Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 SÁBADO 2 7 2005 ABC Internacional Blair convocará una cumbre informal en otoño para discutir el modelo de la Unión El premier británico cree difícil alcanzar un acuerdo sobre presupuestos antes de fin de año de la Comisión, Durao Barroso, apoyó al primer ministro al afirmar que para mantener nuestro modelo social necesitamos crecimiento y empleo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Una cumbre informal en otoño de los líderes europeos deberá analizar el futuro de la Unión, superar la actual crisis y marcar la dirección de Europa. Este anuncio fue realizado ayer por el primer ministro británico, Tony Blair, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, en una rueda de prensa conjunta celebrada en Londres el primer día de la presidencia semestral británica. Para ese Consejo Europeo informal la Comisión elaborará un documento sobre la viabilidad del modelo social de Europa a la luz de los cambios que se están produciendo hoy La cumbre y su agenda responden plenamente al requerimiento de reformas planteado por Blair, que reclama un cambio en las prioridades presupuestarias de la UE con el fin de asegurar la competitividad de Europa frente a mercados emergentes como India y China. A las críticas de pretender una excesiva liberalización que lastimaría los altos niveles de prestación social eurob El presidente peos, Blair les ha dado la vuelta al plantear la cumbre como el momento de analizar unas reformas que justamente deben asegurar la viabilidad del modelo social. Aunque en esto el lenguaje de Londres se enfrenta abiertamente al de París y Berlín, Barroso se mostró ayer en nombre de la Comisión en sintonía con Blair. Para mantener nuestro modelo social necesitamos crecimiento y empleo; esto es un programa muy social. Es un error poner en un lado el mercado y en otro la protección social afirmó. Un primer paso contra la PAC Ese debate es el primer paso para que Blair pueda intentar desmontar el gran peso de la Política Agraria Común en el presupuesto europeo. No obstante, el primer ministro evitó cualquier referencia a la PAC y no aportó detalle alguno en relación con la propuesta que el Reino Unido hará sobre el reparto de las finanzas comunitarias. Sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo a finales de año, Blair reconoció que se trata de una meta difícil, pero aseguró que hará un gran esfuerzo por conseguirlo. El dirigente laborista se comprometió a ejercer una presidencia cooperativa e inclusiva aunque fue Barroso quien más insistió en la necesidad de Barroso y Blair, al terminar su encuentro ayer en Downing Street tener en cuenta a todos los países en el debate que la UE va a afrontar los próximos meses. fácil populismo que demostraron en el último Consejo Europeo. Respecto al resto de la agenda de la presidencia británica, Blair se refirió a seguir adelante con las obligaciones tomadas con los países que desean su adhesión, incluida Turquía, y fijó como una prioridad la revisión del exceso de regulaciones establecidas por la UE. También Barroso consideró absurda una excesiva legislación que no sólo no ayuda a la competitividad, sino que además provoca la des- Un acuerdo por consenso Necesitamos un acuerdo para evitar la parálisis, y dicho acuerdo debe ser tomado por consenso en una Unión en la que hay 25 países. Ninguno va a imponer sus puntos de vista a los demás, todos vamos a contribuir afirmó Barroso, quien llamó a los líderes europeos a evitar la retórica nacional y el PRECISIONES A BLAIR SOBRE POLÍTICA AGRARIA GERARDO GALEOTE. Presidente de la Comisión Regional del Parlamento Europeo Granjeros franceses ofrecían ayer leche a los británicos en el puerto de Calais AFP Ayer dio inicio la presidencia de turno británica de la UE, cuando estamos metidos de lleno en dos fracasos: la congelación del proceso de ratificación de la Constitución y la falta de acuerdo sobre Perspectivas Financieras. En lo primero, Blair parece dar por bueno lo que le dijo un viejo político conservador en el debate de la Cámara de los Comunes: Hace mucho tiempo que no ejerzo la medicina, pero todavía soy capaz de reconocer a un cadáver cuando lo veo En lo que se refiere al marco financiero para el periodo 2007- 2013, la presi- dencia británica parece querer abrir un debate global sobre el sistema de recursos propios de la Unión, que parece imposible de resolver en el corto periodo de los seis meses de su mandato. La posición británica de base la expuso brillantemente su primer ministro en el Parlamento Europeo la semana pasada, y supone en síntesis aceptar un debate sobre su cheque (que obtuvo la Dama de Hierro en 1984 para reducir su aportación al presupuesto comunitario) a cambio de romper el acuerdo que alcanzaron los jefes de Gobierno en octubre de 2002, por el que