para la comida, les espera un mes de fisioterapia, rehabilitación y actividades de animación. Se lo han ganado. Luis y su madre, Rafaela, en el vestíbulo del centro Cuido de mi madre y de mis suegros todo el año ¿Cómo estás, abuela? Muy bien, ¿y tú? Aquí estoy, llena de goterones Éste es el diálogo que mantenían ayer dos consuegras en la residencia Monte Hermoso, con la sonrisa pintada en el rostro por el rencuentro. Se trata de Rafaela, de 87 años, dependiente a raíz de un derrame cerebral que padeció hace cuatro años, y de Dámasa, de 90, aquejada de degeneración cognitiva y de la vejez, hija, de la vejez replica la primera. El trío lo completa Inocente, marido de la segunda, de 102 años. Pasarán juntos todo el mes de julio. Hasta hace muy poco, los tres estaban en casa con nosotros. Pero el deterioro de Dámasa hizo necesario que la internásemos explica Luis, su yerno. Dentro de unos días se irá de vacaciones a la playa, a la Manga del Mar Menor (Murcia) con su mujer y sus dos hijos, muy tranquilo porque sabe que el resto de su familia se ha quedado en muy buenas manos