Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SÁBADO 2 7 2005 ABC Doble vuelta para asegurar mayorías Alfonso Perales, que fue secretario de Política Municipal del PSOE en 1998 y actual responsable de Autonomías de la dirección federal socialista, propuso ese año una reforma en profundidad de la ley electoral que pasaba por la elección directa de alcalde y un sistema de doble vuelta, destinado a garantizar una mayoría cómoda y una estabilidad en los gobiernos municipales que no dependieran, en su caso, de pactos postelectorales o de mociones de censura. Con esta reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General en todos aquellos aspectos que tenían que ver con el ámbito municipal, se proponían otros mecanismos para evitar el transfuguismo. Ante estas propuestas, el Partido Popular siempre respondió con una fórmula de compromiso político simple, clara y sin necesidad de cambiar ninguna ley: dejar gobernar a la lista más votada. La experiencia de los últimos años ha sido más bien la contraria. replicó escuetamente Rajoy ante esta cuestión, y aprovechó para intentar justificar los meritorios resultados de los comicios electorales del pasado 19 de junio. Es muy difícil sacar cinco mayorías absolutas dijo, al tiempo que recordó que Manuel Fraga había obtenido más porcentaje de voto que el PP en las elecciones autonómicas gallegas de 1989, e incluso que Rodríguez Zapatero el 14- M. Como era previsible, en su comparecencia ante los periodistas, Rajoy rechazó que la derrota de Fraga en las elecciones abra de inmediato el debate sucesorio. No estamos en ese asunto zanjó el líder de la oposición, quien dejó claro que las decisiones sobre temas organizativos se adoptarán cuando le interese al partido esto es, de la sucesión no toca hablar ahora. Rajoy y Fraga charlan poco antes de responder a las preguntas de los periodistas en Santiago de Compostela MIGUEL MUÑIZ El PP propondrá una reforma electoral para que gobierne la lista más votada Rajoy evita ratificar si la sucesión de Fraga se dirimirá en un congreso de los populares supeditó el futuro papel de Fraga como líder de la oposición en el Parlamento gallego a lo que diga el partido J. L. LORENTE J. L. JIMÉNEZ SANTIAGO. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, viajó ayer a Santiago con la intención de poner orden en el PP gallego. Su objetivo es no dejar que la más que previsible pérdida del poder y el debate sobre la sucesión de Manuel Fraga lleven a los populares de Galicia a una crisis interna de incalculables proporciones. Ante la cúpula del PP gallego- -dónde están representados los dos sectores enfrentados- Rajoy proclamó la unidad de los populares en torno a Fraga y aplazó cualquier decisión sobre asuntos organizativos hasta cuando convenga a los intereses generales y del partido La consigna que salió de la reunión- -asumida, de momento, por todos los dirigentes gallegos- -es que el PP ganó las elecciones autonómicas por una mayoría abrumadora doce puntos de ventaja sobre el PSOE, el 45 por ciento de los votos y la victoria en seis de las siete principales ciudades. Con estas premisas, quiso dejar claro que si socialistas y nacionalistas formalizan su alianza, Galicia se convertirá- -junto con Cantabria- -en las únicas autonomías gobernadas por partidos que no han ganado las elecciones lo cual, a su juicio, sienta un grave precedente Ante esta coyuntura, el presidente del PP anunció que su partido propondrá en septiembre en el Congreso una reforma de ley electoral para que gob El presidente bierne la lista más votada. Rajoy explicó que la intención del PP es que se abra ahora un debate absolutamente democrático sobre el asunto, porque existen, según dijo, cosas mejorables en el sistema electoral que permiten formalizar coaliciones de Gobierno que desbancan a las listas más votadas. Fraga, por su parte, apostó de nuevo por el modelo anglosajón. Para dar más énfasis a sus palabras, comentó que hace unos días tardó dos horas en explicar a Cherie Blair- -la esposa del primer ministro británico- -las razones que le impiden gobernar Galicia pese a ganar los comicios. llamó al orden a la tropa gallega, cerró filas en torno a Manuel Fraga, pero dejó claro que su sucesión será tutelada desde Madrid, y dibujó un sombrío panorama para la celebración del congreso extraordinario, exigido desde el sector rural- -con el presidente orensano José Luis Baltar a la cabeza- -para designar al futuro líder del PP de Galicia tras la jubilación del actual presidente de la Xunta en funciones. 24 horas antes, Manuel Fraga había dado por hecho que dicho congreso extraordinario se celebraría. El PP hará lo que tenga que hacer Papel de Fraga Rajoy negó que en la reunión de los populares gallegos se abordasen las funciones futuras que desempeñará el presidente fundador en el partido. El señor Fraga y yo siempre estamos dispuestos para todo, porque llevamos muchos años en este partido sostuvo al ser preguntado acerca de la disposición del titular en funciones de la Xunta a liderar los próximos cuatro años la oposición en el Parlamento autonómico. En todo caso, supeditó el futuro papel de Fraga a lo que diga el partido No obstante, altos cargos del PP gallego señalaban ayer que el futuro inmediato de Fraga pasa por ejercer de jefe de la oposición en la Cámara gallega. Es nuestro candidato recordaron, pero añadiendo que su sustitución se planteará a medio plazo Fraga también se refirió ayer al necesario apoyo del PP que deberá tener la futura coalición de gobierno PSOEBNG para sacar adelante cuestiones fundamentales como la reforma del Estatuto. Nosotros somos gente de paz, y no haremos oposición por oposición explicó. Si hay una propuesta razonable, la apoyaremos aunque no apoyaremos que Galicia sea considerada nación La sucesión no toca La presencia de Mariano Rajoy ayer en el Comité Ejecutivo Regional del PP de Galicia, acompañado de su brazo derecho, Ángel Acebes, siguió el guión esperado. El presidente nacional del PP Touriño será, con la excepción cántabra, el único presidente autonómico que no fue el más votado Bono escribe a Fraga y destaca su ejemplar entrega a España El ministro de Defensa, José Bono, remitió el pasado 28 de junio una carta a Manuel Fraga en la que resalta la ejemplar entrega del todavía presidente de la Xunta al servicio de España. La satisfacción del ministro ante la posibilidad de que el PSOE llegue a gobernar en Galicia (gracias a un pacto con los nacionalistas del BNG) no le impide, dice, censurar a quienes, desde posiciones sectarias, minimicen o desprecien la relevancia de tu persona y de tu obra Tras expresarle la hondura de mi reconocimiento dice que las discrepancias que hayan podido haber y hay entre ambos no las tengo por relevantes La vida vale mucho más que la política, y tú que tanta vida has dedicado a la política mereces respeto y un sincero reconocimiento que, no sólo no te regateo, sino que siento satisfacción al proclamarlos afirma en otro momento de su carta, remitida cuando ya se conocía el resultado definitivo de los comicios gallegos.