Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid SÁBADO 2 7 2005 ABC MADRID AL DÍA DE MADRID AL OLIMPO MANUEL DE LA FUENTE ara que nadie venga luego con que se hace leña del árbol caído (aunque lo de la tala estilo amazónico de la M- 30 ya se está pasando de castaño oscuro, que diría Rajoy) y a la espera de que en Singapur nuestra candidatura pase por los cinco aros olímpicos, pase lo que pase al otro lado el mundo el próximo día 6, a la vuelta del verano hay que ponerse a trabajar. Desde hace meses, Madrid vive como una ciudad hipotecada, hipotecada por un sueño, no por un piso de protección oficial, pero hipotecada al fin y al cabo. Todo es provisional, como los alféreces de antes. Todo se arregla con un socorrido... hasta que no se sepa lo de los Juegos, si nos dan los Juegos, si no nos dan los Juegos... mientras, los problemas a corto plazo de los ciudadanos parece que tienen que seguir esperando. A Godot o al COI. Hasta los madrileños menos partidarios de estos acontecimientos quieren que Madrid sea ciudad olímpica. Sobre todo, porque al margen de los numerosos beneficios que traerán para la ciudad, hay uno más urgente, más cercano, justo y, desde luego muy necesario: necesitamos un alegrón. Se ha trabajado duro y nuestro proyecto parece, cuando menos y como poco, tan bueno como los demás. Pero es que hasta los detractores lo desean, hay un corazón postinero que palpita pensando en el triunfo, y ya hay quien sueña con el estruendo de cláxones en la Gran Vía y la Castellana, y la algarabía de los barrios si medio mundo escucha el día 6 eso de la ciudad elegida para celebrar los Juegos Olímpicos de la Era Moderna en 2012 es... Madrid. El Alcalde Ruiz- Gallardón no es ni lo ha sido nunca un jugador de chica (ya saben, jugador de chica, perdedor de mus) y en este órdago ha embarcado a una Villa milenaria ¿quién dijo que Madrid no era una comunidad histórica? en uno de los viajes más apasionantes de su historia. Pero el Gran Timonel de lo que los dioses quieran que sea nuestro Gran Salto Adelante no puede olvidar ni puede olvidarse de que aún hay mucha gente en tierra con problemas de la Tierra, aunque espere y sueñe con que el viejo dicho cambie para siempre: De Madrid, al Olimpo P Interior de una de las clínicas dentales precintadas. La falta de higiene predomina en todo el recinto EFE Detienen a ocho falsos dentistas que provocaron varios ingresos en urgencias Actuaban en seis clínicas, ya precintadas, en las que también vivían b Las víctimas eran siempre compatriotas ecuatorianos, captados gracias a su situación irregular y a los bajos precios que les ofrecían los delincuentes M. DÍAZ MADRID. Anestesiaban y extraían piezas dentales sin ninguna formación, con unas condiciones higiénicas tan deplorables que el riesgo de infección se materializó en varios clientes que tuvieron que ser ingresados en las urgencias hospitalarias tras pasar por sus manos. Eran ocho falsos dentistas, todos ellos de nacionalidad ecuatoriana, que regentaban seis clínicas dentales clandestinas en Madrid y que estaban a punto de abrir dos más. Hasta que la Policía Nacional por fin les detuvo, según informó ayer, poniendo fin a la denominada Operación Empaste Los ocho detenidos realizaban prácticas propias de odontólogos y estomatólogos sin el título ni los estudios nece- sarios, y lo hacían en unas clínicas que también les servían de domicilios. Para ello utilizaban enseres personales mezclados con el instrumental, usando, por ejemplo, un microondas para esterilizar o una bombona de butano como turbina dental. Los residuos radiológicos, además, se mezclaban sin reparos con la basura doméstica. Riesgo de contraer sida o hepatitis Con condiciones higiénicas y profesionales tan deplorables, sin sistemas de desinfección ni de seguridad, el riesgo de contraer o de contagiar enfermedades infesto- contagiosas como el sida o la hepatitis era más que real. Algunas de sus víctimas lo saben de sobra tras sufrirlo en sus propias carnes. Eran siempre compatriotas de los detenidos, de Ecuador, captados en estaciones de Metro o en los locutorios cercanos a las clínicas clandestinas. Su frecuente situación irregular y los bajos precios ofrecidos por los delincuentes les animaban. La Policía ha intentado localizar al mayor número de clientes posibles, y ha sabido que varios de ellos precisaron asistencia de urgencia en hospitales tras pasar por estas clínicas, necesitando incluso cirugías para tratar de corregir las temerarias intervenciones de los falsos dentistas. En todo caso, nadie les denunció, según aseguran fuentes policiales. Las investigaciones fueron llevadas por la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental, y se iniciaron el pasado mes de enero cuando se tuvo conocimiento de que una tarjeta profesional de odontólogo hacía publicidad de una clínica dental en la calle Pez con ciertos detalles que hacían sospechar de irregularidades. Primero consultaron en las instituciones que otorgan licencias y homologan títulos de odontólogo, luego constataron que existía una asociación registrada en el Ministerio del Interior que poseía clínicas dentales pese a que sus propietarios no eran especialistas La Policía tiraba del hilo, y el círculo se fue cerrando. Al final, se localizaron las clínicas clandestinas de la asociación, seis, y otras dos que ya estaban en trámites para su inminente apertura. Tras detener a sus responsables, supieron que su actividad comenzó en 2001 y que habían conseguido burlar a las autoridades cambiando la ubicación de las clínicas más o menos cada año. Los detenidos, con edades comprendidas entre los 39 y los 44 años, ya han pasado a disposición judicial.